Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
ESPECIAL LIMA METROPOLITANA 2023-2026

Gestión de residuos: ¿cómo se puede impulsar una mejora ambiental desde el municipio limeño?

Según el Ministerio del Ambiente, solo el 53% de los residuos sólidos que se generan llegan a rellenos sanitarios. En Lima se producen más de 8,630 toneladas de residuos sólidos al día, un equivalente a tener el Estadio Nacional lleno de basura. En esta nota, el profesor del Departamento de Ingeniería, Dr. Ian Vázquez, ofrece algunas soluciones para abordar el problema capitalino.

  • Texto:
    Vanessa Romo Espinoza
  • Fotos:
    Andina

En medio de la inconmensurable tarea de limpiar las playas limeñas del petróleo derramado por la empresa Repsol en enero pasado, el biólogo y docente del Departamento de Ingeniería PUCP, Dr. Ian Vázquez, notó una terrible ironía: mientras varios equipos de personas buscaban retirar el crudo de las orillas, el resto del litoral estaba lleno de basura. «Mientras limpiábamos el petróleo crudo, el refinado en forma de plástico estaba por toda la playa y parecía ser parte cotidiana del paisaje», cuenta asombrado.

Sin embargo, aunque parezca una situación normalizada, es una que preocupa. Con un 34.3%, la limpieza pública y la acumulación de basura ocuparon el segundo lugar en la lista de los problemas más importantes que afectan la calidad de vida en la ciudad, según el Informe Urbano de Percepción Ciudadana en Lima y Callao 2021 de Lima Cómo Vamos. Sin embargo, el presupuesto asignado en los municipios limeños sigue disminuyendo: el Presupuesto Institucional de Apertura (PIA) para la gestión de residuos sólidos se redujo en S/ 38.5 millones.

Entonces, con estas condiciones, ¿qué necesita abordar la Municipalidad Metropolitana de Lima para mejorar en este aspecto? En esta nota, el Dr. Ian Vázquez da luces sobre los puntos para trabajar en la gestión de residuos y la importancia tanto del reciclaje como de la conciencia ambiental ciudadana para lograr cambios definitivos.

¿De qué sirve que recojan la basura de las puertas de las casas en algunos distritos si es que luego llega un momento donde acaba en rellenos donde no hay recuperación de materiales o simplemente se lleva a cauces de río?"

Dr. Ian Vázquez Rowe
Docente e investigador del Departamento de Ingeniería PUCP

El anhelo de una ciudad limpia

Según el Ministerio del Ambiente, solo el 53% de los residuos sólidos que se generan llegan a rellenos sanitarios. En Lima se producen más de 8,630 toneladas de residuos sólidos al día, un equivalente a tener el Estadio Nacional lleno de basura. Con cuatro rellenos sanitarios y 19 botaderos registrados por el municipio metropolitano que se encuentran alrededor de población y zonas agrícolas, esto se convierte en un riesgo de salud pública.

Para el Dr. Vázquez, la limpieza integral de todos los cauces de agua natural que tenemos debe ser una acción prioritaria para el nuevo gobierno edil en cuanto a gestión de residuos. «El río Rímac es un estercolero, básicamente. No es que esa contaminación provenga de aguas arriba, sino es un problema endógeno de la ciudad», señala el biólogo.

Aunque para el especialista el concepto de basura cero es un ideal difícil de alcanzar, señala que un buen primer paso puede ser concentrar ese esfuerzo de limpieza en arenales, en las playas, en las riberas de los ríos y en los parques. «Lima está mucho más encaminada a poder lograrlo. Sin embargo, el resto de la basura también depende los distritos y aún no se cuenta con suficientes plantas de tratamiento final», añade.

