Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

“La Haya nos va a dar la razón”

Un retrato a color del mariscal Ramón Castilla domina la oficina del ministro de Relaciones Exteriores Rafael Roncagliolo, en el segundo piso del Palacio Torre Tagle, en el Centro de Lima. El pulcro ambiente ministerial está sutilmente iluminado. Sobre el escritorio yacen algunos libros de historia y documentos que el Canciller ojea detenidamente.

  • Rafael Roncagliolo
    Ministro de Relaciones Exteriores
  • Texto:
    Carlos Franco
  • Fotografía:
    Guadalupe Pardo

La fase oral del contencioso marítimo entre nuestro país y Chile arrancará el próximo 3 de diciembre. ¿Cuáles son sus expectativas?

Creemos que la sentencia de la Corte Internacional de la Haya (Holanda) nos va a dar la razón. Y esto debido a la fuerza de los argumentos y a la calidad de nuestro equipo. En cualquier caso habrá que esperar la sentencia con tranquilidad. Nos estamos preparando para ser lo más contundentes y convincentes en la etapa oral del proceso.

Usted dice que la sentencia nos va a dar la razón. Pero, ¿cómo debemos esperar los peruanos una posible resolución desfavorable de la Corte?

Con total tranquilidad. El fallo tiene que ser acatado de todas maneras. El Perú trató repetidas veces de discutir esto bilateralmente con Chile. Como este país se negó, entonces decidimos recurrir a la Corte Internacional de Justicia (en enero de 2008) como lo hace cualquier país civilizado. Países como Honduras y Nicaragua, Argentina y Uruguay también han tomado esta vía. Queremos que este litigio se resuelva de acuerdo a derecho y no a través de enfrentamientos bélicos.

El desminado en la frontera es también un tema clave…

Por supuesto. Lo que hemos hecho ambos gobiernos es recurrir a un organismo sin fines de lucro, noruego, para que sea este el que proceda al desminado y a retirar también las alambradas. Esperamos que los noruegos puedan venir pronto para recorrer el sitio y así se pueda tener un cronograma y un presupuesto de operación. No debe ser muy complicado porque es una zona pequeña. Las cosas volverán a quedar tal como estaban antes del accidente (En febrero pasado, un huaico en la Quebrada de Escritos, en Chile, provocó el desplazamiento de minas antipersonales y antitanques a territorio peruano. La empresa Norwegian People’s Aid fue elegida por ambos países para llevar a cabo el desminado en la zona fronteriza).

Qué opinión le merecen las últimas declaraciones del ministro de defensa chileno Andrés Allamand, quien dijo que algunas autoridades peruanas hostigan a su país.

No son declaraciones constructivas. Son declaraciones personales, que dibujan al ministro Allamand. Nosotros nos guiamos por las declaraciones del presidente de Chile y su Canciller. Este es un tema que, evidentemente, toca la sensibilidad de ambos países. Pero el Perú no va a entrar en ningún concurso de declaraciones altisonantes. Sabemos que tenemos la razón. Vamos a esperar con tranquilidad hasta que el proceso concluya.

Hace poco se reunió con los rectores de la Red Peruana de Universidades. ¿Qué motivó el encuentro?

Las universidades están colaborando mucho con nosotros. Hemos hecho eventos en Tacna, Arequipa, Puno, Cuzco, Trujillo y Piura. Lo que nosotros queremos es ilustrar las implicaciones y complejidades del proceso que se sigue en La Haya. No es bueno que el país tenga una opinión pública simplista o simplificadora, que reduzca todo a blanco o negro. La sentencia puede ser también compleja. No es como un partido de futbol, que ganó Chile o ganó Perú. Aspiramos a sensibilizar e informar en particular a los sectores con más influencia en la opinión pública. Hasta diciembre los documentos del proceso son reservados, luego se harán público, por tanto creemos importante que se prepare a los estudiantes para poder analizar bien el resultado.

Analistas coinciden en que el fallo marcará el inicio de las relaciones bilaterales entre Perú y Chile. ¿Qué es lo que hará la Cancillería en un escenario post Haya?

La sentencia, efectivamente, marcará un hito porque, sea favorable o no, va a resolver el último tema de frontera que queda del Perú, el cual está a punto de cumplir 200 años de Independencia. Eso es muy importante. Si ambos países nos comprometemos a aceptar la sentencia, pues eso va a abrir una nueva base para la integración de América del Sur. Somos un gobierno que cree en la integración, que está seguro de que nuestros países juntos vamos a avanzar mejor que cada país por separado. Una vez que se emita la sentencia, las posibilidades de seguir avanzando con Chile serán mucho mejores.

