08 de mayo del 2017

“Nos ha gustado mucho que LASA se realice en una universidad como la PUCP”

Joanne Rappaport

Presidenta del XXXV Congreso Internacional de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA)

Ha dedicado su carrera al estudio interdisciplinario sobre Latinoamérica desde su área de especialización: la antropología sociocultural. Durante el año 2016, la Dra. Joanne Rappaport se dedicó a presidir y organizar el evento anual más importante de LASA, que contadas veces –en los 51 años de historia de la asociación- se lleva a cabo fuera de Estados Unidos.

¿Cómo surge su interés por los estudios sobre Latinoamérica?

Cuando era niña, mis padres me llevaron de vacaciones a Yucatán. Y allí decidí ser arqueóloga. Mis padres me dijeron que los arqueólogos tenían que ser ricos para financiar con su dinero sus propias investigaciones, lo cual no es cierto. Finalmente, no les hice caso, pero tampoco me hice arqueóloga y me incliné por la antropología. Me interesaba viajar nuevamente a Yucatán, pero solo había un programa de intercambio para estudiar etnografía en Colombia y me fui para allá. Colombia es fascinante, volví a Estados Unidos como colombianísima. En los últimos 40 años he pasado unos 15 años en ese país.

¿Cuáles han sido los retos de organizar el congreso LASA fuera de Estados Unidos?

Voy a dejar que otras personas organicen estos congresos porque es muchísimo trabajo (risas), pero al mismo tiempo ha sido una experiencia muy satisfactoria. Me he dedicado a ver los temas y convocar a los investigadores, y no tanto al trabajo administrativo. LASA tiene un cuerpo de empleados dedicados a la organización del evento, y sí, es mucho más complejo que se realice en una universidad fuera de Estados Unidos. Para ellos, es más fácil convocar a todos en un hotel dentro del país. Sin embargo, vale la pena todo el esfuerzo por los resultados obtenidos. Casi siempre el congreso se ha realizado en Estados Unidos. Ahora queremos descentralizar el congreso, porque casi la mitad de nuestra membresía vive en Latinoamérica.

El próximo año se realizará en Barcelona y en el 2019 será en Boston, porque ya tenemos un contrato firmado. Va a ser difícil por la política migratoria de Donald Trump, pero podemos valernos de nuestra comunidad latina.

¿Hacia dónde van los esfuerzos de LASA, una asociación que se dedicó a estudiar Latinoamérica desde Estados Unidos?
Me gustaría que hubiera una oficina de LASA en Latinoamérica, tal vez en México. Cuando se fundó LASA, la mayoría de sus miembros eran estudiosos norteamericanos. Claro, los historiadores sí tenían mucho contacto con sus pares latinoamericanos. Cuando yo estudié el Doctorado en Antropología en la Universidad de Illinois, teníamos puras lecturas en español. Después esto cambió porque empezó a haber producción en inglés. Considero que LASA puede ser un sitio donde resalte la producción intelectual latinoamericana y comencemos a pensar en una academia distinta.

¿Cuál es su balance de esta edición del congreso LASA con sede en la PUCP?

Nos ha gustado mucho que LASA se realice en una universidad como la PUCP. Generalmente, el evento se realiza en hoteles pero… ¡cuántas veces he ido a un panel con un buen tema, y encuentro a cuatro personas hablando y a dos en el público! Esta vez cada salón estuvo lleno. También está la ventaja de poder caminar al aire libre, y no en un ambiente lujoso y cerrado. En ese sentido, fue un congreso más humanizado, con más concurrencia cotidiana. Los participantes se quedaban todo el día en las conferencias y no se iban a hacer turismo. Fue muy bueno que los estudiantes y académicos que no forman parte de LASA pudieran ingresar como oyentes por una tarifa de US$10. El tema elegido, diálogo de saberes, también permitió convocar a más personas interesadas en distintas disciplinas. Además, ha sido muy gratificante la vinculación del evento con la PUCP. Siempre he tenido contacto con profesores de esta Universidad, algunos de ellos han sido mis alumnos. Valoro mucho el trabajo intelectual que se realiza en la PUCP.

¿Cuáles han sido los proyectos más importantes impulsados durante su gestión?

Queremos integrar a más estudiantes a LASA. Ya tienen una sección. Estamos estableciendo un programa de becas para que los alumnos de posgrado de instituciones latinoamericanas puedan acceder a financiamientos para investigar. Vamos a brindar varias becas por año, se implementará una red de mentoría y esperamos tener a un estudiante como parte de nuestro Consejo Ejecutivo. En cuanto a los temas que trabajamos, cada presidente sigue su propia línea. A mí me interesaban más trabajar multidisciplinariamente con investigadores sobre el tema indígena; a Aldo Panfichi, el presidente electo de LASA, le interesan más los temas sobre globalización.

Calificar (3 votes, average: 3,33 out of 5)

DEJA UN COMENTARIO