Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Sedes PUCP

105 PUCP: David Chávez llevó la telesalud a los pueblos de la Amazonía

El ingeniero mecánico David Chávez tenía una meta: retribuir todo lo aprendido en la PUCP a los pueblos de la selva, en donde nació. Más de veinte años de trabajo le han permitido lograrlo y, en el camino, formar más ingenieros con vocación social.

  • Texto:
    Vanessa Romo

“Yo me considero un migrante educativo”, dice David Chávez, profesor e ingeniero mecánico de la PUCP. Creció en medio del clima tibio de Chachapoyas, en Amazonas, y terminando el colegio se mudó con toda su familia a Lima para poder acceder a la educación superior. Pero el cielo y el suelo de Chachapoyas no lo abandonaron. De una forma menos romántica, tampoco los recuerdos de las grandes brechas que existían en su ciudad natal en comparación con la capital. “Eso hace que siempre mires hacia allá. En esa mirada se dan oportunidades para intentar devolver un poquito de lo aprendido”, dice el científico. Fue así que empezó a tender nuevamente lazos con la selva, literalmente.

Chávez planteó a sus colegas de Ingeniería empezar con las comunicaciones, un gran problema que existía en la Amazonía con más fuerza a fines de los años 90. “Partiendo de la premisa que la comunicación puede dar oportunidades para un desarrollo humano sostenible, empezamos a pensar en cómo conectarlos”, recuerda el profesor. El trabajo empezó en 1997 y se basaron en el curso de los ríos para empezar a generar conexiones a través de tecnología inalámbrica. “Fue cuenca por cuenca: comenzamos en el Huallaga, luego en el río Santiago, seguimos por el Napo, el Morona, el Pastaza, entre otros”, describe Chávez.

David Chávez lidera el Centro de Tecnologías Avanzadas de Manufactura (Cetam), centro que ha hecho grandes aportes a la salud como las plantas de oxígeno y los ventiladores para dar asistencia a pacientes con COVID-19.
Los proyectos de telemedicina en los que ha participado Chávez han brindado acceso a la salud a poblaciones amazónicas de las cuencas.
"Atender la salud de las personas en estos lugares remotos era la prioridad de este proyecto", indica David Chávez.
Chávez considera que su vínculo con la PUCP está unido a su misión de formar a más ingenieros comprometidos con su país.

Conexiones que salvan vidas

Mientras recorría estos espacios, recogía testimonios de desesperanza, pero también de agradecimiento. “Cuando llegábamos nos recibían diciéndonos que no querían que sus hijos se mueran. Entonces identificamos que atender la salud de las personas en estos lugares remotos era la prioridad de este proyecto”, cuenta Chávez. La misión era poner las redes satelitales, diseñadas para las urbes, al servicio de todos, sobre todo de aquellos grupos sociales fuera del alcance de estas redes terrestres de comunicación. Así fue como llego la telesalud y la telemedicina.

El segundo paso fue la educación. “Luego de tener acceso a las comunicaciones, las personas de estos pueblos amazónicos nos decían: ‘No quiero que mi hijo sea ignorante, quiero que se eduque'”, rememora. Años después, el trabajo realizado fue masificado por otras entidades, tanto así que ahora existe una nueva modalidad de empresa de telecomunicaciones en el Perú que solo atiende al poblador rural. “Pero lo más preciado de esta experiencia es haber salvado vidas”, confiesa. Esas mismas redes, con más de 20 años en operación, también fueron claves cuando la pandemia llegó para monitorear el estado de esos pueblos.

Sin saberlo, su nombramiento en febrero de 2020 como director del Centro de Tecnologías Avanzadas de Manufactura (Cetam) también le permitiría seguir creando durante la pandemia, esta vez desde el lado de la gestión. “En el Cetam tenemos un grupo de talento humano e ingeniería que nos permitió dar a luz varios ‘hijos’ durante esos tiempos de crisis sanitaria”, cuenta Chávez. Entre los que más cariño guarda están las plantas de oxígeno y los ventiladores para dar asistencia a pacientes con COVID-19. “También hemos ayudado a la mejora del campo de perfilado genómico del virus”, agrega. Y en ese camino, Chávez fue el facilitador.

“Uno nunca puede sustraerse de sus orígenes. Allí encontré la motivación para realizar mis proyectos”.

A la PUCP con cariño

Antes de entrar a la Universidad, David Chávez ya era parte de la PUCP. “Mi padre era educador y estudió en la Universidad Católica. Entonces, desde niño escuchaba a la PUCP casi como mi destino inevitable”, dice el profesor, riendo. Esa risa se transforma rápidamente en una mirada de orgullo. “He viajado por muchos países, tenemos alianzas con distintas universidades, pero siempre escogí a la PUCP como mi sede de estudios. Porque aquí no solo me han educado, sino me han formado como persona y profesional”, comenta.

Cómo no sentir algo especial por la PUCP, cuenta, si en los laboratorios del pabellón V yacen aún los equipos e instrumentos y hasta los cables que ha conectado para que los alumnos tengan buenos inicios de ciclo. “Si miran al techo de pabellón, van a ver las antenas parabólicas y de TV y UHF que instalamos para los proyectos”, cuenta feliz. Porque su otra gran misión de vida profesional ha sido formar a más ingenieros, tanto de Mecánica, de Telecomunicaciones y hasta de Biomédica, para que también creen proyectos que aporten a la sociedad.

Ficha personal

Nombre: Pastor David Chávez Muñoz

Estudios: bachiller y licenciado en Ingeniería Mecánica (PUCP). Magíster en Física Aplicada (PUCP).

Trayectoria: ingeniero y físico dedicado a las telecomunicaciones rurales y los sistemas de información. Director del Centro de Tecnologías Avanzadas de Manufactura (Cetam) y director general del Grupo de Telecomunicaciones Rurales PUCP. Ha realizado al menos veinte investigaciones enfocadas en asistir grupos vulnerables.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.