Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

Conferencia del Océano 2022 de las Naciones Unidas: protegiendo el futuro de la humanidad

  • Dr. Miguel Córdova
    Docente del Departamento de Ciencias de la Gestión

“Nature doesn’t need people. People need nature”

(Harrison Ford, Nature is Speaking)

De acuerdo con las Naciones Unidas, el océano cubre el 71% de la superficie del planeta; contiene 1.3 billones de kilómetros cúbicos de agua, lo que representa el 97% de agua en la Tierra; genera el 50% del oxígeno que respiramos; y alberga el 99% de la vida en la biósfera. Por otro lado, aproximadamente el 50% de las personas en el mundo vive en zonas costeras, y del océano depende la vida y sustento de más de 3 billones de seres humanos. A través de él circula más del 80% del comercio internacional.

Si el océano fuera una nación, sería la séptima economía más grande del mundo, aportando más de 3 trillones de dólares anuales. Asimismo, existen países que sostienen más del 50% de su economía gracias al turismo y recursos que obtienen del mar. Además de estos elementos, que convierten al océano en algo grandioso y al mismo tiempo imprescindible, su contribución a la mitigación del cambio climático es clave. El mar absorbe casi el 30% de las emisiones de CO2 y el 80% del calor generado por los gases de efecto invernadero. Como ejemplo, una ballena azul puede absorber la misma cantidad de dióxido de carbono que 30,000 árboles al año.

“Para el Perú, el océano representa una fuente muy valiosa de recursos y puestos de trabajo. Más de 75,000 pescadores artesanales y miles de empresas relacionadas con la cadena de valor de productos marinos sostienen sus actividades gracias al mar”.

A pesar de todo lo anterior, el océano debe lidiar con actividades de sobrepesca, acidificación de sus aguas, daño a los arrecifes de coral, accidentes de contaminación, desechos que alteran sus ecosistemas, depredación de especies, entre muchos otras. Si la actividad naviera comercial fuera un país, sería el octavo mayor contaminante en el mundo. Actualmente, en el Océano Pacífico hay una masa de desechos plásticos que es más grande que Francia.

Del 27 de junio al 1 de julio del 2022, en Lisboa, Portugal, se llevó a cabo la Conferencia del Océano de las Naciones Unidas, teniendo como anfitriones a los gobiernos de Kenia y Portugal. El evento estuvo enfocado en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 14, vida bajo el agua, el cual tiene dentro de sus metas reducir la contaminación marina, proteger los ecosistemas costeros y marítimos, reducir la acidificación, terminar con la pesca ilegal y la sobrepesca, incrementar la inversión en ciencia y tecnología marina, y revisar y reforzar el cumplimiento de la normativa internacional.

El tema central de la conferencia fue “Ampliar la acción oceánica basada en la ciencia y la innovación para la implementación del objetivo 14: balance, alianzas y soluciones”. A continuación, resumo las principales perspectivas abordadas en el evento:

  1. Proteger al menos 30% de todo el océano para el año 2030, poniendo especial énfasis en áreas que contengan alta biodiversidad
  2. Implementar y reforzar las penalidades para la búsqueda y extracción de minerales en la profundidad del mar, en zonas alejadas de jurisdicción nacional
  3. Incrementar la inversión en ciencia y tecnología en favor de los ecosistemas marítimos, y alinear estas inversiones con las metas del ODS 14
  4. Negociar un instrumento internacional y vinculante con la emisión de desechos plásticos y su descarga en el océano
  5. Involucrar en la planificación y acción a todos los stakeholders de los ecosistemas que son impactados, que incluye especialmente las comunidades locales y grupos originarios.

Para el Perú, el océano representa una fuente muy valiosa de recursos y puestos de trabajo. Más de 75,000 pescadores artesanales y miles de empresas relacionadas con la cadena de valor de productos marinos sostienen sus actividades gracias al mar. Asimismo, Perú es el primer productor y exportador mundial de harina de pescado, superando las 900,000 toneladas métricas por año. Asimismo, es el segundo productor de alimentos marinos en el mundo, después de China. Sin embargo, se debe hacer frente a pesca ilegal, métodos de pesca que dañan los ecosistemas y especies, respeto por las tallas y especies permitidas de extracción, pesca en zonas permitidas, cuidado de la reproducción de la biomasa evitando la sobrepesca, entre otros.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el Perú pierde US$ 360 millones por año debido a la pesca ilegal. Así, el futuro de una parte importante de la economía peruana, así como el sustento de miles de peruanos, depende de la gestión adecuada de los sistemas marítimos.

“We cannot have a healthy planet, without having a healthy ocean… the ocean leads us anywhere”. António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.