Otro tema de agenda son los viajes que hizo el presidente a Europa. Este bloque pasa actualmente por una severa crisis económica. Uno podría preguntarse qué tan provechoso es para el país tener un TLC con la Unión Europea.

Yo partiría por decir que la relación con Europa es particularmente importante por la crisis. En un momento en que Europa se estanca, Estados Unidos crece, incluso en China se observa una desaceleración. América Latina tiene una relativa mayor permeabilidad frente a la crisis. Puede ser un buen momento para invertir en la región. El Perú tiene la gran ventaja de la diversificación. Nuestro comercio internacional es casi por partes iguales China, Europa, Estados Unidos y América del Sur, todos son más o menos 15%. Este balance nos da autonomía. También estamos proyectando una nueva expansión de la presencia peruana al África. Queremos reafirmar la presencia del Perú en todas las economías del mundo.

¿Qué se está haciendo para alcanzar la unidad de América Latina?

Primero fortalecer Unasur. Estamos proponiendo desde la presidencia varias líneas de acción. Una de ellas es un tratado de defensa y seguridad colectivos para hacer de América del Sur una zona de paz. La idea es disminuir los gastos en armamento, sobre todo de algunos países que tienen una debilidad en esta materia, para fomentar los gastos sociales. Con el Ministerio de Defensa del Perú estamos avanzando muchísimo en esto. En segundo lugar queremos desarrollar una ciudadanía sudamericana. Tanto Mercosur como la Comunidad Andina han dado pasos en esa dirección. Lo tercero es acelerar la convergencia entre la Comunidad Andina y Mercosur. Y, en cuarto lugar, estamos pensando en el desarrollo de infraestructura como un esfuerzo conjunto. Por ejemplo, el Perú está desarrollando el Gasoducto del Sur, que va a ir de Camisea hasta Ilo. Este beneficiará no solo a esta parte del país, que es la primera prioridad, sino también a Bolivia, Brasil, a la cuenca del Río de la Plata. Es un proyecto muy importante y ambicioso para el gobierno.

¿Está de acuerdo con la destitución de Paraguay de la Unasur?

Es una suspensión, no una exclusión. Todos esperamos que Paraguay pueda reincorporarse pronto. Estamos creando una comisión de alto nivel para acompañar el proceso (electoral) paraguayo, que se realizará dentro de 8 meses. Lo que ocurrió en Paraguay fue una decisión que afecta la institucionalidad democrática. Es totalmente natural que los países reaccionen en defensa de dicha institucionalidad. Puede ser que haya sido, según muchos, un proceso legal, pero en todo caso es un proceso que carece de legitimidad. (Fernando Lugo, otrora presidente de Paraguay, fue destituido de su cargo por “mal desempeño de sus funciones”, el pasado viernes 6. Lugo fue juzgado y sentenciado en menos de 24 horas por el Senado de ese país. El juicio político sumarísimo que se le siguió fue calificado como un “golpe parlamentario” por la diputada paraguaya Aída Robles. La presidencia recayó en Federico Franco).

¿Qué se está haciendo por mejorar la calidad de vida de los peruanos en el exterior?

Los peruanos en el exterior son como los embajadores informales del país. Dan una contribución económica muy importante. Y uno de los grandes ejes de la cancillería, justamente, es apoyar a nuestros compatriotas. En particular, en países donde se toman medidas xenofóbicas, que pueden atentar contra los derechos humanos de las personas. Queremos facilitarles las condiciones para que puedan volver al país. Estamos aligerando los trámites de los pasaportes. También estamos tratando de ahorrar el tiempo y el costo de traslado de los peruanos hasta al consulado. Además buscamos fortalecer la relación con las organizaciones de peruanos en el extranjero.

Brasil es la gran potencia de la región. ¿Cómo ha evolucionado nuestra relación con este país?

Tenemos una alianza estratégica muy importante. Este año se producirá la visita de la presidenta (Dilma Rousseff), habrá una reunión de ministros y empresarios de los países. Estamos tratando con Brasil todos los temas comerciales, y de colaboración en materia de defensa. Ambos países tenemos una responsabilidad fundamental en materia de integración, ya que estamos al centro de América del Sur.

Hay una célebre frase del expresidente francés Charles de Gaulle que dice: “Los países no tienen amigos, sino intereses y los intereses no tienen ideologías”. ¿Comparte esta idea?

La política exterior se guía por los intereses de cada país. No hay amigos naturales ni enemigos naturales. Lo que no quiere decir que no haya mayores afinidades. Lo importante está en poder manejar la política exterior por encima de las afinidades ideológicas. No somos parte de ningún bloque ideológico, ni tampoco somos parte de ningún antibloque ideológico. Estamos para mantener las mejores relaciones con todos los países de la región. Es lo que corresponde a mi tarea.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.