Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Institucional

Mag. Marcela Huaita lidera la Oficina para la Igualdad de Género y Diversidad en la PUCP

Profesora Marcela Huaita, jefa de la Oficina para la Igualdad de Género y Diversidad en la PUCP
  • Entrevista:
    Redacción PuntoEdu
  • Foto:
    Héctor Jara

Con una amplia experiencia en género y derechos humanos, la profesora del Departamento de Derecho, investigadora asociada del IDEHPUCP y exministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Mag. Marcela Huaita Alegre, asume el liderazgo de la Oficina para la Igualdad de Género y Diversidad en la PUCP. En esta entrevista, nos cuenta la importancia de que la igualdad de género sea transversal en la vida universitaria y cómo contribuirá su oficina para lograrlo.

¿Cuáles son los objetivos de la Oficina para la Igualdad de Género y Diversidad en la PUCP?

Uno de los grandes objetivos de esta oficina es fortalecer la igualdad de género en nuestra comunidad universitaria. Estamos hablando de estudiantes, docentes y personal administrativo. Es una oficina que debe tener un trabajo en articulación con los diferentes estamentos y oficinas de la Universidad.

Este fortalecimiento de la igualdad de género debe tener como consecuencia la prevención y erradicación de la violencia de género, así como la mejora de las condiciones de inclusión de la diversidad en el ámbito educativo. Pensamos que el fortalecimiento de la igualdad es un requisito para lograr que no haya violencia ni discriminación.

Además, en términos más concretos, nuestra responsabilidad es consolidar los esfuerzos que ya se vienen haciendo en la Universidad desde hace muchos años. Todos y todas conocemos que la PUCP está comprometida con la igualdad de género. Hace 32 años se inició el Programa de Estudios de Género, contamos con políticas de igualdad de género para la docencia, canales para denuncias en casos de hostigamiento sexual y tenemos una política de reconocimiento para la identidad de género, entre otros. Falta mucho por trabajar, pero tenemos avances importantes sobre los cuales continuar.

Entonces, necesitamos consolidar estos esfuerzos y generar las condiciones para lograrlos; es un trabajo de toda nuestra comunidad. Por ello, la Oficina para la Igualdad de Género y Diversidad va a establecer esta articulación y una priorización, porque en algunos aspectos se van a lograr cambios en el mediano y largo plazo. Es fundamental el compromiso de esta oficina con estas líneas de trabajo y con todos los estamentos de la Universidad.

“No tenemos una varita mágica, pero es -sin duda- un reto inmenso que ha asumido la gestión y nos parece sumamente importante poder impulsar el trabajo de una manera sostenida en el tiempo”.

¿Cómo trabajarán en la generación de políticas que aseguren la igualdad de género entre los miembros de nuestra Universidad: profesores, estudiantes y personal administrativo?

Uno de los objetivos iniciales de esta oficina es, justamente, desarrollar un plan de igualdad de género para la Universidad. Como mencioné, ya tenemos algunas políticas de igualdad de género para la docencia, pero hay que ver cómo se implementan. La PUCP se caracteriza por presentar una gran diversidad entre sus unidades; por eso, es necesario trabajar de manera articulada.

En el marco del nuevo modelo educativo, debemos trabajar en las mallas curriculares para ver cómo se va introduciendo el enfoque de género en los planes de estudio y en la actividad de investigación. Además, necesitamos tener data de la propia Universidad para poder implementar políticas. Sin información, no se puede tomar decisiones; por eso, se está planteando tener un Observatorio de Género que nos permita tener una producción de data desagregada desde las diferentes unidades PUCP.

La línea de investigación es sustancial, porque nos va a permitir tener información para la toma de decisiones y para monitorear cómo esto puede ir cambiando en una mirada de mediano o largo plazo, y reflexionar sobre cómo estamos. Hay que tener presente que la PUCP está comprometida con el desarrollo del país. Esto supone la formación de personas que tengan esa sensibilidad porque esta es una apuesta que trasciende el ámbito universitario. Es una apuesta para el desarrollo y, en ese sentido, nos parece absolutamente relevante formar personas que entiendan, de una mejor manera, la importancia de la igualdad de género para el país y para un cambio de la sociedad.

¿Con qué actores y unidades de la PUCP van a articular el trabajo por la igualdad de género y diversidad?

Nuestra Universidad tiene una estructura en la que cuenta con unidades dedicadas a un quehacer en específico. La Oficina para la Igualdad de Género y Diversidad brindará asistencia técnica y lineamientos a las unidades y áreas para que desarrollen su trabajo desde una perspectiva de igualdad de género y diversidad, incluso buscando alianzas con universidades que ya han tenido experiencias de este tipo.

Se necesita un plan de mediano y largo plazo, porque no podemos abordar a toda la Universidad al mismo tiempo. Lo que sí debemos hacer es trabajar de manera sostenida porque tenemos el compromiso de transversalizar la igualdad de género en toda la comunidad universitaria.

En este sentido, la articulación tiene que darse con todos los estamentos, las diferentes direcciones, departamentos, facultades. Hay algunas unidades que nos van a ofrecer retos diferentes. Por ejemplo, incentivar una mayor participación de mujeres en áreas donde aún hay una menor presencia. Asimismo, en unidades donde sí existe una significativa presencia femenina, el reto será diferente. Ahí vamos a ver qué está pasando cuando se gradúan, si se están insertando laboralmente en las mismas condiciones que sus pares hombres.

Entonces, este es un proceso que tenemos que ir trabajando con cada departamento y facultad. Es un trabajo de asistencia técnica, de generar información, de fortalecer aquellas líneas de trabajo donde quizá todavía no tenemos una práctica pero donde podríamos mirar oportunidades o experiencias fuera. En general, de eso se trata el trabajo de la Oficina para la Igualdad de Género y Diversidad. No tenemos una varita mágica, pero es -sin duda- un reto inmenso que ha asumido la gestión y nos parece sumamente importante poder impulsar el trabajo de una manera sostenida en el tiempo.

