Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

Cuánta gente resentida hay en este país!

Los resultados de la elección y la gran cantidad de reacciones que han provocado nos sirven para señalar algunos puntos que debemos trabajar para lograr un Perú mucho más estable y justo.

  • Bruce Barnaby
    Alumno de la Maestría de Derechos Humanos de la PUCP

La frase del título, muy escuchada en medios virtuales y reuniones sociales, refleja claramente los resultados del 10 de abril pues demuestra un nivel de insatisfacción con el sistema actual por un lado y un desconocimiento de la realidad por el otro.

«Los peruanos no quieren democracia, odian sus libertades y solo quieren asistencialismo». En primer lugar, el voto de las elecciones no es contra la democracia, ni contra las libertades, ni contra el sistema de mercado y mucho menos a favor del asistencialismo. No es un voto anti estado ni anarquista. El voto reflejó que los gobiernos han llegado a más lugares cuando fueron dictadura, que el sistema económico sigue siendo excluyente y que se necesita mayor inclusión social y política. Los peruanos quieren sentirse identificados con su país. Quieren un Estado que los represente.

En segundo lugar, muchos peruanos de clases A/B pertenecientes a sectores urbanos, miramos con soberbia lo que ocurre en nuestro país. Cualquiera que no piense como nosotros o que no comparta nuestros intereses es calificado de «inculto» y, por ende, de no estar calificados para poder tomar decisiones. Estas visiones prejuiciosas y racistas nos llevan a lecturas incorrectas de la sociedad y a afirmaciones peligrosas como el llamado «costo social de la violencia».

Sólo en la medida que cambiemos esta forma de mirar al resto, podremos estar preparados para dialogar y entendernos. El Estado es para todos.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.