Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Comunidad PUCP

Profesor PUCP Paul Heggarty lideró investigación mundial que replantea el origen de la familia lingüística indoeuropea, con el Instituto Max Planck

El importante trabajo del profesor Paul Heggarty sobre el origen de la lengua protoindoeuropea ha sido publicado en la revista Science, una de las publicaciones científicas más importantes del mundo.

  • Texto:
    Joana Cervilla

El profesor Paul Heggarty no solo ha llevado a cabo esta investigación que ha arrojado importantes hallazgos que replantean el origen de la familia lingüística indoeuropea (hablada en la actualidad por la mitad de la humanidad), sino que planea realizar relevantes estudios sobre el quechua en nuestro país.

Hasta hace poco, el profesor Heggarty trabajaba como investigador del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Alemania). Desde julio del presente año, y gracias a la Cooperación Alemana, se ha incorporado al Departamento de Humanidades de la PUCP dentro de un programa piloto de atracción de científicos de talla mundial.

La investigación interdisciplinaria en mi trabajo es fundamental. Yo provengo de la lingüística histórica y, cuando leía los textos de la teoría dominante sobre el origen de los idiomas, no me convencía. Hasta que un día vi, en la biblioteca de Cambridge, el estudio 'Archaeology and language', de Colin Renfrew, y eso sí me pareció interesante porque tenía muchos niveles que no eran solo de lingüística".

Paul Heggarty
Profesor del Departamento de Humanidades PUCP

La relación entre la PUCP y el investigador viene de años atrás. “Yo trabajaba en el 2006 en el Departamento de Arqueología en Cambridge y ahí es donde tuve contacto con un arqueólogo que trabajaba en el Perú, David Beresford-Jones. Con él armamos una beca de intercambio con universidades de Gran Bretaña y América Latina para hacer congresos en ambos lugares, que se realizaron en el 2008 y 2009. Los partners latinoamericanos eran de la PUCP, los doctores Peter Kaulicke y Rodolfo Cerrón-Palomino, que era una dupla arqueólogo-lingüista. Fue una cooperación muy intensa. Hicimos casi nueve eventos juntos y queremos hacer otro muy pronto», nos cuenta.

Las investigaciones de Heggarty se centran en la historia y prehistoria de las lenguas con un importante foco interdisciplinario (sus investigaciones tienen una estrecha colaboración entre arqueólogos, genetistas y lingüistas). Sus investigaciones han abarcado todos los continentes, especializándose principalmente en las lenguas indoeuropeas y en la prehistoria de la divergencia de la familia quechua.

«La investigación interdisciplinaria en mi trabajo es fundamental. Yo provengo de la lingüística histórica y, cuando leía los textos de la teoría dominante sobre el origen de los idiomas, no me convencía. Hasta que un día vi, en la biblioteca de Cambridge, el estudio ‘Archaeology and language’, de Colin Renfrew, y eso sí me pareció interesante porque tenía muchos niveles que no eran solo de lingüística. Es desde ahí que me acerco a mis investigaciones», señala.

Hasta hace poco, el profesor Heggarty trabajaba como investigador del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Alemania). Desde julio del presente año, y gracias a la Cooperación Alemana, se ha incorporado al Departamento de Humanidades PUCP dentro de un programa piloto de atracción de científicos de talla mundial.

Un novedoso hallazgo

La importancia de la familia lingüística indoeuropea radica en que es la más amplia de la humanidad, estimándose que más de 3 billones de personas de la población mundial la habla en la actualidad. Sobre su origen, los investigadores han rastreado sus inicios y expansión, acercándose, más o menos, a través de diferentes métodos de investigación.

A raíz de una serie de incongruencias que se encuentran en las hipótesis sobre su origen, Heggarty lideró un proyecto mientras era profesor del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Alemania, que ha llegado a importantes hallazgos. Estos han sido publicados en un artículo de la prestigiosa revista Science. Además, han captado el interés de importantes medios de comunicación y revistas de investigación, como El País, Science (news), New Scientist, Frankfurter Allgemeine (alemán), Telegraph of India, Globe & Mail (Canadá), History First, entre otros.

