Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

"Tenemos que generar confianza de la ciudadanía sobre el voto electrónico"

La semana pasada se publicó la ley que autoriza a la ONPE a iniciar la implementación de voto electrónico. No obstante, aún existen muchas dudas al respecto.

  • Arturo Revoredo

Se suele asociar el voto electrónico al voto por Internet…

Son dos cosas distintas. La ONPE ha sido autorizada para implementar la votación tanto presencial como no presencial. Lo que estamos proponiendo ahora es el voto electrónico presencial. En cuanto a la modalidad no presencial, hemos desarrollado algo, pero será implementado mucho más adelante.

¿Por qué se debería implementar el voto electrónico?

El voto electrónico propone una mayor prontitud en los resultados. El trabajo de los miembros de mesa va a ser menor y los electores podrán votar de una manera más sencilla cuando se familiaricen con el sistema.

¿En qué medida se podría agilizar el conteo?

Si la votación acaba a las 4 p.m. los resultados estarían a más tardar a las 7 u 8 p.m. En Brasil, donde han sufragado 135 millones de electores, los resultados estuvieron después de cuatro horas. El avance en la entrega de resultados también es importante sobre todo con candidatos que están muy cercanos entre sí.

¿Cómo cambiaría la labor de los miembros de mesa?

Serán tres miembros de mesa con labores más puntuales. No van a tener que firmar todas las cédulas de sufragio, ni actas de instalación, de sufragio y escrutinio. Se va a evitar la confusión al momento de ingresar las actas en los sobres. Básicamente, van a emitir actas electorales que serán entregadas a aquellas organizaciones o instituciones que indique el reglamento.

Se han dado 60 días para la reglamentación. ¿Cómo va este proceso?

Hemos venido trabajando en una propuesta de reglamento acorde a los prototipos de los módulos de votación.

¿Qué inversión se requeriría para implementar el voto electrónico?

El monto total aún no se conoce, pero debemos considerar que el costo será único y luego habrá un ahorro considerable en papelería que no se utiliza. Por ejemplo, a veces hay actas que los personeros no recogen y son desechadas. Con el voto electrónico eso quedará en el pasado.

La preocupación general es la seguridad y la posibilidad de fraude.

Existen temores en los que la ONPE ha pensado al momento de diseñar el software y el hardware. Se han establecido todas las medidas de seguridad para que no se vea vulnerada la voluntad popular.

¿Nadie podría entrar al sistema por Internet o hackearlo?

No, porque las máquinas no están conectadas a Internet. Se recoge la información a través de memorias USB y, esta información, cuando es trasladada al local principal, «viaja» encriptada.

Pero existe la posibilidad de que en un gobierno autocrático se podría alterar los votos…

Nosotros esperamos mantener la autonomía que siempre hemos tenido, ser imparciales ante cualquier organización o grupo político. Trabajamos para que los resultados reflejen la voluntad popular y los procesos se desarrollen con transparencia y eficiencia.

¿Qué nos diferencia de casos como Venezuela, donde muchos ciudadanos temían represalias si votaban contra Chávez?

La gran diferencia es que no está asociada la comprobación de la identidad con la cabina de votación. No hay conexión entre estas.

¿Tampoco se puede, por ejemplo, entrar al sistema y saber quién votó por determinado candidato según el orden de los votos registrados y el de llegada de los electores?

Imposible, porque trabajamos con algoritmos que impide que eso pueda suceder.

¿Se puede «colgar» el módulo de votación de la misma manera que se cuelgan las computadoras?

Podría ser y, de ocurrir, existen módulos de respaldo. Pero la información nunca se pierde.

¿Cómo ha sido la elaboración del software?

El software ha sido elaborado por técnicos peruanos, trabajadores de la ONPE. También a través de la Universidad Católica y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos se han desarrollado los prototipos de los módulos. Hemos sido certificados por la PUCP en la calidad del software. Somos la primera institución del Estado que recibe este tipo de distintivo y esperamos seguir superando las metas que nos hemos planteado.

¿Hay sistemas de control?

El software se ha puesto a disposición de organismos internacionales. A fines de este mes la OEA va a auditar el sistema de votación electrónico y confiamos en que todo esto va a salir de manera positiva.

¿Cómo puede llegar el voto electrónico a los lugares donde no hay electricidad?

Los módulos de votación electrónica tienen baterías de larga duración, 14 horas. Se cuenta también con módulos en caso de que las máquinas tengan que trabajar más tiempo.

¿Qué pasará con los lugares alejados con personas que no hablan español, donde no hay cajeros automáticos como para estar familiarizados con una tecnología similar, con los adultos mayores y discapacitados?

La implementación del voto electrónico va a ser gradual y progresiva. Poco a poco vamos a ir instaurando el voto electrónico en determinadas circunscripciones. Cuando tengamos a estos lugares alejados donde no hay fluido eléctrico, con analfabetismo, el trabajo de educación y capacitación se va a intensificar. Es un trabajo arduo, pero se realizará en los siguientes años.

Siendo autocríticos, ¿cuáles serían los puntos débiles?

Hemos mencionado que en las elecciones del 10 de abril del 2011 vamos a comenzar la votación electrónica de carácter oficial en algún distrito electoral, pero tenemos que elaborar un plan de trabajo que permita generar confianza de la ciudadanía y en todos los actores electorales. Creemos que es una oportunidad importante para el país que técnicos peruanos hayan elaborado un software y un hardware para votación electrónica, que no se ha hecho en otros países, donde han alquilado o contratado empresas externas. Perú lo ha hecho por primera vez de manera integral y esperamos que este sistema pueda ser por algunos otros países en adelante.

En las elecciones municipales se notaba la falta de capacitación incluso del personal de ONPE. ¿Se va a capacitar más allá de una coyuntura electoral?

El personal que se contrate va a ser especializado. En próximas elecciones donde haya votación manual vamos a reforzar la capacitación con el personal que contratemos.

Se requiere un cambio de mentalidad. Incluso el logo de ONPE está asociado al voto manual.

Así es. Tendremos que ingeniarnos o llamar a un concurso para un logo institucional.

Descarga el artículo Votación electrónica y complejidad política, por José Manuel Magallanes BCs, MA, profesor de la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas.

Entrevista: Diego Avendaño

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.