Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Entrevista

“En Corea del Sur, no hay diferencias entre los estratos sociales”

Ha venido de Corea del Sur y es la primera vez que visita el Perú. La Dra. Soojeong Lee participó en el evento “Experiencias educativas Perú-Corea”, organizado por nuestra Facultad de Educación, con la exposición “Políticas educativas y After school en Corea”, proyectos que llevaron a este país asiático a ubicarse entre los cinco primeros del ranking mundial en educación, erradicar el analfabetismo por completo en tan solo 60 años y situar a sus ciudadanos entre los profesionales más competitivos del mundo.

  • Soojeong Lee
    Docente del Departamento de Didáctica en la Universidad de Dankook (Corea del Sur)
  • Texto:
    Paloma Verano
  • Fotografía:
    Felix Ingaruca

¿Cuáles han sido los factores que lograron situar a Corea del Sur como uno de los gigantes de la Educación?

El principal factor es que existe una fiebre de educación por parte de los padres. La mayoría de familias incentiva la educación de calidad en  sus hijos, y eso es algo que se trabaja desde casa. El segundo factor es que se tiene una  buena política de educación. Nuestra economía antes era bastante pobre, por ello, en un principio, se impulsó solo la expansión de la escuela  primaria a la mayor cantidad de estudiantes posibles. Posteriormente, cuando la situación económica mejoró, se  hizo lo mismo con la escuela secundaria. De esa manera, la igualdad en la educación fue alcanzada en poco tiempo.

¿Es una educación de libre acceso para todos?

En las décadas de 1970 y 1980, ya todas las clases sociales y económicas tenían educación pública sin ningún obstáculo. Se ha logrado que lo que se enseña en la escuela pública sea  lo mismo que en las instituciones privadas. Debido a los problemas para la economía familiar que ocasionaban los gastos que los padres hacían con el afán de darles la mejor educación a sus hijos, últimamente el gobierno empezó a promover unas políticas importantes para reducir esos gastos destinados, principalmente, a la educación privada.

¿Hay alguna prioridad para el gobierno en la temática de los cursos?

El gobierno ha invertido mucho dinero en su educación y ahora el país está haciendo esfuerzos para innovar en la misma. Muchos escolares dicen que necesitan mayor desarrollo en los temas que ven, pero nosotros estamos interesados en enfocar la educación diversa, ya que, hace mucho tiempo, los únicos temas eran matemática y lenguaje. Ahora apostamos por innovar y prestar  mayor  tención a cursos complementarios, como tecnología, pintura, arte, deportes, etc. Muchos estudiantes tienen diferentes intereses y habilidades, y eso es lo que deberían estimular las escuelas.

He leído que los alumnos estudian entre 12 y 14 horas al día. ¿Cómo se maneja el estrés en estos casos?

Ese es un tema que estamos tratando de resolver. Los académicos de la universidad pensamos bastante en eso, y el proyecto After school es una posible medida a adoptar para equilibrar al  alumno. Se está incentivando a los profesores para que abran talleres en los cuales se desarrollen actividades que los alumnos prefieran. Lejos de obtener una buena nota, es para que ellos desarrollen las cosas que más les gusten, y, así, puedan encontrar la profesión que podrían tener cuando sean mayores.

¿Hay alguna política establecida por el gobierno para lograr el equilibrio entre educación y desarrollo personal?

El gobierno ha trazado una política que promueve que los estudiantes que hayan mostrado buenos resultados durante las actividades de talleres, al igual que aquellos que obtuvieron buenas notas en los cursos académicos, puedan obtener beneficios en la admisión a las universidades. No es una ley forzosa, pero el gobierno la recomienda y brinda un reconocimiento económico a las universidades que apoyen este sistema.

Antes de que Corea del Sur sea un país líder en la educación, ¿tenía alguna similitud con la situación peruana?

Creo que la similitud más notoria entre ambos países sería el fervor por la educación. Las generaciones pasadas de Corea del Sur vivieron con muy pocos recursos económicos, eran muy pobres, sin embargo, se empezaron a implementar nuevas políticas y, a la par con la educación, se logró ascender económicamente. Es por eso que ahora los padres quieren una buena educación para sus hijos, aunque ellos no la hayan tenido. Yo creo que en Perú está sucediendo lo mismo que pasó en Corea hace algunos años.

Entonces, ¿se podrían aplicar las mismas políticas en Perú?

Las políticas en relación con la educación deben ser aplicadas según las diferentes etapas del desarrollo económico del país. A partir de la emancipación de la colonia japonesa, la primera  política que hemos trazado es que todo el pueblo acceda a la educación primaria y eso ha sumado puntos positivos para que ahora Corea del Sur esté en el lugar que está. No hay límites ni diferencias entre los estratos sociales, y todo el pueblo comparte la misma conciencia y conocimientos para ser buenos trabajadores. Esa fue la base sobre la que ahora Corea del Sur está creando una sociedad democrática.

El Perfil

Nombre: Soojeong Lee

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.