El hallazgo central de la investigación es que la lengua indoeuropea original empezó a expandirse hace unos 8,100 años. Esta fecha estimada tiene un margen de variación de varios siglos por arriba y por abajo, pero, en todos los casos, contradice la hipótesis hasta ahora dominante -llamada “hipótesis de la estepa”-. De acuerdo con ella, el indoeuropeo se expandió algunos milenios más tarde, desde un hogar ancestral en Ucrania y algunas regiones del sur de Rusia.  

El Monte Ararat, visto desde la perspectiva de los hablantes del armenio, antigua rama de la familia lingüística indoeuropea.
El monte Ararat visto desde la perspectiva de los hablantes del armenio, antigua rama de la familia lingüística indoeuropea.

“Lo que difiere de los estudios anteriores son los resultados. A partir de datos lingüísticos, reunimos, en una base de datos, las relaciones entre las lenguas indoeuropeas. Para ello, utilizamos métodos que vienen de la biología para crear el árbol genealógico de la familia. Estos métodos se aplicaban en la biología para ver la diversificación de las especies. Pero hay procesos parecidos que se pueden aplicar a la diversificación de las familias lingüísticas y que arrojaban conclusiones muy diferentes a las que tenemos”, explica Heggarty.

A partir de datos lingüísticos, reunimos, en una base de datos, las relaciones entre las lenguas indoeuropeas. Para ello, utilizamos métodos que vienen de la biología para crear el árbol genealógico de la familia. Estos métodos se aplicaban en la biología para ver la diversificación de las especies. Pero hay procesos parecidos que se pueden aplicar a la diversificación de las familias lingüísticas y que arrojaban conclusiones muy diferentes a las que tenemos”.

Paul Heggarty
Profesor del Departamento de Humanidades PUCP

El proyecto de investigación liderado por Heggarty se inició en el 2015 y contó con un equipo de casi 100 académicos, en su gran parte lingüistas (unos 80) y genetistas. Para el estudio, se creó una base de datos lingüísticos IE-CoR diseñada para adecuarse al análisis filogenético, un método computacional para elaborar el “árbol genealógico” de la familia de las lenguas indoeuropeas.

“En el estudio, se incluyeron 161 lenguas, de las cuales 109 se consideran modernas -como el castellano, el griego moderno o el latín- y 52 lenguas indoeuropeas históricas o ‘muertas’ -como el griego antiguo o el hitita-. Son estas lenguas muertas las que permitieron calibrar el árbol genealógico en el tiempo», continúa. Fue gracias a este método, que reunió todas las ramas para ver la edad del ancestro común a todos los idiomas, que se pudo estimar la cronología más probable. Y así se pudo superar las imprecisiones e incoherencias de los estudios anteriores.

Paul Heggarty: proyectos con la PUCP

Ahora, el profesor Heggarty dictará un curso en la PUCP en torno al pasado, presente y futuro de las lenguas indígenas en la vida del Perú. Además de la organización de un congreso en Písac, en el 2024, planea trabajar el quechua como familia lingüística con el mismo modelo con el que trabajó la familia indoeuropea. «Ahora se está perdiendo el quechua en muchas regiones y hay que sacar rápidamente esos datos, y quiero tener a la Universidad como la base de esta investigación», sostiene Heggarty.

«No es el mismo quechua que se habla en Cusco, en Ancash, en Ecuador o en Bolivia. No es una sola lengua, es una familia de lenguas. Hay muchísimas diferencias. La familia indoeuropea tiene una profundidad en el tiempo de unos 8 mil años, el quechua no más de 2 mil. La diversidad se podría comparar con la diversidad al interior de las lenguas romances. Ahora tengo este software para poder rastrear y crear esta base de datos de quechua», finaliza.

Con la incorporación del profesor Heggarty a nuestra Universidad, continuamos fortaleciendo nuestro camino a la excelencia académica con investigadores de altísimo prestigio académico.

Deja un comentario

Cancelar
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.
Foto del avatar
Juana Pinzas

Maravilloso tener en nuestra comunidad académica un profesor de tan alto nivel. Excelente proyecto doble el quechua. Mantengan informada a la comunidad PUCP.

Foto del avatar
Guido Torres Orihuela

El aporte de Heggarty es genial. Ojalá que pueda hacer lo mismo con el quechua. Estamos para apoyarlo desde la Universidad Nacional de San Agustín.