Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Comunidad PUCP

“Desde el momento que uno ingresa a la universidad hasta el fin de sus días, sigue siendo un alumno de la PUCP”

Empezamos el semestre 2022-1 con un contexto muy especial: vivimos un retorno seguro y progresivo a las aulas, y el 24 de marzo celebraremos 105 años de vida. Sobre estos y otros temas conversamos con el rector PUCP Dr. Carlos Garatea Grau en el museo Josefina Ramos de Cox, ubicado en la Plaza Francia, el espacio en el Centro de Lima que fue nuestra primera casa institucional. Lee aquí un extracto o mira la entrevista completa en video.

Asumió el Rectorado en julio del 2019 y en marzo del 2020 tuvimos que adaptarnos a esta pandemia. ¿Cómo fue dirigir una institución con una comunidad tan grande como la que tenemos, obligados a usar la mediación de la tecnología?

El primer año fue terrible; fueron noches completas de trabajo, como equipo rectoral, con muchos de directores y jefes de oficina, con decanos, jefes de departamento y otras personas que nos ayudaron a tomar decisiones. En 15 días tuvimos que mover todo el aparato académico de la presencialidad sin saber bien qué iba a ocurrir ni cuánto iba a durar. Lo valioso ahí fue el apoyo y el compromiso de los profesores, de los padres de familia y de los estudiantes, que confiaron que lo íbamos a hacer bien. Si bien pasamos por momentos de problemas, los resultados fueron positivos.

Recientemente mencionó que “el retorno a clases no debe ser un regreso” en el sentido de que no debemos continuar haciendo lo de antes. 

Considero que, efectivamente, no podemos regresar como si nada hubiera pasado. Hemos vivido un momento sumamente complicado, en el que -nuevamente- se han hecho visibles las brechas y necesidades que afectan a nuestro país. Ha sido un tiempo en que la cercanía y la familiaridad con la tecnología se han vuelto mayores que nunca, un tiempo en que los estudiantes y los profesores han experimentado nuevas maneras de aprender y de enseñar  a través de la virtualidad. Entonces, no podemos caer en el facilismo de regresar a las aulas para actuar como se hacía antes de que nos fuéramos. Es un retorno al campus pero no un regreso hacia el pasado, hay que mirar hacia adelante.

“Mi consejo para el estudiante nuevo es que viva plenamente su etapa estudiantil. Que no se sienta coartado, que actúe con libertad, que busque siempre el camino que le permita desarrollarse como persona”.

Este retorno semipresencial coincide con una gran celebración: los 105 años de nuestra Universidad. Justamente celebramos a los miembros de nuestra comunidad diciendo que donde hay una persona de la PUCP, hay una sede de nuestra Universidad. ¿Qué significa esta frase?

Para mí, esta frase sintetiza la idea de que cuando uno se va de la PUCP sigue siendo miembro de la PUCP. En términos reales, uno nunca toma distancia de la Universidad. Desde el momento que uno ingresa hasta el fin de sus días, uno sigue siendo alumno de la PUCP. Se generan vínculos amicales, de relaciones, de manera de entender la vida, de trazar sus relaciones con los demás, de apreciar el arte, de apreciar el mundo que es propio del ser estudiante de nuestra Universidad. Entonces, decir que en cada estudiante, en cada miembro, hay una sede, es decir que la PUCP está dentro de cada uno de nosotros.

Un gran maestro suyo fue Luis Jaime Cisneros. ¿Qué es lo que más recuerda de él como profesor, como maestro?

Yo lo he dicho varias veces, yo tuve una relación muy cercana con Luis Jaime, fue mi maestro ciertamente, y lo que más recuerdo, y se lo decía el otro día a unos chicos, es que invocaba la capacidad de que un estudiante decida su futuro con libertad, que piense por cuenta propia, que lea, que tenga sentido del humor y que, sobre todo, quiera ser una buena persona. Creo que esas son enseñanzas y no son las que se dan en una clase, sino que son enseñanzas que Luis Jaime daba en la conversación, en los cafés a veces de alrededor del centro de Lima, en su casa, en su biblioteca o a través de una lectura. Ser maestro en realidad es algo que nosotros tenemos que recuperar en la Universidad, porque la relación entre maestro y docencia se aprende, se realiza entre personas, no a través de máquinas.

¿Tiene algún consejo para los estudiantes nuevos o para nuestra comunidad en general?

Mi consejo para el estudiante nuevo es que viva plenamente su etapa estudiantil. Que no se sienta coartado, que actúe con libertad, que busque siempre el camino que le permita desarrollarse como persona; que no tema equivocarse y que no dude en que las vocaciones son resultados de un proceso que no viene con una receta. Que sean libres. Y como mensaje a la comunidad universitaria, quiero decirles que, como rector y profesor de la PUCP, estoy muy contento de regresar a nuestro campus. Tengo muchas expectativas. Quisiera que podamos regresar todos cuanto antes, pero hay que hacerlo progresivamente por razones que son conocidas. Agradezco a todos los miembros de nuestra Universidad por ser parte de esta comunidad; confíen en su institución y en que estamos todos empujando a la PUCP hacia adelante. Estos son nuestros primeros 105 años y, en este momento, ya estamos trabajando para los próximos 105.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.