Coronavirus, Responsabilidad Social, Universidad
Noticia

La PUCP y el Midis implementan una red de soporte para poblaciones vulnerables

Amachay, la fuerza del cuidado es el nombre de esta iniciativa desarrollada entre el Midis, la DARS y DAPE, junto con otras unidades PUCP. Esta colaboración beneficiará a 400,000 adultos mayores y personas con discapacidad severa frente a la amenaza de la COVID-19.

Autor: Gabriela Pérez
La PUCP y el Midis implementan una red de soporte para poblaciones vulnerables

Hace unas semanas, en el marco de la emergencia sanitaria que vive nuestro país, la titular del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), Ariela Luna, solicitó a nuestro rector el apoyo de la PUCP para asesorar y acompañar el proceso de sistematización, diseño e implementación de la Red de Soporte al Adulto Mayor en Alto Riesgo y la Persona con Discapacidad Severa para la prevención y control de la COVID-19, bajo el nombre de Amachay, la fuerza del cuidado.

El Rectorado encargó a la Dirección Académica de Responsabilidad Social (DARS) que, en coordinación con la Dirección Académica de Planeamiento y Evaluación (DAPE), liderara este esfuerzo con la participación de los departamentos académicos de la PUCP. “La apuesta es brindar al Midis un soporte académico interdisciplinario que se nutra del conocimiento, experiencia y compromiso desinteresado de nuestros docentes, así como de la participación del personal administrativo y estudiantes de nuestra comunidad universitaria”, explicó la Dra. Silvana Vargas, directora de la DARS.

Aspiramos a contribuir a la instalación de una red de protección social en el territorio, orientada a los grupos más vulnerables y esperamos que pueda sostenerse más allá de la crisis sanitaria».

Dra. Silvana Vargas

Directora de la DARS

Sobre la iniciativa

En la coyuntura actual, la red que el Midis está diseñando, junto con el Ministerio de Salud (Minsa) y el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), pretende dar una respuesta y contener los efectos de la pandemia con énfasis en dos segmentos poblacionales que padecen enormes privaciones: adultos mayores y personas con discapacidad severa. “Las redes de protección social son plataformas que facilitan la articulación de intervenciones orientadas a cerrar las brechas de desigualdad que experimentan los grupos más vulnerables”, señaló la Dra. Vargas.

400,000

personas entre adultos mayores y personas con discapacidad severa recibirán atención.

La red supone un trabajo coordinado entre el Gobierno nacional, gobiernos regionales, gobiernos locales y sociedad civil; priorizando 152 distritos e identificando a poco más de 400,000 personas dentro del espectro de poblaciones vulnerables. Esta red abarca cuatro tipos de servicios: consejería, con énfasis en prevención del contagio y promoción de prácticas saludables; generación de alertas, para la identificación oportuna de personas con síntomas de COVID-19; inmunización; y seguimiento a los casos.

Apoyo PUCP

Tras una fructífera coordinación con el equipo del Midis, se estableció que la PUCP brindará apoyo en el diseño e implementación de la Red de Soporte a través de cuatro áreas:

  • Sistematización del trabajo realizado a la fecha a cargo del programa Voluntarios del bicentenario, de la PCM, con el cual se coordinó un contacto inicial con adultos mayores y personas con discapacidad.
  • Elaboración de contenidos y materiales con énfasis en enfoques y metodologías desde las perspectivas gerontológica y de discapacidad.
  • Apoyo en temas de salud mental como componente de la atención a las poblaciones vulnerables y de los voluntarios involucrados.
  • Gestión territorial a fin de identificar criterios y mecanismos que permitan instalar la red en el territorio a partir de la colaboración con diversos actores claves.

El rol que desempeña nuestra Universidad se basa en brindar orientación y asesoría, revisar y dar retroalimentación a documentos técnicos, recomendar ideas e información a partir de la experiencia de los docentes, y participar en reuniones periódicas con los equipos del Midis.

Como se mencionó anteriormente, la DARS en coordinación con la DAPE se encargarán de liderar el proyecto en nuestra casa de estudios. Sin embargo, adicionalmente en coordinación con los departamentos académicos, se ha involucrado a once docentes representantes de siete departamentos. Dentro del equipo se encuentran: Robin Cavagnoud (Ciencias Sociales), Alejandro Diez (Ciencias Sociales), Renata Bregaglio (Derecho), Jhonatan Clausen (Economía), Juan Carlos Dextre (Ingeniería), Franklin Ríos (Ingeniería), Guiselle Romero (Gestión), Juan Carlos Rivero (Gestión), Adriana Fernández (Psicología), Miriam Lúcar (Psicología) y Raquel Cuentas (Trabajo Social).

“Los docentes se han integrado a los cuatro grupos de trabajo que hemos creado en torno a las cuatro áreas temáticas. Cada grupo cuenta con su contraparte especialista del Midis”, mencionó Vargas. Adicionalmente, añadió que el rol que desempeña nuestra Universidad se basa en brindar orientación y asesoría, revisar y dar retroalimentación a documentos técnicos, recomendar ideas e información a partir de la experiencia de los docentes, y participar en reuniones periódicas con los equipos del Midis.

Panorama optimista

Como parte de los resultados esperados, a corto plazo, de esta colaboración, existen tres que son anticipados por la DARS en función al enfoque RSU desde la PUCP:

  • Institucionalización de una ruta de colaboración que aproxime, cada vez más, al Estado y la academia en temas de política social.
  • Incorporación de los contenidos que surjan de esta experiencia en la dimensión formativa académica, específicamente, en las mallas de cursos de las especialidades participantes.
  • Elaboración de una agenda de investigación con impacto social a partir de los nuevos temas que emerjan de esta iniciativa.

Asimismo, hacia el mes de junio, nuestra Universidad entregará al Midis un conjunto de recomendaciones que serán el resultado de todo el trabajo realizado por el equipo, para así contribuir a consolidar la vinculación de la PUCP con el entorno. De ese modo,  se habilita la posibilidad de responder, oportuna y pertinentemente, a diversas situaciones, y se generan oportunidades que prioricen a los distintos grupos poblacionales a partir del reconocimiento de la variedad de espacios territoriales de nuestro país.

“La apuesta por el desarrollo humano sostenible es inherente a la PUCP. Desde este enfoque, aspiramos a contribuir a la instalación de una red de protección social en el territorio orientada a los grupos más vulnerables y esperamos que pueda sostenerse más allá de la crisis sanitaria”, comentó Silvana Vargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.

1 comentarios

Olenka Carrillo

El establecimiento de alianzas estratégicas entre el Estado y los Centros de Formación Superior es vital en la coyuntura actual, es un momento importante para que docentes y estudiantes se involucren con la realidad y sienten las bases para futuras políticas sociales en beneficio de las poblaciones vulnerables.

Responder