Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

"El caso Uchuraccay tuvo efectos disuasivos para la prensa"

Ricardo Uceda, reconocido periodista de investigación, era el jefe de informaciones en El Diario Marka cuando ocurrió la matanza de los ocho reporteros, entre ellos tres integrantes de ese periódico. Actualmente dirige el Instituto Prensa y Sociedad, organización que promueve la libertad de expresión y el periodismo de investigación.

  • Ricardo Uceda

¿Qué significado tuvo para usted y para su trabajo el caso Uchuraccay en los inicios de la guerra contrasubversiva?

El caso Uchuraccay fue traumático para toda la prensa porque resultó que en los inicios de la guerra antisubversiva sobrevino un atroz asesinato, bastante impactante, que definitivamente tuvo efectos disuasivos para quienes buscábamos información.

¿Cuáles fueron sus efectos en la opinión pública?

Fue igualmente traumático para la opinión pública. De hecho, las sospechas sobre alguna participación de los militares fueron tan altas, que llevaron al presidente Fernando Belaunde a nombrar una comisión independiente que investigue los hechos.

¿Cuáles fueron sus consecuencias en el trabajo del periodismo? ¿Cómo afectó la forma en que se venía cubriendo la guerra? ¿Qué cambió?

Fue la comprobación brutal de que en las zonas de enfrentamiento no había patente de corso, escudo ni reglas de juego. Como lo demuestra toda guerra, hay una zona en la que el periodismo está muy expuesto y debe actuar con criterios de protección.

Hay que decir que no todos los medios cubrían los enfrentamientos y en general la guerra in situ. Creo que algunos periodistas que cubrían información desde las localidades afectadas y otros que lo hacían desde Lima quisieron seguir tratando de conectarse con Sendero Luminoso pero fueron intentos infructuosos. Recién Caretas pudo hablar con ellos en las cárceles. Y, por otra parte, los militares tenían su clásica actitud de «amigo o enemigo». Y varios periodistas considerados enemigos fueron asesinados por ello. En los años siguientes, los programas periodísticos de televisión hicieron incursiones agresivas para obtener información y eso revitalizó la cobertura.

¿Cuál es la lección que nos deja Uchuraccay?

Que, como periodistas, debemos estar protegidos al momento de cubrir. No se puede ir a buscar la información a pecho descubierto y confiando en que no nos pasará nada solamente porque tenemos un carné o porque representamos a un medio de comunicación.

Más sobre Uchuraccay

Uchuraccay: 28 años de la masacre

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.