Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Entrevista

"Mi designación es un reconocimiento a la Facultad de Educación y a la PUCP"

El docente del Departamento de Educación Alberto Patiño ha sido elegido miembro del Consejo de Asesores Internacionales de la Cátedra Unesco de Educación a Distancia de la UNED (CUED). En esta entrevista, nos cuenta en qué consiste este nombramiento.

  • Alberto Patiño
    Docente del Departamento de Educación y miembro del Consejo de Asesores Internacionales de la Cátedra Unesco de la UNED.

Recientemente ha sido designado como miembro del Consejo de Asesores Internacionales de la Cátedra Unesco de Educación a Distancia de la UNED (CUED) ¿Cómo se dio este nombramiento?

Esta cátedra se creó en 1997 a partir de un convenio entre la Unesco y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de España. Desde 1999 la dirigía una eminencia en este campo, el Dr. Lorenzo García-Aretio, quien recientemente se jubiló. Ahora Ángeles Sánchez-Elvira Paniagua ha asumido la dirección de la cátedra con un nuevo enfoque. Dentro de esta reestructuración se ha creado el Consejo de Asesores Internacionales.

El nombramiento es un honor, pero no creo que sea solo por mi labor como profesor. Considero que mi designación es, sobre todo, un reconocimiento a la Facultad, al Departamento Académico de Educación y a la PUCP. Nuestra casa de estudios ha organizado diversos eventos nacionales e internacionales como Edutec 2019, que tuve la oportunidad de dirigir. Además, mantiene el liderazgo de la educación a distancia en el país.

Queremos garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, así como promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida".

¿Usted es el único peruano que forma parte de este Consejo de Asesores Internacionales?

Lamentablemente, así es. Espero que más adelante se incorporen profesores nacionales más jóvenes que tomen la posta en estos organismos internacionales.

¿Cuáles son los objetivos de esta cátedra y cómo ayudará a conseguirlos?

Uno de los principales objetivos para Iberoamérica es contribuir en la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030. Queremos garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, así como promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida. Uno de los pilares para conseguirlo es la educación a distancia. Yo estoy presto a colaborar desde la PUCP y con mis modestos recursos.

Uno de los retos que nos ha planteado el contexto actual es la manera en la que el profesor guía a los alumnos. ¿Qué recomendaciones ofrece en ese aspecto?

Como dice el investigador Claudio Rama, esta educación ha priorizado el uso de la videoconferencia, a través de Zoom, donde los estudiantes pueden recibir información, clases magistrales y presentaciones. Pero hay otro conjunto de recursos a través de los cuales se puede interactuar, como chats y foros de debate. Igualmente, el docente puede brindarle a su alumnado actividades donde ellos, bajo su guía, investiguen en Internet.

Como especialista en educación a distancia, ¿cuál es su opinión sobre iniciativas como Aprendo en casa?

Es una iniciativa importante e interesante para que los estudiantes de educación básica de nuestro país tengan acceso a procesos formativos. Por supuesto, hay aspectos pedagógicos en los que podría mejorar. Lamentablemente, todavía muchos alumnos -especialmente en lugares remotos del país- no tienen acceso a Internet u otros sistemas que les permitan seguir una adecuada educación a distancia. 

Por eso, insisto mucho en el aspecto de la conectividad. Es muy importante considerar el acceso a Internet como un derecho humano fundamental en el mundo de hoy. Asimismo, es necesario que todo el país -especialmente, estudiantes de primaria, secundaria y superior- tenga acceso a este a través de la red dorsal de fibra óptica, mecanismos satelitales u otros sistemas que la tecnología provea. Pienso que desde la CUED vamos a contribuir en alguna medida con estos objetivos.

Lo que también vengo reclamando al Ministerio de Educación es que incorpore plataformas de e-learning a través de las cuales los niños interactúen con sus docentes. En ellas, también tendrían acceso a recursos educativos, foros de debate y materiales. Eso es lo que necesita Aprendo en casa, el cual debe seguir como programa complementario a la educación presencial cuando superemos la pandemia.

El INEI señala que, en el primer trimestre del 2020, el 40.1% de hogares del país tuvo acceso a Internet. ¿Cómo podríamos mejorar el aspecto de la conectividad en el país?

Podría resolverse, en gran medida, si se da una utilización real de la red dorsal nacional de fibra óptica que ya está instalada en casi todas las regiones. Sin embargo, solo se usa entre 10% y 15% de su capacidad. Sucede que a esta red le han impuesto tarifas poco competitivas. Entonces los grandes operadores de la telefonía prefieren tener y usar sus propias redes. La ley también establece que el Estado se debe reservar un porcentaje de esta red para educación, salud y otros servicios. Eso tampoco se está autorizando por problemas puramente burocráticos y contractuales.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.
Vicente Patiño

Felicitaciones hermano otro gran reto y una gran misión por cumplir tienes la suficiente experiencia.!adelante!

Lizardo Alva Dominguez

Mis sinceras felicitaciones querido tío. Que Dios le dé sabiduría, mucha fortaleza y una buena salud. Un fuerte abrazo!!!