Las propuestas de la nueva gestión municipal de Lima en temas de gestión de residuos

  • Convocar un concurso público internacional para el procesamiento y tratamiento de la basura mediante el uso de nuevas tecnologías que reduzcan el impacto en el medioambiente y generen nuevos ingresos económicos para la ciudad
  • Implementar un sistema integral de tratamiento de la basura y residuos sólidos que incluya el impulso de una economía circular
  • Disminuir en un 100% la cantidad de basura y residuos sólidos en los distritos, ríos y playas
  • Fomentar el desarrollo de una economía circular para propiciar la generación de modelos de basura cero en la gestión municipal, la disminución de desperdicios de alimentos, la regulación del uso de insumos y materias primas y la intervención de recicladores
  • Usar nuevas tecnologías para la reutilización de aguas en el sector de la construcción y en el inmobiliario

Esto último genera un problema de cuello de botella. «¿De qué sirve que recojan la basura de las puertas de las casas en algunos distritos si es que luego llega un momento donde acaba en rellenos donde no hay recuperación de materiales o simplemente se lleva a cauces de río?», se pregunta el profesor PUCP. Para él, este problema es parte de la falta de coordinación que hay entre los diferentes niveles de administración del país.

Pese a estas necesidades, el presupuesto por habitante de más del 60% de los distritos de Lima es menor a los S/ 100 anuales, reveló el diario El Comercio. «Si queremos tener tratamientos más avanzados en gestión de residuos, el presupuesto no puede bajar. Para valorizar de una manera integral la mayor cantidad de residuos posibles, necesitamos que la inversión vaya más allá de lo que puede ofrecer una municipalidad, incluso la metropolitana. Se necesita hacer un pacto de Estado entre diferentes ministerios», menciona Vázquez.

Cada año generamos más de 8 millones de toneladas de residuos en el país y solo se recupera el 1% .

El reto del reciclaje

El Ministerio del Ambiente también señala que más del 35% de los residuos plásticos no tienen una disposición adecuada a nivel nacional y el 58% de este material generado en el ámbito municipal son plástico de un solo uso. De este total de residuos plásticos, el 48.8% proviene de Lima y Callao.

Pese a esta cantidad de material por recuperar, las cifras de reciclaje formal han disminuido de un 5% a un 1% durante la pandemia. Según el Primer Censo Nacional de Recicladores y Recicladoras del Perú, solo 5,500 de 180 mil de ellos están formalizados. ¿Qué hacer con este escenario?

El Dr. Ian Vázquez comenta que la encapsulación de los residuos en rellenos sanitarios, que genera un kilo por persona, no permite el reciclaje, por lo que hablar de basura cero es aún una utopía. Para el ingeniero ambiental, una de las soluciones podría ser absorber al sistema formal a los recicladores, bajo la figura de empleados municipales. «No es solo darles chalecos o hacer alianzas. No hay que capacitarlos, sino empoderarlos y mejorar su salud ocupacional», agrega.

El problema de formalizar dentro del municipio a los trabajadores de limpieza arrastra varias gestiones municipales. El último capítulo de esa historia sucedió en agosto pasado, cuando, luego de varios años de reclamos y sentencias judiciales, la Municipalidad Metropolitana de Lima enlistó en planilla a más de 400 empleados.

Por último, aunque hay una responsabilidad en el ciudadano, Vázquez comenta que el municipio debe dar las herramientas suficientes para que esta voluntad de reciclar tenga buen cauce. «Creo que tenemos que combinar de una manera más eficaz la concientización ambiental y el apoyo real para lograr que este se realice. Está bien enseñarle a la gente que separe residuos, pero hay que poner infraestructura para que esa separación se pueda aprovechar», añade.

Las competencias de las municipalidades metropolitanas en gestión de residuos

  • Administrar y reglamentar directamente o por concesión el servicio de agua potable, alcantarillado y desagüe, limpieza pública y tratamiento de residuos sólidos
  • Controlar el proceso de disposición final de todos los desechos sólidos, líquidos y vertimientos industriales en la provincia
  • Regular el proceso de disposición final de desechos de todo tipo
  • Organizar el Sistema Metropolitano de Tratamiento y Eliminación de Residuos Sólidos
  • Regular, fiscalizar y controlar ruido, gases, humos y otros contaminantes.
  • Normar y mejorar el ornato público

Fuente: Ley Nº 27972 – Ley Orgánica de Municipalidades, artículos 80, 150 y 161.