¿Cómo se trabajará el tema de la diversidad? ¿Se han identificado temas urgentes que deban priorizarse?

En el tema de la diversidad, la Universidad cuenta con una política que aborda el respeto por la identidad de género. Sin embargo, creo que hay muchas oportunidades para desarrollar, porque se tiene muy poca información sobre la comunidad LGTBI. Se necesitan datos y también un acompañamiento para su integración, no solamente en los estudios, sino también en la inserción laboral.

En términos generales, en Perú, esta comunidad presenta dificultades a nivel educativo, porque, incluso a pesar de llegar a la universidad, muchas veces no termina sus estudios por las condiciones sociales difíciles que vive. Este tipo de problemáticas debe ser aterrizada para plantear cómo ayudamos a que todas las personas en la PUCP se sientan incluidas y, efectivamente, puedan desarrollarse e integrarse en el ámbito universitario y más allá de él. Por ello, me parece valioso su visibilización. Nosotros esperamos trabajar de forma cercana con representantes estudiantiles que puedan plantear muchas propuestas que se trabajen en conjunto. Aquí pensamos que todos y todas podemos aportar.

¿Cómo su trayectoria en el sector público, organizaciones internacionales y organizaciones de la sociedad civil contribuirá a ejercer el liderazgo de esta oficina dentro del marco institucional de la PUCP?

Siempre he estado comprometida con la lucha por los derechos de las mujeres. Además, contar con responsabilidades en el sector público me ha brindado una perspectiva más amplia y analítica sobre el enfoque de género en términos de políticas públicas.

De otro lado, con las organizaciones de la sociedad civil, me une un trabajo de larga data. De hecho, soy asociada al Movimiento Manuela Ramos, que es una organización de mucha trayectoria y reconocimiento en el Perú, y también soy parte de la Red Alas, una red en la región latinoamericana de académicas y docentes unidas por la transformación del derecho desde una perspectiva de género. Estos elementos me permiten tener una mirada de mediano y largo plazo que se necesita en una sociedad en la que mantener un diálogo continuo, a veces, resulta difícil. Es conveniente contar con esa mirada crítica que viene desde la sociedad civil para encontrar oportunidades que algunas veces desde la gestión no se logran ver, ya que hay una responsabilidad enfocada en cumplir metas y en mostrar resultados.

Yo valoro mucho la experiencia que he tenido en la sociedad civil, porque, desde una perspectiva crítica, esta también va coadyuvando a encontrar soluciones. Desde el derecho, que es mi formación de base, hemos ido transformando a lo largo del tiempo estas respuestas jurídicas que eran muy tradicionales. Ahora existen instancias gubernamentales que trabajan en ello. Este es un logro que se ha impulsado desde el movimiento social y que cuenta ya con una comprensión desde las políticas públicas.

La Universidad es parte de los actores sociales que deben cumplir con dichas políticas públicas, y lo hace desde la formación humanista que imparte, que siempre ha sido el valor más importante de quienes somos profesionales de la PUCP. Esta formación humanista nos ayuda a comprender las diversas aristas de la problemática social.

¿Cómo fortalecer la confianza del estudiantado en el trabajo institucional en la igualdad de género?

Creo que es muy importante abrir canales de diálogo. Desde la perspectiva de derechos humanos, un eje fundamental es la participación para escuchar las diferentes necesidades e intereses. No es fácil, pero estamos comprometidas desde hace mucho tiempo con esos procesos de diálogo y procesos participativos que deben continuar porque contribuirán a que el estudiantado también conozca, desde la perspectiva de la Universidad, las dificultades y los retos que se tienen. A veces, cuando nos posicionamos desde un lado, no vemos los retos y las situaciones del otro lado. Por eso, estos diálogos son claves para lograr establecer bases sólidas en este trabajo.

Contacto Oficina para la Igualdad de Género y Diversidad – PUCP

El perfil

Nombre: Marcela Huaita Alegre

Trayectoria: abogada graduada por la PUCP, magíster por la American University, Washington College of Law. Cuenta con estudios completos del Doctorado en Derecho y de la Maestría en Derecho Civil. Diplomatura en Estudios de Género (PUCP), especialización en Docencia Universitaria del Derecho (PUCP).

Es docente del Departamento de Derecho, investigadora asociada al IDEHPUCP, integrante fundadora de la Red Alas – Género (Red Latinoamericana de Académicas del Derecho) y presidenta del Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI/OEA – periodo 2022-2023).

Se ha desempeñado en el sector público en distintos cargos, como viceministra de la Mujer y ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, ha sido responsable de la conducción de las políticas públicas para la igualdad de género, de las políticas por los derechos de la niñez, personas de tercera edad, familia, población desplazada, personas discapacitadas, y otros grupos discriminados. Como parte de su función pública, ha asumido la representación del país en una serie de instancias internacionales para la igualdad de género.

En su experiencia desde la cooperación internacional, trabajó para proyectos de asistencia técnica de la USAID, bajo la conducción de Constella Future/The Futures Group; ha sido consultora de organizaciones de las Naciones Unidas como UNICEF, PNUD, UNFPA tanto para transversalizar el enfoque de género en instituciones gubernamentales como para analizar el impacto de género en el goce de los derechos humanos.

Asimismo, se ha desempeñado como coordinadora ejecutiva de Proyecto Red Nacional Anticorrupción de Proética, es asociada de la ONG Movimiento Manuela Ramos desde el 2004 y ha sido integrante de su Consejo Directivo (2005-2011).

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.