Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

Año del Conejo de Agua 2023: ¿año de recuperación del gigante asiático?

  • Rubén Tang
    Asesor del Vicerrectorado de Investigación | Proyecto Relaciones PUCP-Asia
  • Ilustración:
    Jacqueline Palacios

El domingo 22 de enero comenzará oficialmente el nuevo año chino, el Festival de la Primavera (春节) o conocido también como el Año Nuevo Lunar, dado que esta fiesta también es celebrada en otros países del este y del sudeste de Asia.

Bajo el signo del Conejo de Agua (水兔年), el pueblo chino ultima los preparativos para celebrar el año nuevo 4721 según el calendario lunar, y estarán de vacaciones entre los días 21 y 27 de enero. Como es usual, ante la cercanía de esta fiesta tradicional que es la más importante del año, ello generará una gran escasez de transporte doméstico dado que millones de personas se movilizarán en todo el territorio del país, y pugnarán por llegar a tiempo a sus pueblos natales para estar con sus familiares y amigos, además de ocasionar problemas de producción por parte de los proveedores si esta no se ha planificado con la debida antelación.

“Deseo fervientemente que el conejo -animal que representa los buenos modales, la bondad, la sensibilidad, la persistencia y la agilidad- nos traiga un año tranquilo en paz y en un ambiente armónico, que es precisamente lo que necesita la comunidad global en estos momentos de incertidumbre y después del año feroz del Tigre”.

Este año es singular porque luego de tres largos años de estrictas medidas, el 13 de diciembre de 2022, el gobierno chino flexibilizó la estricta política “Covid cero” en el país, suprimió los requisitos de prueba PCR y cuarentena, y redujo el control mediante SuiShenBan (código de salud). Estas medidas han provocado un aumento exponencial de los casos positivos en todo el territorio, así como una ola de contagios masivos, pero estas medidas eran necesarias en un contexto de creciente exasperación por parte de la población y ante el fuerte impacto que esa política estaba teniendo en la economía del país, además de la afectación de la salud mental de sus ciudadanos.

Asimismo, el 8 de enero de 2023 se levantó la cuarentena obligatoria para las personas que viajen al gigante asiático y solo se exigirá una prueba negativa reciente de COVID-19 a todos aquellos que quieran ingresar al territorio chino. Esta medida tiene el objetivo la recuperación del sector turístico, tan venido a menos luego del cierre de fronteras. A nivel interno, se espera que la fiebre de viajes del Festival de Primavera de este año, que comenzó el pasado sábado 7 de enero, aumente un 99.5 % en comparación con el mismo período del año pasado para llegar a casi US$ 2,100 millones.

Según información especializada, la economía china ha experimentado una recuperación accidentada luego de la relajación de la política de “Covid cero” y un ajuste del mercado inmobiliario, y se prevé un crecimiento del PIB del país para 2023 del 5% luego de crecer solamente el 3.6% en el año 2002.

Asimismo, los académicos chinos estiman que en las ciudades que han superado el pico de la pandemia ya se puede sentir nuevamente la vitalidad del desarrollo económico y social, así como una mejora de las expectativas y la confianza del mercado por lo que la recuperación económica podría ser más fuerte en la segunda mitad del año. Todas estas políticas para estabilizar el crecimiento económico, en particular la reanudación de los viajes internacionales y la sólida recuperación de la economía china, según estos estos especialistas, impulsarán fuertemente el crecimiento de la economía mundial.

Esta revitalización de China, en mi opinión, está muy vinculada con un conocido y popular proverbio chino que alude a la celebración del Año del Conejo:  “揚眉吐 (兔) 氣” (yángméi tǔ (tù) qì). Este se usa para describir cómo las personas muestran su triunfo después de un largo período de malos momentos o el fracaso levantando las cejas y exhalando su melancolía. Por tanto, las personas se libran del sufrimiento y se respira el aire nuevo para volver al camino, para las nuevas cosas.

Deseo fervientemente que el conejo -animal que representa los buenos modales, la bondad, la sensibilidad, la persistencia y la agilidad- nos traiga un año tranquilo en paz y en un ambiente armónico, que es precisamente lo que necesita la comunidad global en estos momentos de incertidumbre y después del año feroz del Tigre. Además, esta paz del conejo nos ofrece un respiro y una buena oportunidad para salir de los problemas. Por tanto, es un año favorable y magnánimo, en el que se espera reine la elegancia y la exquisitez, donde florezca el comercio y la industria, la guerra dé paso a la diplomacia, la violencia será sustituida por la paz, y llegarán el respeto y la tolerancia.

Aprovechemos pues los beneficios del año agradable que nos ofrece este simpático animal de carácter moderado e indulgente y amante de la paz y la concordia. ¡Feliz Año Nuevo chino para todos! ¡新年快乐!

Etiquetas:
Año Nuevo Chino
china

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.
Antonio Juan Aranda Shareva

Que los buenos modales, la bondad, la sensibilidad, la persistencia y la agilidad que son lo que representa el tranquilo Conejo nos contagie como si fuera la peor pandemia y que no encontremos vacuna.
Espero de todo corazón que la paz y la armonia llegue a todos loa confines de nuestra querida patria Perú.!!
Feliz año nuevo chino!!!

Lily Choy

Claro que sí
Que el conejo traiga mucha paz,modales y sobre todo una super agilidad para remontar los crecimientos en la Economía este 2023.
Les deseamos un:
Kounfifachoy!
Lily
😇

lily choy

Esperamos que este año del conejo de agua nos traiga mucha prosperidad y salud además de tranquilidad en nuestros corazones.
Felicito al IC.
Lily