¿Qué más se puede hacer para una Lima sin contaminación?

IQAir, empresa suiza especializada en medir la calidad del aire, ubicó al Perú como el país latinoamericano con peores estándares de calidad de aire y a San Juan de Lurigancho como el distrito más contaminado. Aunque cambiar esta situación es tarea central del Ejecutivo, el municipio metropolitano limeño también tiene un papel importante, comenta el Dr. Vázquez. «Al tener competencias en la gestión del tráfico urbano, tiene injerencia en el problema. Porque nuestro tráfico esta más cerca de una ciudad como Yakarta o Bombay que lo que puede pasar en Santiago de Chile. Eso repercute en la salud pública, en la esperanza de vida», señala.

Con respecto a las aguas residuales, Vázquez dice que el problema se enfoca en la calidad de tratamiento que tienen las plantas de Taboada y la Chira, ya que no elimina metales pesados ni microplásticos. «Todo eso termina en la bahía de Lima», dice. El especialista destaca las experiencias de algunos distritos como Miraflores y San Borja que cuentan con plantas de tratamiento secundario y terciario para riego de jardines, por ejemplo. «Pero a nivel metropolitano terminan siendo solo anécdotas», añade.

El profesor PUCP señala que estas condiciones en la ciudad siguen reflejando un problema de inequidad, una desigualdad que el próximo gobierno municipal de Lima deberá atender.

Ficha del especialista

Nombre: Ian Vázquez Rowe

Estudios: biólogo (Universidad de Texas en Arlington), magíster en Ingeniería Ambiental (Universidad de Santiago de Compostela), doctor en Ingeniería Química y Ambiental (Universidad de Santiago de Compostela).

Trayectoria: con más de 100 publicaciones indizadas y 33 investigaciones, el Dr. Vázquez Rowe fue seleccionado por el ranking The Hot List de Reuters como uno de los científicos más influyentes del mundo en cambio climático. Logró la posición 923 en este importante listado. Es docente a tiempo completo del Departamento Académico de Ingeniería, y director de la Red Peruana de Ciclo de Vida y Ecología Industrial (Pelcan).

Deja un comentario

Cancelar
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.
Foto del avatar
Axel Böhmer

Soy vecino de uno de los últimos Valles Verdes de la Gran Lima, Cieneguilla y preocupado por el comportamiento de nosotros consumidores comparto plenamente los puntos mencionados por el Dr. Vázquez.
El río Lurín viene siendo «destrozado» en términos ecológicos, desmonte, basura, explotación y encausamiento antitécnico sin respetar flora y fauna.
El servicio de recojo de basura del distrito funciona, así como el servicio de recojo de desmonte y hay iniciativas privadas para compostaje de los desechos orgánicos caseros. Todo es incipiente e insuficiente.
La basura generada, principalmente plásticos, botellas PET, cartones y papeles terminan en algún vertedero limeño con las consecuencias descritas.
El vivero municipal no cuenta con suficiente apoyo para fomentar reforestación y áreas verdes. SEDAPAL succiona el agua del Valle indiscriminadamente sin medir las consecuencias ecológicas para la población, la flora y fauna que tanto atraen a turistas limeños. No opera correctamente las Plantas de Tratamiento de Aguas, sólo hay una en todo el distrito. Se usa agua potable para regar parques y jardines.
El ANA atenta contra la franja marginal autorizando construcciones. Cede ante la presión de grandes urbanizadoras.
No siembran agua alcaldes, SEDAPAL, ANA y demás autoridades en las alturas y el cauce recibe cada vez mas aguas negras.
Existen recicladores locales que deberían de ser empoderados y funcionar como agentes del cambio.
Leyes y decretos existen, falta voluntad política y reconocer todos nosotros que no estamos en contra de la naturaleza sino que somos parte de ella. Necesitamos reeducarnos en términos ambientales y dejar de ser un problema para poder vivir sostenidamente.
No es demasiado tarde para cambiar, seamos cada vez más los ciudadanos con voluntad de cambio!
Axel Böhmer S.