Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Entrevista

“Los medios pueden ser muy importantes para transformar la visión que tenemos de diferentes grupos sociales”

Conversamos con nuestra docente sobre discriminación y medios de comunicación en el Perú.

  • Stéphanie Rousseau
    Docente del Departamento de Ciencias Sociales
  • Texto:
    Oscar García
  • Fotografía:
    Tatiana Gamarra

Los medios de comunicación tienenrnque autorregularse y ser reguladosrnporque este es un temarnsocial, no individual”.

¿Considera que los medios de comunicación peruano refuerzan la discriminación en la sociedad?

En primer lugar, hay que considerar que existe mucha variedad de medios de comunicación. De ese total, una mayoría reproduce patrones de discriminación en sus contenidos. Si tienes un gran número de comunicadores, periodistas o columnistas que provienen del mismo grupo sociocultural –predominantemente varones o blancos– no sorprende que después encuentres un sesgo a nivel de opiniones e ideas. Ahora bien, los medios pueden ser muy importantes para transformar la visión que tenemos de diferentes grupos sociales. Ellos tienen la posibilidad de adoptar diferentes políticas en materia editorial y abrirse a ciertos temas y puntos de vista. Si lo transmiten de manera correcta, entonces pueden tener un papel muy importante de democratización en la sociedad. Considero que esto está pasando poco a poco en el Perú, pero todavía hay muchos problemas en la manera en que se reportan los hechos.

¿Por qué en el humor peruano, especialmente el televisivo, se apela a la discriminación?

El humor es un buen índice del estado de la sociedad. Ahora bien, debemos acotar que hay racismo y discriminación en todos los países del mundo –en diferentes niveles– pero también hay sociedades en que se ha internalizado la norma de la antidiscriminación. En estas, al hablar en público la gente tiene más cuidado en cómo formula lo que dice. Igualmente, los medios son muy precavidos de utilizar ciertas expresiones e imágenes. Eso significa que, al menos, son conscientes de que hay ciertas cosas que no se pueden decir en la esfera pública. En el Perú hay muy poca conciencia de que un ámbito es la esfera privada y otro, la pública. Por supuesto, lo ideal es que no seamos racistas, punto, pero sobre todo los medios de comunicación tienen un rol fundamental en respetar un principio central en una sociedad democrática como es la no discriminación.

Una paradoja de los medios es que en muchos programas aparece más gente blanca, a pesar de que en nuestro país la mayoría no tenemos esos rasgos.

Es una clara señal de que en los medios hay una jerarquía de valores estéticos –que reproducen muchos artistas– que considera a lo blanco y mestizo como lo más bello, mientras que lo andino o afroperuano no tendrían por qué aparecer en estos espacios porque no representan lo que, supuestamente, es lo más bello. El error radica en hacer creer a la gente que la aparición de personas blancas es por una cuestión de belleza, cuando realmente es una construcción social, pues lo que es bello aquí en otra cultura o país no lo es. La verdad es que se trata de un reflejo de la jerarquía de valor en que se basa el racismo.

El argumento que usan algunos que estereotipan a los demás, por ejemplo en el humor televisivo, es que si los mismos agraviados no se quejan, entonces por qué los demás sí lo hacen.

Lo que pasa es que la discriminación por color de piel es un fenómeno social y cultural, que nos afecta a todos y que influencia nuestra manera de pensar. Cada uno tiene derecho a que le gusten distintas ideas e incluso expresarlas, salvo justamente cuando esto va en contra de los valores fundamentales de la sociedad. Creo que los medios de comunicación tienen que autorregularse y ser regulados porque este es un tema social, no individual.

Por último, ¿cómo podemos cambiar como sociedad y reducir la discriminación?

El Perú es una sociedad profundamente racista. Primero que hay aceptar que lo somos y después pensar dos veces antes de atribuir diferentes características a la gente. ¿En qué se basa mi juicio de estas personas? Después hay que denunciar. No hay que quedarse callado cuando vemos gestos, expresiones o acciones de racismo, sino manifestarlo. La sociedad peruana está cambiando poco a poco. Lo percibo porque cuando llegué aquí, en el año 2000, el tema de discriminación no estaba presente en el debate y esfera pública. Ahora sí lo está. Las cosas cambian lentamente, pues es un tema que tiene siglos de construcción.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.