Educación a distancia
Entrevista

«En este proyecto con universidades públicas, buscamos generar competencias en los profesores para que puedan dar sus clases de manera virtual»

Conversamos con Jorge Rodríguez Tort a cargo de los moocs y bootcamps en el Tecnológico de Monterrey, universidad que junto con la PUCP y otras instituciones participará en el proyecto impulsado por el gobierno peruano en alianza con el BID para asesorar a universidades públicas en el tránsito hacia la virtualidad.

Autor: Mayte González
Jorge Rodríguez Tort

Jorge Rodríguez Tort

Docente del Tecnológico de Monterrey

¿Cómo ve el futuro de la educación en línea en las universidades luego de la pandemia?

Considero que el crecimiento de alternativas de educación en línea como los moocs ha sido exponencial durante esta época de la pandemia y te puedo dar un ejemplo ya que en el Tec de Monterrey antes de esta emergencia teníamos 3,000 usuarios estándar en esta modalidad y el día de hoy en pocos meses hemos crecido hasta 26,000, entonces la cantidad que crece en la curva para la adopción del modelo en línea es muchísima y es muy flexible y el impulso que le ha dado la pandemia es una evolución. Además cambian otros paradigmas por ejemplo la visión que teníamos de los centennials pues no siempre son totalmente digitales como creíamos y necesitan estar en contacto con su profesor y estar en un salón de clases con sus compañeros, es decir tener contacto humano, entonces lo que posiblemente se va a ofrecer a futuro en la educación superior son formatos híbridos, de esta forma haces una mezcla sana entre ambos modelos presencial y virtual.

¿Cree que lo que van a recibir las universidades públicas en el Perú va a influir en cambios sostenibles en la enseñanza universitaria?

En este proyecto con universidades públicas, buscamos generar competencias en los profesores para que puedan dar sus clases de manera virtual y en brindarles estrategias para que puedan darlas de mejor manera. Para ello, en una primera parte, se ha diseñado un programa asincrónico estilo moocs tanto para profesores como estudiantes, y en la otra parte se ayudará a las universidades a ver su capacidad instalada de plataformas y toda la parte digital y también ver cómo le pueden dar continuidad y con ello lograr una asesoría completa en el producto y que la intervención sea sostenible. Lo complicado del proyecto es que tiene que estar listo en 150 días.

¿Cuál es la experiencia del Tec de Monterrey en la capacitación para la educación virtual?

Nos convocaron para dar apoyo a las universidades públicas peruanas dada la experiencia de nuestra universidad y de las otras instituciones que participan para brindar capacitación y asistencia para la educación virtual y porque en el contexto de esta pandemia, en el caso del Tec de Monterrey, hemos logrado entrenar en tiempo breve a 10,000 profesores para el ingreso a la virtualidad y tuvimos una adaptación muy rápida tanto de profesores como de alumnos y esto nos va a servir para replicar estos cursos a distintos lugares de Latinoamérica como es el caso del Perú.

En el Perú la Ley no promovía el desarrollo de la educación en línea y esto ha tenido que cambiar casi de manera abrupta por la pandemia, adicionalmente el acceso a internet es bastante limitado y los profesores tienen muy poca capacitación en esta modalidad ¿cómo empezar este proyecto en un escenario tan complejo?

La ventaja que tenemos es que ya vivimos esta experiencia. En el Tec de Monterrey ya hemos creado estos cursos de manera eficiente, tenemos los profesores, el material, la experiencia y vamos a crear un programa lo suficientemente fuerte y asincrónico para que se pueda capacitar a los profesores de universidades públicas peruanas este año y la otra ventaja es que ya tuvimos comités rápidos con los profesores para crear estos modelos de acercamiento digital a las plataformas y estos expertos nos van a ayudar con las universidades y como es asincrónico es más fácil. Lo que sí es sincrónico son las mesas virtuales para ver las partes digitales que las tenemos programadas por día y universidad.

¿Van a trabajar con todos los profesores en cada universidad? ¿Han considerado certificar de alguna manera las habilidades que se van ofrecer en los cursos y que cree que va a pasar con los profesores que no logren transitar al modelo en línea?

El objetivo es capacitar a la mayor cantidad de profesores para que puedan tener las capacidades para lograr transformar su curso presencial a virtual y al final de esta capacitación recibirán el certificado de credencial alternativa que evidencia que están listos para hacer sus cursos en línea. Asimismo, estos profesores pueden dar asesoramiento a sus colegas en cómo dar la clase en línea, cómo generar el material adecuado para los alumnos, los estímulos que pueden utilizar, por ejemplo, a través del uso de software que es gratuito donde se pueden dar exámenes a larga distancia, responder a preguntas de los alumnos, entre otros recursos. Por ahora para esta primera parte del proyecto nos enfocamos en generar las competencias para transitar de lo presencial a lo virtual y así como pasó en el modelo por competencias o los nuevos modelos en educación, los profesores que no acepten capacitarse se van a ir quedando atrás para abrir la puerta a otros que tengan las ganas de seguir aprendiendo en este formato digital y en una manera diferente de dar las clases.