09 de agosto del 2012

“Con las nuevas tecnologías, los niños mismos reconstruyen los conocimientos matemáticos”

Jean-Marie Laborde

Creador del software Cabri, para la enseñanza de las matemáticas

Los esposos Jean-Marie Laborde, creador del software Cabri para la enseñanza de matemáticas, y Colette Laborde, investigadora en esta área, vinieron al Perú, desde Francia, para participar en el IberoCabri 2012, sexto congreso sobre el software. Este evento, realizado en la PUCP del 6 a 8 de agosto, se centró en el uso y aplicaciones de Cabri en geometría y áreas afines. Para el 9 y 10, los esposos alistaron presentaciones ante los alumnos de la Maestría en Enseñanza de la Matemática, de nuestra Universidad.

¿Cómo surgió el Cabri?

JML: Hace 25 años, fue posible tener una computadora hecha para el hombre y no había que pensar que este se adapte a la computadora. En los ochenta, presenté un proyecto en informática teórica a la compañía Apple. Comenzó lentamente porque nadie tenía interés en trabajar en pedagogía de niños. Poco a poco, los docentes pudieron usar este tipo de software en el colegio.

¿Qué limitaciones encontraron en la enseñanza tradicional de la matemática?

JML: El docente expone en la pizarra realidades que no hablan a los alumnos. Ellos solo están invitados a creerle al profesor. Con las nuevas tecnologías, como Cabri, ofrecemos a los niños la posibilidad de construir y reconstruir ellos mismos los elementos de los conocimientos matemáticos. Es mucho más activo en relación al fenómeno de aprendizaje.

CL: En geometría, una dificultad muy grande es comprender que el triángulo que dibuja el profesor es todos los triángulos posibles. Con el Cabri, hay un ejemplo muy conocido, cuando construimos una circunferencia que pasa por los tres vértices del triángulo. Si se jala un vértice, el triangulo se deforma pero la circunferencia aún pasa por los tres vértices. El alumno comprende mejor las nociones sobre la figura geométrica porque puede verlas.

¿Por qué los asiáticos tienden a ser mejores en matemáticas que los occidentales?

CL: Ha habido estudios internacionales sobre este fenómeno. Los países asiáticos están muy influenciados por la filosofía confucionista. En esta filosofía, el alumno debe practicar, trabajar mucho y siempre hacer lo que pide el docente. No hay refutación al docente. En los países occidentales el docente es muchas veces refutado por los alumnos. A partir de esto, son menos receptivos a lo que les dice el docente. Es una explicación que se ha dado.

¿La democracia y las matemáticas no se llevan muy bien?

CL: No precisamente. Es una actitud cultural que parece ser importante. Por otro lado, es verdad que en los países asiáticos, se hace mucho esfuerzo para que los docentes utilicen problemas interesantes, para hacer pensar y reflexionar a los alumnos.

JML: También que hay un tema muy importante: el nivel de la formación de los profesores. Países como los Estados unidos no brillan precisamente por esto. Existen profesores excelentes allí y en otros países, pero globalmente los países asiáticos dan a los profesores un estatus social y un reconocimiento especial. Eso influye mucho en los resultados.

En estos tiempos de la cultura visual, ¿cómo capturar la atención de los chicos –que son más visuales– para las matemáticas, que presenta contenidos abstractos?

JML: Eso es lo que tratamos de hacer. Es decir, revalorar las representaciones visuales básicas para que el alumno se encuentre en una situación de actor y no solamente como un consumidor de estos recursos audiovisuales o en internet, etc. Es nuestra filosofía en el Cabri: la interactividad.

CL: Manipulación directa, por tanto, interactividad. El alumno es un actor de este proceso.

¿Cuáles han sido los resultados?

JML: Hay diversos estudios. En particular, uno en España y otro en los Estados Unidos. El uso por años del software pasivo, es decir, sin intervención del alumno, había tenido en los Estados Unidos un resultado neutro o negativo. En cambio en España, dos grupos de 15 mil alumnos cada uno, de primero a quinto de media, mostraron la evolución del uso…

CL: Se comparó las notas de los alumnos que habían seguido la enseñanza con el software con aquellas de alumnos que no lo había hecho. Y se aplicó el mismo examen.

JML: En el examen estándar, el grupo de alumnos que siguió la enseñanza integrada con nuevas tecnologías fue mejor en un 35% que el otro. En este grupo, quienes usaron Cabri, tuvieron mejores resultados en más que un 29.7%. Además, un 19.7% mejoró sus notas.

¿Cuán difundido está el uso del Cabri?

JML: El primer país donde se reproduce es Suiza. Luego, Francia, Alemania, Estados Unidos, Japón, México y América Latina, Australia, Tailandia, China, Rusia, etc. En todos, los ministerios de educación han dado políticas para equiparse en nuevas tecnologías. Este software se ha traducido en más de 25 lenguas y el número de usuarios ahora es de más de 150 millones. Esto sobre todo porque hemos hecho una versión para calculadoras.

¿En el Perú cómo va su uso?

JML: Una dificultad es que, de manera general, la enseñanza no es un campo en el que el gobierno esté listo para invertir en el nivel que se necesita. Sin embargo, todo el mundo esta de acuerdo en que la educación es la clave del éxito. En Perú, encontramos mucho más Cabri en colegios privados, que pueden darse cuenta de su importancia. Sin embargo, los softwares como el Cabri continuan siendo baratos. En Francia, tener una licencia de Cabri en las escuelas cuesta 20 céntimos de euro por año.

Calificar (2 votes, average: 3,00 out of 5)

DEJA UN COMENTARIO