Psicología y educación, Universidad
Entrevista

“Cualquier miembro de la comunidad que esté mejor educado es una ganancia para todos”

En el plano educativo, los guiones son una herramienta que estructura cada clase al más mínimo detalle, con el propósito de estandarizar la calidad educativa y obtener mejores indicadores. Pero, ¿son la solución a los problemas educativos? La Maestría en Cognición, Aprendizaje y Desarrollo de la PUCP organizó una mesa redonda al respecto y conversamos con uno de sus invitados internacionales.

Autor: Luis Yáñez|Fotos: Roberto Rojas
Francisco Leal

Francisco Leal

Psicólogo. Docente de la Universidad de Tarapacá (Chile)

¿Qué son los guiones o programas estructurados?

Son una modalidad de apoyo al profesor, en la cual se le entregan guiones con instrucciones muy detalladas para hacer sus clases, como si se tratase de un recetario de cocina. La idea es que con este apoyo, el docente va a realizar una interacción didáctica mucho más predecible que se ajusta a criterios estandarizados con los cuales ha sido preparada la clase.

¿En qué se diferencian estos guiones de las clases que normalmente prepara un profesor? ¿Acaso no sigue también una programación?

Cuando preparas una clase, detallas tus objetivos, tus actividades, el contenido y los tiempos que vas a usar, pero la implementas con la suficiente flexibilidad como para responder a las situaciones que se presenten en el aula. El uso de guiones parte del supuesto que los profesores no tienen la capacitación ni la formación suficiente para hacer clases de buena calidad. Bajo esta lógica de pensamiento, se desprofesionaliza al docente porque lo transformas en un técnico que toma una estructura y la aplica tal como está predefinida.

¿Cómo nació esta modalidad?

Comenzó a entrar con mucha fuerza en Latinoamérica después de que el Banco Mundial estableció que, para recibir apoyo económico, los países solicitantes deben implementar sistemas de medición de la calidad educativa que recojan indicadores por medio de evaluaciones estandarizadas.

Si solo se empleasen estos guiones, se limitaría mucho la creatividad del docente porque cada alumno y cada aula son mundos diferentes…

Absolutamente. Un buen profesor que recibe un guion va a hacer bien su trabajo pero un profesor que no ha desarrollado sus capacidades, lo va a aplicar inflexiblemente y no va a poder responder a las necesidades inmediatas de un alumno. En la medida que se dé un contexto favorable, los guiones estructurados pueden ser una herramienta potente que facilita el trabajo del docente.

¿Cómo debería ser ese contexto?

Debería reunir ciertas características: darle autonomía al profesor para usar ese guion o modificarlo; permitirle tomar decisiones sobre su trabajo; enseñar en condiciones adecuadas, con la cantidad de horas y alumnos apropiadas; formar parte de una comunidad de interacción con sus pares, etc. Pero pensar que los guiones van a solucionar el conjunto de problemas que se reflejan en una mala calidad de la educación es una ilusión.

¿A qué problemas se refiere?

Por ejemplo, el problema de una insuficiente formación pedagógica no lo vas a resolver capacitando a los profesores en el uso de guiones. Le entregas una herramienta específica pero no estás mejorando sus competencias, su capacidad reflexiva, su mirada crítica sobre su trabajo, que forman parte de su preparación como docentes.

Se dice que estos guiones ayudarían a estandarizar la calidad educativa…

Tener como objetivo estandarizar los resultados educativos por medio de los guiones es una idea discutible. Yo no estoy tan de acuerdo con eso: una cosa es establecer pisos y otra cosa estandarizar.

¿Entonces por qué hay organismos como el Banco Mundial o ministerios de educación de varios países latinoamericanos y europeos que apoyan esta metodología?

No puedo responder por estas instituciones pero como investigador me parece que no es más que el resultado de mirar la educación con la lógica economicista impuesta por el neoliberalismo, que ha imperado desde hace un par de décadas en el mundo. Me parece que esto es un error que nos va a tardar bastante tiempo en descubrirlo.

Que mira a la educación como un negocio…

Que la mira como un producto individual, en vez de un bien colectivo. Es decir, tu educación es una inversión de tu familia, que va a mejorar tu situación laboral, y se pierde de vista que la educación es un bien social y que cualquier miembro de la comunidad que esté mejor educado es una ganancia para todos.

¿Cómo se aplican estos guiones en Chile?

Se aplican a través de asesorías técnico-pedagógicas que son contratadas por los propios establecimientos educativos, financiadas con fondos públicos concursables y que se orientan fundamentalmente a mejorar los indicadores de la educación básica primaria y secundaria. Las agencias que ofrecen este servicio preparan los guiones y capacitan a los profesores. Pero el uso de esta herramienta es una decisión de la escuela, no es una planificación general.

¿Ve alguna relación entre la aplicación de esta herramienta y los reclamos por una mejor educación en Chile?

Efectivamente, esta estrategia aparece como una respuesta ante estos reclamos. Creo que puede ser una solución parcial pero no es “la” solución. Existe el riesgo de que, como produce mejoras inmediatas en los indicadores, se asuma como una estrategia única. Esto lo convertiría en un arma de doble filo porque podría terminar eternizando a profesores que aplican sesiones estructuradas y que no son lo que queremos que realmente sean: profesores reflexivos y críticos, capaces de mejorar a partir de lo que hacen.

El Perfil

Nombre: Francisco Leal

¿Para que nos visitó?

Evento:

Organizadores: