Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Opinión

Balance de la AEG

A propósito de la elección del nuevo Consejo Directivo de la Asociación de Egresados y Graduados (AEG), conversamos con el rector de nuestra Universidad, Ing. Luis Guzmán Barrón, y con el saliente presidente de dicha unidad, Juan Carlos Crespo.

  • Juan Carlos Crespo y Luis Guzmán Barrón

Profesor Juan Carlos Crespo, ¿cuánto tiempo al frente de la Asociación Egresados y Graduados (AEG)?
JC. Llevo cuatro años al frente de esta institución, que es muy cercana al Rectorado de nuestra Universidad. Sin duda, han sido años gratificantes al frente de la AEG, ya que he trabajado al lado de un Consejo Consultivo de lujo, muy colaborador y con muchas iniciativas en favor de los egresados y su integración a la comunidad universitaria.

Al término de su mandato, ¿qué balance podría hacer?
JC. En la AEG trabajamos en busca del bienestar académico de nuestros egresados y graduados; es decir, facilitar su incorporación a las actividades de formación continua que tiene nuestra Universidad. Así, hemos implementado los préstamos académicos que tienen cada vez más acogida, ya que son préstamos que permiten ayudar a graduarse al que está culminando la carrera, a realizar su investigación para sustentar la tesis, etc. Hay en esto realmente un interés muy grande, no solo el hecho de graduarse sino también la financiación, de forma parcial o integral, de los estudios de posgrado. A esto le podemos sumar el préstamo Guillermo Velaochaga Miranda, en honor del primer presidente de la AEG, y que permite facilitar la permanencia en la Universidad de los hijos de los egresados en caso de necesidad. Finalmente, la realización de la I Convención Internacional PUCP que se desarrolló en Sevilla, España, y que esperamos sea una actividad que se realice cada cierto tiempo.

Rector, este año la AEG cumple veinte años. ¿Qué importancia cobra contar con este tipo de asociación?
LGB. Lo que se pretende es vincular a los egresados con su Universidad. Esta es una tarea que ha estado un poco descuidada y creo que es inexistente en la mayoría de universidades peruanas, puedo decir que la Universidad Católica es pionera en el asunto y hay que recordar que fue en el rectorado del ingeniero Hugo Sarabia en el que se creó la AEG.

No obstante, tengo entendido que antes de la AEG de la Universidad Católica hubo otra, pero que pertenecía solo a la Facultad de Ingeniería…
LGB. Tiene razón; hay un antecedente que no se puede dejar de mencionar. La Facultad de Ingeniería, hoy la Facultad de Ciencias e Ingeniería, tenía una asociación de egresados, de la cual yo fui secretario, que fue muy activa en su tiempo; recordemos que la primera construcción planificada de la Universidad en el fundo Pando fue la Facultad de Ingeniería y, precisamente, en esos tiempos jugó un papel importante la asociación de esta facultad.

¿Qué sucedió con esta asociación de ingenieros?
LGB. Cuando crece la Universidad, la asociación de la facultad desaparece. Recuerdo que su último presidente fue el ingeniero Antonio Blanco, quien luego entró a trabajar a la AEG. Se dio más que nada por el crecimiento de la Facultad: antes éramos 120, hoy somos tres mil; ni que decir de los egresados. Entonces la asociación de esa época no estaba preparada como sí lo está actualmente la AEG para capitalizar el trabajo y procurar atraer a la mayor cantidad de egresados.

Sin duda, el trabajo que realiza la asociación es muy importante.
LGB.
De todas maneras, ya que los egresados de nuestra Universidad son el capital con el que contamos y su aporte es muy importante. Le comento algo, nuestra casa de estudios ha hecho estudios sobre sus egresados en el país; son estudios que nos están dando una ruta de la empleabilidad de los egresados; es decir, si el primer año logran empleo en la especialidad en la que estudiaron o no, cómo les va cinco, diez años después, y qué opinión tienen de los estudios que se les brinda.

¿Y cuál es la opinión que tienen los egresados de la formación que se les ha dado?
LGB.
Primero, quiero aclarar que no es un estudio reciente, sino que ya tiene varios años. Sin embargo, cada cierto tiempo lo renovamos. Es interesante lo que muestra, ya que en los primeros años los egresados son un poco más críticos respecto a la enseñanza que recibieron. No obstante, cuando pasa el tiempo se dan cuenta de que su formación era la que valía la pena tener, entonces esto nos lleva a concluir que hay una educación indispensable que no podemos dejar, porque es la que les va a durar toda la vida a nuestros alumnos.

¿Cuáles serán las actividades por los 20 años de la AEG?
JC.
Las propias de los 20 años y las ordinarias que siempre tenemos. El sábado 30 de mayo tenemos el tradicional Almuerzo de Reencuentro que cada año ha venido incrementando el número de asistentes; actualmente bordeamos los dos mil participantes. Por un lado, esa sería la actividad principal y, por otro, la premiación a los ex alumnos distinguidos, que ya forma parte de la tradición de la asociación y de la Universidad.

Para finalizar, ¿qué mensaje les pueden brindar a aquellos alumnos que están a punto de culminar su carrera y aún no están convencidos de asociarse?
LGB.
Primero, sentirse parte de esta casa de estudios; sin embargo, hay que señalar que la Universidad no hace distinción sobre quién es socio y quién no, de hecho somos la única institución que entrega la cuenta de correo electrónica de por vida a todos sus ex alumnos. No obstante, deben entender que a través de la AEG se está apoyando a una serie de actividades de la Universidad, pero más que a la Universidad, a muchos alumnos que vienen acá. Otra razón es mantener una relación más cercana entre todos.

JC. La afiliación es de carácter voluntario y, claro, siempre invocamos a los nuevos egresados a participar; no solo por lo que pueden recibir de ella sino, sobre todo, por un tema de gratitud y de identidad con su alma máter.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.