Video

Proyecto MASI: primeros ventiladores ensamblados en la PUCP pasan pruebas finales

Desde hace casi 30 días, nuestro Coliseo Polideportivo se ha transformado en una fábrica. Una línea de ensamblaje ocupa las canchas deportivas y el equipo multidisciplinario del Proyecto MASI trabaja diariamente en la producción de 300 ventiladores mecánicos de emergencia que buscan atender la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19. La semana pasada, los primeros ventiladores mecánicos MASI ensamblados en nuestro campus pasaron las pruebas finales en el Laboratorio de Certificación PUCP, por lo que están listos para ser donados al Ministerio de Salud con el fin de atender a los pacientes afectados por esta pandemia en distintas partes del país.

 

El ventilador mecánico MASI ha sido desarrollado por la PUCP, Brein, Diacsa, Zolid Design y Energy Automation Technologies. Este trabajo surgió como una respuesta inmediata a la crisis sanitaria, y es posible gracias al importante apoyo económico de ISA REP, Fundación Telefónica, la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, Rotary International, EngieEnergía y un grupo de exalumnos PUCP. En conjunto, hasta el momento, se ha logrado recaudar más de US$ 850 mil destinados al Proyecto MASI.

También ha sido crucial la colaboración de AGP Group, AUNA, el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Fondecyt, Hagroy Electronic, McKinsey & Company, el Minsa, NOX, la Presidencia del Consejo de Ministros, Rodrigo, Elías & Medrano Abogados y Sigfox.

Asimismo, un proyecto interdisciplinario como este ha requerido el soporte de distintas unidades de nuestra Universidad: el Vicerrectorado de Investigación, el Departamento de Ingeniería, el Instituto de Ciencias Ómicas y Biotecnología Aplicada, el Grupo de Investigación en Derecho Administrativo (GIDA-PUCP), el Instituto para la Calidad, entre otras.