Entrevista

“Ahora tenemos carreteras de mejor calidad, pero muy distantes del estándar que queremos”

El Mg. José Gallardo, docente de nuestra Universidad, y ministro de Transportes y Comunicaciones de 2014 a 2016, nos comenta cuáles fueron las acciones que tomó durante su gestión, y qué falta por mejorar en la seguridad vial de las carreteras y los buses interprovinciales.

José Gallardo Ku

José Gallardo Ku

Docente del Departamento de Economía.

Durante el 2017 se registraron 3,327 accidentes en las carreteras peruanas. ¿Qué factores han causado estas cifras?

No tengo información de estos accidentes específicos. Pero, en general, las cuatro razones por las que existen accidentes son la imprudencia del conductor, el exceso de velocidad, manejar después de haber ingerido alcohol y la imprudencia del peatón.

¿Cuáles considera que son las medidas que se deben tomar para evitar esta tasa de accidentes en las carreteras?

Creo que lo más importante es que la población tome conciencia de que los temas de seguridad vial son realmente centrales. Una estrategia integral tiene que tener elementos de comunicación que sensibilicen a la población en el tema de seguridad vial y que sean efectivos, tal como ocurrió con el conductor designado o el uso de cinturones de seguridad. Entre otros aspectos, también, son importantes elementos de infraestructura, por ejemplo, la construcción de autopistas, ya que este tipo de vías evitan el choque frontal, que es la principal causa de muertes.

Durante su gestión, ¿de qué manera se buscó mejorar la seguridad en las carreteras peruanas?

En el tema comunicacional y en el marco de la campaña “Cambiemos de actitud”, se incidió precisamente en los cuatro temas que, como señalé anteriormente, son fuente de accidentes. En el aspecto de infraestructura, se hizo la mayor parte del avance para tener una autopista continua entre Ica y Chiclayo. Existen algunos tramos actualmente en construcción, pero están en buen porcentaje terminados. También se dejaron otras obras como Puno-Juliaca, que será la primera gran autopista de la sierra del país. Asimismo, se produjo el mayor salto de la historia en pavimentado de la red vial nacional. Pasamos de los 12,500 km devías pavimentadas en el 2011 a 19,890 km durante el 2016. También se dejaron otros 3,300 km en obra. Por ello, se puede decir que la red nacional actualmente es de pavimento y no de trocha. Ahora tenemos carreteras de mejor calidad, pero muy distantes del estándar que queremos.

¿Y cuáles son las iniciativas que se quedaron en el tintero?

Hubo iniciativas que no funcionaron, pero es recomendable perseverar. En el tema de seguridad vial –como instalación de protecciones, entre otros–, no se tuvo la convocatoria que sí gozaron los trenes de cercanía o los proyectos viales. Tampoco se logró materializar el proyecto del sistema inteligente de transporte, que buscaba, con el uso de la tecnología, poder observar la red vial nacional. Hubo otras iniciativas que se empezaron y se deben continuar, como la Autoridad Única del Transporte para áreas urbanas densamente pobladas, una mejor planificación de la red vial para tener sitios de descanso y fiscalización –que estén adecuadamente distribuidos en la red vial–, la cooperación y coordinación con actores que pueden ayudar a crear conciencia en la población, entre otras.

Llama la atención que la seguridad no está contemplada en los contratos de concesión que hace el Estado, ¿por qué sucede esto? ¿Hay solución?

El sistema de concesiones debe ser perfeccionado constantemente. Cuando se preparó el programa de concesiones viales, a fines de los 90, había muchas cosas que no se conocían. Al asumir el sector transportes, estas concesiones ya estaban encaminadas, pero se están corrigiendo esas deficiencias. Entiendo que en el futuro serán más comprensivas en el tratamiento de la problemática del transporte. Un ejemplo de política de seguridad vial es Suecia, que se ha propuesto no tener pérdidas humanas por accidentes viales.

¿Cuáles son las características de su estrategia?

La perseverancia –ya tienen más de dos décadas con el mismo propósito– y lo comprensivo, pues se preocupan hasta de la manera en que se construyen los autos.

¿En qué posición está el Perú en este tema respecto a otros países de la región?

El Perú tiene un reto mayor que otros países de la región por las características de su geografía, por eso requiere de esfuerzos acordes con sus retos. Se ha avanzado bastante. Hacia 2016 se tenía una tendencia claramente decreciente en las pérdidas de vidas, pero aun así estamos lejos de resolver el problema.