Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

"Para el desarrollo de tecnologías no existen obstáculos, sino desafíos"

El vicepresidente de Ericsson para Sudamérica, Per-Henrik Nielsen, analiza el presente y el futuro de la televisión y la telefonía celular a propósito del seminario que la Católica, a través de la Sección de Ingeniería de las Telecomunicaciones, Ericsson y el Grupo HyC desarrollarán este 2 y 3 de abril en el  auditorio de CENTRUM sobre las tecnología IPTV y Mobile TV.

  • Per-Henrik Nielsen
  • Texto:
    Diego Grimaldo

¿Cómo ve el mercado peruano de las telecomunicaciones?
Yo trabajo en el contexto de nueve países de la región: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay, Bolivia, Uruguay, Argentina y Chile. Hoy es bastante claro que el Perú tiene un desarrollo muy fuerte en relación con los otros y por eso es un mercado muy importante. Esperamos que este año y el que viene su crecimiento se mantenga pese a los efectos de la crisis internacional.

¿Por qué ocurre esto con nuestro país?
Por efectos económicos y políticos. Todo el mercado peruano, incluyendo al Gobierno y al sector privado, está interesado en desarrollar mejores tecnologías porque traerán consigo beneficios para la gente. Sobre todo para los que tienen menos recursos. Eso nos parece muy importante porque el acceso a las  tecnologías es un derecho humano. Quizá no tanto como comer, por ejemplo, que es algo físico de primera necesidad, pero sí importante porque viene de la mano con la educación.

¿La televisión puede educar?

La idea no es solo promover la televisión por entretenimiento sino por necesidades. Las personas no tienen tiempo como hace cinco años para mirar un programa en un momento exacto, porque están dedicadas a otras actividades. Es allí donde las nuevas tecnologías ayudan a la gente: uno podrá ver su programa favorito cuando quiera. Lo siguiente será poder acceder a programas educativos y darle poder al usuario para que haga lo que quiera cuando quiera según sus horarios.

¿Cuál será el futuro de la red?

Hoy aún es necesario acudir a lugares físicos para hacer pagos, cuando es más fácil hacerlo por Internet. Sé que en Europa, por ejemplo, es más caro caminar y sacar dinero de un banco que hacer una transferencia vía red, que es completamente gratis.

¿Por qué es que la gente no aprovecha más esta opción?
Hay que hacer un trabajo de información porque todo está cambiando muy rápidamente. En el futuro quizás uno ya no tenga que ir a un consultorio para ver a su médico, sino hacer las consultas por medio de una cámara web.

¿Eso no traerá consigo una vida más sedentaria?

La gente no va a dejar de viajar o de correr; eso es algo para lo que siempre va a tener libertad. El hacer cosas desde la casa puede ayudar a aliviar los problemas con el tránsito y eso, a su vez, evitará que se emitan tantos gases a través de los automóviles, lo que supone un beneficio para el ambiente.

La televisión, ¿desaparecerá?

No tanto como eso. Creo que todos tendremos televisión personalizada e interactiva, tanto en los aparatos domésticos como en la computadora y los celulares, que son las alternativas que ofrecen IPTV y Mobile TV, respectivamente. Si bien en Europa los jóvenes pasan más tiempo frente a la computadora que frente al televisor, lo que se les da es más una fusión de medios, porque los modelos de negocio aún no están listos. Por ahora, ya se puede seleccionar el fin de la historia en una película o entrar a un perfil de los personajes en los programas.

¿Qué evita el desarrollo de estas tecnología?

No creo que existan obstáculos, sino desafíos. Nadie sabe cuál es el modelo perfecto. ¿Quién define qué ofrecer? No se sabe si es el que brinda el servicio o el que lo demanda.

¿En qué etapa de desarrollo están los teléfonos celulares?
Actualmente estamos en la etapa 3G (tercera generación) y muy pronto entraremos a la 4G (cuarta generación).

¿Cuál es la diferencia con la anterior generación?
La diferencia con el 2G es la velocidad. Con un teléfono 3G con tarifa plana uno puede leer sus correos, ver programas, comunicarse con personas en otros países con mejor eficiencia o encontrar rutas más cortas para ir al trabajo mediante GPS. También puede conectar el teléfono a la televisión y reproducir su señal a través de él.

¿Y la 4g?

Es una tecnología que será lanzada a fin de año en algunos países a manera de prueba, a través de la cual se podrán usar dos megas (bites por segundo), lo que significa una velocidad muy alta de transmisión de datos, mejor calidad y eficiencia. Eso hará que los costos bajen.

Y todo eso puede mejorarse a través de las universidades.
Las empresas aún no se han involucrado en las universidades, cuando son lugares con mucho potencial y desde los cuales se puede generar cambios y mejoras mediante competencia.

Por Diego Grimaldo. Foto: Guadalupe Pardo.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.