Psicología y educación
Entrevista

“Nos hemos olvidado de cómo aprendemos”

En una época marcada por los cambios tecnológicos, la educación es un campo sumamente particular: sus resultados no se pueden medir fácilmente en el corto plazo. ¿Cómo discernir entre los distintos modelos que se vienen implementando? En este contexto, los observatorios de educación superior tienen un rol esencial: identificar y filtrar las tendencias que aplican diferentes universidades del mundo. Esteban Venegas, director del Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, ahonda en la importancia de estos espacios.

Autor: Fiorella Palmieri|Fotos: Tatiana Gamarra
Esteban Venegas

Esteban Venegas

Director del Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, México

¿Cómo abordan las tendencias educativas a nivel global desde el observatorio?

Si es una de las tendencias que nos interesa, vamos a desarrollar qué es, qué entendemos, qué estamos haciendo como universidad y qué están haciendo otras universidades con respecto a ella. Sacamos el reporte Edu Trends, donde una tendencia que identificamos, como la educación por competencias, la ampliamos a un documento de 35 páginas. Hay mucha información que se puede resumir de manera muy práctica a través de gráficos e infografías. Al comienzo este era de distribución interna, luego lo ofrecimos a todo el público como un recurso educativo abierto que no tiene costo.

¿Qué beneficios tiene el Tecnológico de Monterrey a través del observatorio?

Gracias a la información que colectamos, hemos tenido influencia para la creación de nuevos cursos online abiertos o en la implementación de tecnologías sobre aprendizaje adaptativo para guiar al alumno a lo largo de su carrera. Además, los departamentos académicos deciden qué implementar según la constante información que brindamos. Nosotros monitoreamos más de 600 fuentes. Curamos contenidos, y les ahorramos una infinidad de tiempo a los directivos y profesores.

¿Cómo es el trabajo de producción de información en la mayoría de universidades de la región?

Hay buenos intentos pero creo que, en general, las universidades se dedican más a promocionarse ellas mismas. Si hay difusión del conocimiento, se van por un journal académico que, por ser de paga, nadie puede acceder. Y aun quienes tienen acceso a esa base de datos, muchas veces, no tienen la preparación para entender información de estadística descriptiva. Nosotros vimos una oportunidad de que exista más información de calidad, sencilla de digerir y aplicable en el salón de clases.

¿Cuáles son las tendencias educativas más recientes?

Estamos abriendo el abanico de lo que se hace en el mundo. Por ejemplo, la inteligencia artificial tiene un impacto muy fuerte en la educación y vamos a tener que preparar a las personas de otra manera para que puedan trabajar desde ese enfoque. El cambio tecnológico puede ser tan importante que tenemos que formar a nuestros estudiantes en competencias que les permitan colaborar con ese tipo de tecnologías, como el pensamiento crítico, la creatividad, una excelente comunicación verbal y escrita, la habilidad para trabajar en equipo, entre otras. Esas son las competencias del siglo XXI.

¿Hay una deficiencia en esos temas más humanos en la educación superior?

Nos hemos enfocado mucho en poner información en la cabeza, y nos hemos olvidado de cómo colaboramos con los demás y cómo aprendemos. Claro que debes tener competencias tecnológicas, pero tienen que ser igual de importantes como aquellas que te hacen humano. Muchas de las competencias tecnológicas las van a tener las máquinas, eventualmente. Pero la educación es una profesión tan humana que será uno de los últimos espacios donde las máquinas puedan incursionar.

¿Cuáles son las características que debe tener un observatorio de educación superior?

Primero, un filtro de fake news. Además, el trabajo del observatorio no implica un proceso industrial ni de manufactura, sino de formación de personas; las decisiones que tomemos no se verán reflejadas hasta después. Debemos ser críticos y tener conciencia de que estamos haciendo algo interesante. Y también es nuestra labor espabilar a los profesores.

El Perfil

Nombre: Esteban Venegas

Grado académico: Magíster en Educación con acentuación en Desarrollo Cognitivo por el Tecnológico de Monterrey

Trayectoria: Es director del Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey desde 2016. También es egresado de la Licenciatura en Comercio Internacional del Tecnológico de Monterrey.

¿Para que nos visitó?

Evento: Primer Encuentro de Observatorios de Educación Superior

Organizadores: Dirección de Asuntos Académicos