Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

"El desarrollo no se logra con asistencialismo ni con caridad"

  • Francisco Alburquerque
    Consultor internacional en desarrollo económico territorial (España)
  • Texto:
    Evelyn Paredes
  • Fotografía:
    Mario Lack

Se ha anunciado la creación del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social. ¿Ayudará a mejorar y desarrollar los planes sociales en el Perú en la magnitud que se espera?

Supongo que sí. O en todo caso, dedicarle un ministerio es muy importante porque si no, queda todo muy disperso. Ojalá que el Ministerio logre articular la visión sectorial que hay de los temas y no solo distribuya mejor los subsidios. Pero, por experiencia y evidencia de la historia, los pueblos en donde se sientan bases para un desarrollo productivo y generación de empleo avanzan y resuelven el aspecto social. Donde lo hacen caritativamente, se les acaba el dinero, sin sentar ninguna base para que esa situación se arregle desde cada uno de los territorios.

Por lo que conoce de la realidad social, ¿qué encuentra más viable para que el desarrollo suceda?

La semana pasada estuve en Cuzco, por los valles del sur, donde pude constatar que hay municipalidades sin suficientes recursos, con problemas ambientales, donde viven 9000 personas en un distrito, pero solo tienen registradas a 1500. Los demás no votan. Es decir, ni siquiera reciben recursos según su realidad. La tarea es generar capacidades y transferir recursos. Asimismo, todo avance del proceso de descentralización va a ayudar.

El desarrollo no es solo la minería, las grandes empresas y que acabe resbalando hacia el conjunto. En 50 años de historia se ha visto que eso no sucede. Todo lo contrario, se concentra la riqueza en lo ricos, y los pobres son más y más. Pero si, en vez de obras de caridad, te pones a trabajar con ellos, descubres que tienen competencia, conocimientos de su experiencia, que saben organizarse, pero hay que transferir recursos y hay que trabajar el Perú desde abajo.

Usted está dictando el «Curso piloto de desarrollo económico local: construyendo economías locales con inclusión social». ¿En qué consiste?

El primer día me tocó, básicamente, plantear las características del enfoque de desarrollo económico local o territorial, a fin de verificar si teníamos una cierta sintonía. Porque, a veces, al hablar de desarrollo social no todo el mundo está pensando lo mismo. El curso trata de demostrar el alcance de ese enfoque que significa no solo un concepto, sino una manera de mirar a la economía tomando en cuenta a la gente, con su organización social, el medio ambiente, y eso solo lo puedes hacer si bajas al terreno. Un indicador promedio de producto por habitante es una fantasmagoría, no es una realidad. La economía se hace con la gente.

¿Cómo percibe la reacción de los participantes?

Predomina mucho el perfil del funcionario municipal. Recién hemos comenzado y veo que hay interés. Cuando uno tiene practica docente se da cuenta si te siguen o no te siguen. Hay quienes ya manejan el tema, y para otros, probablemente, les es más novedoso. Es decir, les cuestiona la forma en que trabajan. Ahora, lo que se trata es dar herramientas para mejorar las situaciones.

¿Qué es lo que se va a plantear en el curso?

Lo que planteo es que los planes sociales, si no van acompañados de desarrollo productivo y de empleo, no sirven para nada. Perdona que sea tan claro, pero yo no creo en el asistencialismo ni en la caridad. El desarrollo no se hace así. Los gobiernos en America Latina, en general, cuando hablan de inclusión social (y lo digo con todo respeto, como en la experiencia del programa «Hambre cero» del presidente Lula da Silva o el programa de «Bolsa para las familias pobres» del expresidente Carlos Menen) tienden a deslizarse hacia un enfoque asistencial. De esta manera, crean condiciones para que la economía local pueda mejorar, y eso quiere decir que hay que poner en pie políticas industriales, agrarias, de fomento, tecnológicas. Es decir, hay que crear entornos territoriales favorables a la innovación, porque esta no es solo técnica, es organizativa, social, ambiental y eso es un enorme esfuerzo de política de desarrollo, no de política social.

Se logra la política social si sientas bases sólidas de desarrollo productivo desde cada una de las localidades. Hay gente que no puede ayudar, entonces hay que ayudarlos asistencialmente. Pero si tú construyes, por ejemplo, una escuela o una posta de salud y no genera las condiciones de empleo, la gente se va a buscar empleo a otra parte y eso no te sirve de mucho. Queda abandonado.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.