Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Entrevista

"Adaptarnos a nuevos entornos virtuales es una evolución natural de la identidad, incluida la visual, de nuestra Universidad"

  • Edward Venero
    Coordinador de la Especialidad de Arte, Moda y Diseño Textil PUCP

En las últimas décadas, los medios y formatos en los que consumimos información han cambiado. Pasamos del impreso a las pantallas de la computadora y del celular. En ese sentido, ¿la nueva identidad visual de la PUCP responde a la transformación digital que vivimos?

Definitivamente. Es difícil llamarla nueva identidad visual. Más bien se diría que adaptarnos a nuevos entornos virtuales es una evolución natural de la identidad, incluida la visual, de nuestra Universidad. Teníamos que adaptar nuestra identidad visual a un formato que tenga muy buena lectura, contraste y performance. 

Es vital entender que ya no somos una de las pocas universidades que existen y que han aumentado nuestras especialidades. Uno de los principales cambios es la paleta de color. Antes usábamos azul, guinda y dorado. Hoy, eso cambia, y era importante crear una paleta de color que funcione mejor en los entornos virtuales y que represente la diversidad de la Universidad.

Era importante crear una paleta de color que funcione mejor en los entornos virtuales y que represente la diversidad de la Universidad".

¿Qué aspectos abarcará esta evolución de la identidad visual?

Esta es una propuesta que trata de articular la mayor cantidad de elementos posibles que puedan ayudarnos a construir nuestra identidad. Hemos buscado construir un sistema que les permita a todos los centros, institutos, museos y laboratorios utilizar el principal activo y valor que tenemos, que es la PUCP, y que, a la vez, cuenten con la mejor exposición posible en entornos pequeños, por ejemplo, en un post de Facebook.

¿Cuáles son las características de la evolución de la identidad visual que tendrá nuestra Universidad y de qué modo ayudará a fortalecer su posicionamiento?

Pasamos de tener tres colores a 13. También contamos con dos tipografías que funcionan muy bien en entornos digitales. Incorporamos un sistema compuesto por elementos geométricos que nos permitirán construir formas, íconos, soportes y plantillas para una comunicación mucho más eficiente.

Nuestro logotipo mantiene todas sus características conceptuales, y, a la vez, se ha adaptado a formas que permiten una buena reproducción y gran contraste en entornos muy pequeños, como un smartwatch o celular. Otra modificación considerable es la estructura fotográfica, en la cual buscaremos representar mejor el trabajo interdisciplinar y en comunidad que realizamos. Todos esos cambios nos van a ayudar, desde lo estético, a poder tener un mejor posicionamiento sobre quiénes somos en la mente del consumidor.

Nuestra Universidad tiene más de 100 años de historia, ¿de qué manera se ha dialogado con su tradición en esta evolución de su identidad visual? 

Antes de hablar de la adaptación del logotipo o de los colores, trabajamos con el equipo interdisciplinario y las agencias aquello que hace referencia a nuestra identidad -no solo la gráfica, sino la que proyectamos en nuestras acciones y actividades- a través de diferentes workshops con estudiantes, profesores y autoridades. El proceso ha sido largo pero era necesario para poder lograr esta construcción visual.

Etiquetas:
educación superior

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.