Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página

Jóvenes del Perú, “presente vital” de nuestra sociedad

  • Juan Miguel Espinoza
    Docente del Departamento de Teología

A través de las discusiones en clase, los proyectos de tesis, los voluntariados, el activismo ciudadano, la militancia política, la labor pastoral, tantísimos estudiantes de la PUCP luchan por la justicia y sanan las heridas de los “descartados” de nuestra sociedad".

Cuando el papa Francisco visitó nuestro país en enero pasado, muchos quedaron sorprendidos no solo por las multitudes que salieron a las calles a recibirlo, sino, principalmente, por la contundencia de su mensaje. Para un pueblo desconcertado por los escándalos de corrupción y la decepción ante la clase política, y herido por las cruentas desigualdades, las palabras de Francisco fueron un motivo de esperanza.

El Papa tuvo la valentía de abordar problemas de fondo y de colocar en el centro de atención a los “descartados” de nuestro país: los pueblos originarios, los niños, niñas y adolescentes en situación de abandono, las mujeres víctimas de trata y tantas otras formas de violencia, los damnificados de El Niño costero. En sus discursos, pero sobre todo con gestos concretos, Francisco nos llamó a hacernos cargo de esta realidad compleja y dolorosa desde nuestra condición de ciudadanos de una “tierra de esperanza”.

Las palabras y gestos de Francisco fueron inspiración para muchos, creyentes y no creyentes. Sin embargo, la responsabilidad de resolver los problemas del Perú es nuestra. Y de manera especial de los jóvenes, quienes son “el presente más vital que posee esta sociedad”. El Papa dijo que ellos y ellas, “con su dinamismo y entusiasmo, prometen e invitan a soñar un futuro esperanzador que nace del encuentro entre la cumbre de la sabiduría ancestral y los ojos nuevos que brinda la juventud”.

Cuánta verdad hay en esa frase de Francisco. Basta ver nuestra Universidad llena de jóvenes que, desde sus múltiples intereses y compromisos, anhelan un Perú con igualdad de oportunidades para todos y no para unos pocos. A través de las discusiones en clase, los proyectos de tesis, los voluntariados, el activismo ciudadano, la militancia política, la labor pastoral, tantísimos estudiantes de la PUCP luchan por la justicia y sanan las heridas de los “descartados” de nuestra sociedad.

A ellos y ellas va una invitación especial a participar en el concurso de ensayos Tendiendo puentes 2018, cuyo tema de este año es “Francisco, el Perú y su mensaje”. Es una oportunidad para reflexionar juntos sobre cómo el mensaje del papa Francisco a nuestro país se conecta con la realidad en la que les toca vivir. Sin importar cuál sea su fe, todos compartimos una preocupación por el destino de los pueblos que habitan el Perú. Esta es una buena oportunidad para, desde una mirada juvenil, ofrecer nuestros conocimientos, experiencias y sueños sobre nuestra patria, sus problemas y sus potencialidades.

Si te interesa participar, visita el Facebook de Tendiendo puentes y busca las bases. Tu ensayo puede girar sobre cualquier tema de tu interés, pero debe conectarse con los mensajes de Francisco durante su visita. Hemos planteado algunos ejes temáticos que pueden orientar a los interesados: 1) Jóvenes, servicio y ciudadanía; 2) Amazonía y el cuidado de la casa común; 3) Interculturalidad y pueblos originarios; 4) Respeto a la dignidad de las personas y lucha contras las nuevas esclavitudes; 5) El Perú, país de esperanza.

Joven, anímate a compartir tu experiencia y súmate a ser el “presente vital” del Perú.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.