Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

El dilema del “medio pasaje”

  • Selene Cueva Madrid
    Secretaria de Derechos Universitarios de la FEPUC

Típico: empresas que van de punta a punta de la ciudad con una tarifa máxima de hasta S/. 5, cuyo “medio pasaje” es la mitad de esta tarifa. Sales a las 10:45 p.m. de la Universidad y ya no aceptan el medio o cobran una tarifa que nunca existió; si reclamas, a mitad de camino, te bajan del carro. Desde hace mucho tiempo, el derecho al pasaje universitario, o medio pasaje, se ha quedado tan solo en el papel.

Como estudiantes, es muy probable que alguna vez hayamos reclamado, sin embargo, también es posible que nos hayamos cansado de la misma situación. Y así es como, día a día, dejamos vulnerar nuestro derecho. ¿Derecho? Sí, la Ley 26271 establece el derecho al medio pasaje de los universitarios y estudiantes de institutos superiores, menciona que “no podrá exceder de 50% del  precio del pasaje adulto” (artículo 3º) y que “procederá entre las 5 y las 24 horas, en días laborables” (artículo 4º). Tal vez, en 1960, cuando se creó esta ley, sí haya funcionado; pero hoy, muchas veces dependemos del humor del cobrador.

Pese a todo, la raíz del problema no está en el aparente abuso de los transportistas, sino en la precariedad del sistema de transporte público. Generalmente, chofer  cobrador no son dueños de la unidad que manejan –sino que pagan una cuota fija– y sus ganancias dependen de la cantidad de pasajeros que consigan. Es decir, mientras la empresa de transportes y el propietario del vehículo obtienen una renta fija diaria, los transportistas –que muchas veces no se encuentran en planilla ni tienen derechos laborales– hacen lo necesario para conseguir más pasajeros.

En cada jornada, los transportistas deben sacar suficiente dinero para pagar el uso del vehículo, los costos operativos, la gasolina y su excedente. Es por ello que trabajan entre 16 y 18 horas diarias para obtener lo necesario para sobrevivir. Y, como es de esperar, no se encuentran muy alegres al ver a un universitario subir. De esta manera, el problema no es la Ley. Esta busca beneficiar a quienes estudian –técnicos y universitarios– para construir un mejor país. Muchos debemos tomar hasta 3 o 4 buses de ida y vuelta diariamente. Y varios, aún no trabajamos. El problema en sí es el sistema.

El medio pasaje es un derecho estudiantil. Tal vez nos hayamos cansado porque pensamos que no hay dónde quejarse, que nadie nos prestará atención o que no hay solución. Sin embargo, esta existe. El reto es retomar el debate y hacernos escuchar. Por ello, como FEPUC, consideramos necesario que la Municipalidad Metropolitana de Lima regule este derecho estudiantil. Se señala que con la Reforma de Transporte esto cambiará, sin embargo, es necesario que las decisiones se tomen consultando a transportistas y demás involucrados. Cabe señalar que otras ciudades, como

Trujillo, nos llevan la delantera al respecto. Esperamos escuchar buenas noticias a corto plazo.

Pero para ello, ¡hagamos escuchar nuestra voz!

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.