Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Entrevista

“Tenemos que adaptarnos al cambio en la naturaleza de los trabajos y convivir con la tecnología”

¿Cómo el avance tecnológico impactará el mercado laboral hacia el 2050? El Mg. Ibon Zugasti, director del Instituto Prospektiker y Presidente del nodo español del Proyecto Millenium, compartió tres escenarios posibles en el congreso Geitec 2019.

  • Ibon Zugasti
    Director de Prospektiker (Instituto Europeo de Prospectiva y Estrategia) y presidente del Nodo español del Proyecto Millenium
  • Texto:
    Oscar García
  • Fotografía:
    Víctor Idrogo

En las tres revoluciones industriales anteriores, se creía que la tecnología iba a sustituir la mano de obra humana, aunque finalmente siempre supo crear más empleos de los que reemplazó. Pero actualmente, que vivimos la cuarta revolución industrial, los expertos sostienen que hay un riesgo importante de que suceda esta sustitución masiva. “No tanto por el tipo de avance tecnológico, sino por su velocidad”, señala Ibon Zugasti, máster en dirección estratégica de la Universidad de Deusto, director de Prospektiker (Instituto Europeo de Prospectiva y Estrategia) y presidente del Nodo español del Proyecto Millenium.

Zugasti participó en el Congreso Internacional de la Gestión de la Ciencia, la Tecnología, la Ingeniería y la Innovación (Geitec 2019), organizado por el Departamento de Ingeniería, la maestría en Gestión y Política de la Innovación y la Tecnología, y el Grupo de Investigación en Planificación Sistémica, con el auspicio de la Asociación Latino-Iberoamericana de Gestión Tecnológica (Altec). Allí ofreció la ponencia “El futuro del trabajo y la tecnología 2050” e impartió el curso Prospectiva territorial.

En la investigación realizada por el Proyecto Millenium, ¿cuál es la proyección que estiman para el mercado laboral en el 2050?

Cada vez tenemos mayor crecimiento económico pero sin aumentar la creación de empleo. Eso demuestra que estamos bajo un nuevo paradigma. Con este punto de partida, lanzamos una encuesta Delphi donde consultamos a 300 expertos cuál será el impacto del avance tecnológico en el mercado laboral. Así, diseñamos tres escenarios posibles.

¿Cuáles son estos tres escenarios? ¿Alguno de ellos es el más factible?

Hay un escenario tendencial que, lamentablemente, es negativo. En él nos dejamos llevar por el avance tecnológico, el cual genera más perjuicios que beneficios. El impacto de tecnologías como la IA –que llegaría prácticamente al nivel de la inteligencia humana- causa un índice de desempleo de un 25%. La sociedad no consigue integrar a los que quedan fuera del mercado de trabajo y solo unos pocos países ponen en marcha políticas públicas de empleo y educación a tiempo.

Otro escenario, aún más negativo, es que la IA, la robótica y la biología sintética alcanzan tal nivel que sustituyen puestos de trabajo de manera muy masiva. Ni la sociedad ni los gobiernos reaccionan con la anticipación requerida, desencadenándose una crisis social global.

Por otro lado, el escenario de la economía de la autorrealización es más positivo. Los países implementan políticas que se orientan a empoderar al ser humano y hacerles desarrollar sus capacidades. Así, usamos la tecnología para favorecer un nuevo esquema de desarrollo.

En los dos primeros escenarios, ¿Aquellos que desempeñen un trabajo creativo tienen más posibilidades de conservar su empleo respecto a los que realizan funciones mecánicas?

Existe correlación entre un mayor nivel de cualificación y menor vulnerabilidad de sustitución por la tecnología, pero no es una regla general. Hay casos de alta capacidad, como los intermediarios bursátiles y los abogados analistas de la jurisprudencia, que son muy vulnerables de ser reemplazados por un algoritmo. Diría que más que una profesión tenga mayor riesgo que otra, el punto es que tenemos que adaptarnos al cambio en la naturaleza de los trabajos y convivir con la tecnología.

Una de las iniciativas que se plantean para afrontar la sustitución de la mano de obra humana por las máquinas es la renta básica universal. Incluso, en Finlandia se probó por un tiempo, ¿es una solución factible?

En el futuro va a haber más desarrollo del empleo autónomo, con personas que cultivarán sus capacidades y buscarán su propio mercado a través de las tecnologías de información. Así mismo, no contarán con mucha estabilidad. ¿Cómo reforzamos el sistema de protección social, ahora construido sobre la base de un trabajador que se mantiene 40 años en su mismo empleo, para que se adapte a esa flexibilidad?

Los expertos nos dijeron que sí ven posible que se impongan medidas, como impuestos a la robótica y desarrollos tecnológicos, para conseguir la recaudación suficiente que financie este modelo, en el cual las personas siempre tendrán un mínimo de sus necesidades cubiertas.

Si se implanta la renta básica universal, ¿las personas podrían dedicarse a realizar sus intereses sin tener que preocuparse por el dinero?

En ese escenario utilizamos la tecnología para ayudar a los seres humanos a desarrollar sus capacidades, bien sean artísticas, literarias, comunicacionales, entre otras. Eso permite que cambie la aproximación a la naturaleza del trabajo, que ya no será para cubrir las necesidades básicas sino que se orienta mucho más a desarrollar nuestras habilidades. Por ejemplo, laboraríamos solo una media jornada y el resto de los ingresos lo cubriría la renta básica universal. Para eso debemos poner en marcha a tiempo sistemas de aprendizaje a lo largo de la vida.

La teoría, tan utilizada en el cine y la literatura, de que las máquinas se rebelan contra el ser humano, ¿es posible en un futuro?

En el Proyecto Millenium pensamos que esa idea es más cercana a la ciencia ficción. Hay expertos que consideran que la IA puede evolucionar de forma muy acelerada, siendo la máquina capaz de aprender por sí misma. ¿Eso derivará en algo apocalíptico? Los mayores especialistas del tema reconocen que no saben bien adónde se va a llegar. Hay que enfocarnos en la extraordinaria posibilidad de utilizar la tecnología para aumentar las capacidades del ser humano.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.