Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Orgullo PUCP

La investigadora Dra. Layla Hirsh ganó el Premio L'Oréal-Unesco-Concytec-ANC "Por las Mujeres en la Ciencia"

Nuestra docente y egresada recibió el premio en la categoría “Talentos en ascenso”, dirigida a profesionales investigadoras menores de 45 años. La ingeniera informática recibió un incentivo económico que apoyará a sus investigaciones en bioinformática.

  • Texto:
    Daggiana Gómez
  • Fotografía:
    Héctor Jara

Cada vez que la Dra. Layla Hirsh cuenta cuándo nació su pasión por la ciencia, ella se remonta a su etapa escolar. Gracias a su padre, quien entonces era el jefe policial de la región Tacna, tuvo acceso a una computadora y, al descubrir cómo funcionaba esta, Layla se enamoró de ella. 

Aprendió a dominarla, tanto así que cuando inauguraron el laboratorio de informática, en sus últimos años de colegio, confirmó que era buena para todo aquello que esté ligado a la tecnología. Ella sabía manejar a la perfección esos equipos. Le gustaba las matemáticas, la informática y el inglés, todo apuntaba hacia la misma dirección. 

Más allá de sus conocimientos, reconoce que tener el carácter fuerte que heredó de papá ha sido clave para destacar en este mundo. Siempre tuvo claro que no iba a depender de nadie, quería ser profesional, tener su propia casa y auto, todo fruto de su esfuerzo.

“El hecho de ser mujer latinoamericana es complicado. Siempre he tenido carácter para defenderme. Como me inculcó mi papá, siempre me he hecho escuchar. Las mujeres somos ahora las responsables de romper esos estereotipos”, señala la docente e investigadora PUCP que acaba de recibir el Premio L’Oréal-Unesco-Concytec-ANC “Por las Mujeres en la Ciencia”.

Mujeres en la ciencia

Lo primero que hizo al escuchar su nombre como ganadora de la Categoría ‘Talento en Ascenso’ del premio “Por las mujeres en la Ciencia” fue agradecer a su alma máter, la PUCP. Cuenta que, sin duda, nuestra Universidad le ha permitido crecer profesionalmente y destacar en el medio.

Layla estudió Ingeniería Informática en la PUCP, donde también hizo su Maestría en Ciencias de la Computación, para luego realizar un Doctorado en Biociencia y Biotecnología en la Universidad de Padua, una de las mejores de Italia.  En esa etapa era docente del Departamento de Ingeniería y recibió el apoyó en todo momento para que hiciera su sueño realidad. 

La ciencia, para ella, siempre ha sido una oportunidad. Para las mujeres, considera, es un camino para lograr la independencia que tanto deseamos, nos permite retribuir a la sociedad, ser parte del cambio. Sin embargo, por su propia experiencia, afirma que es un mundo complicado para las mujeres. “Yo soy la primera profesora principal de Ingeniería Informática. Solo hay 2 mujeres de 19 profesores. Pero aun así, en los últimos tres años, he sido directora de Carrera y mi trabajo ha sido bueno”, manifiesta ella. Además, desde este 10 de enero, la Dra. Hirsh es la primera directora de estudios en la historia de Estudios Generales Ciencias.

Reconoce que aquellos investigadores que tanto admiraba eran hombres y no había mujeres como en la que soñaba convertirse, a través de la biotecnología. Algo que el concurso que ha ganado deja en el pasado. “Este premio permite que las jóvenes digan ‘Si ella pudo, ¿por qué yo no?’ y no pasen lo que me tocó a mí, que fue pensar ‘Quiero ser como él, como este investigador’, y no tener un referente femenino”, refiere.

A las jóvenes les diría que sí se puede. Yo creo en la igualdad, cualquier persona puede ser lo que quiera ser, sin importar el género".

Dra. Layla Hirsh
Investigadora PUCP

Este reconocimiento llega con un premio económico que le servirá para impulsar los proyectos de investigación que actualmente viene trabajando. En ese sentido, para la profesora Hirsh, el reconocimiento representa una gran oportunidad para sus tesistas y su equipo de trabajo.

“Yo continúo trabajando en el proyecto de proteínas repetidas REFRACT. Tengo tesistas que cuentan con proyectos que también están vinculados a este tema y lo que quiero es apoyarlos con el dinero para que terminen sus investigaciones. Tener ese monto es tener la posibilidad de invertir en su crecimiento. Además, el premio me avala, da respaldo a nuestro equipo de trabajo, no solo a mí”, explica.

La Dra. Layla Hirsh estudió Ingeniería Informática en la PUCP, donde también hizo su Maestría en Ciencias de la Computación. Realizó su Doctorado en Biociencia y Biotecnología en la Universidad de Padua (Italia). Foto: Archivo personal.

Sobre el concurso “Por la Mujeres en la Ciencia”

El Premio “Por las Mujeres en la Ciencia” es otorgado por L’Oréal de la mano de la Unesco desde 1998 para reconocer la trayectoria de cinco eminentes científicas de las cinco principales regiones del mundo: América Latina, América del Norte, África y Emiratos Árabes, Europa, y Asia-Pacífico. En alianza con Concytec, Prociencia y la Academia Nacional de Ciencias, busca fomentar el empoderamiento femenino en el rubro científico.

Las ganadoras son seleccionadas por un jurado internacional de expertos. Para ser elegida, debe ser reconocida por su excelencia científica personal, participar activamente en la investigación científica, y estar involucrada en cualquier campo de las ciencias de la vida y ambientales.

En esta edición, el premio estuvo dividido en dos categorías: Categoría A “Excelencia científica”,  dirigida a investigadoras con una amplia trayectoria; y Categoría B “Talentos en ascenso”, dirigida a científicas menores de 45 años. 

Este año, dos peruanas -de entre más de 50 postulantes- recibieron este reconocimiento: la Dra. Teresa Ochoa, de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, en la categoría “Excelencia científica” y la Dra. Layla Hirsh de la PUCP en la categoría “Talentos en ascenso”.

La ceremonia de premiación se realizó el martes 25 de enero. Fueron premiadas la Dra. Teresa Ochoa, de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, en la categoría “Excelencia científica” y La Dra. Layla Hirsh de la PUCP en la categoría "Talentos en ascenso”.

Día a día aporta a nuestra sociedad

En el 2020, la docente del Departamento de Ingeniería lideró una iniciativa que ganó el concurso ‘Proyectos Especiales: Respuesta al COVID-19 de Fondecyt’. Hablamos del proyecto del área temática de telesalud y salud móvil “Caracterizando al COVID-19: herramienta de análisis de datos de pacientes del COVID-19 en el Perú”.

Para ella, tomar decisiones en esta crisis sanitaria requería conocer más el comportamiento del virus y esto solo era posible a partir de estudios estadísticos. Su propuesta consistía en construir una base de datos nacional que abarque diversas dimensiones de los pacientes hospitalizados por COVID-19.

Además de las investigaciones y aportes a la ciencia que viene trabajando, con su experiencia, a través de la docencia, prepara a los jóvenes y los invita a explorar el mundo de la informática. En los dos últimos años ha dictado en pregrado cursos como Fundamentos de programación; mientras que en posgrado, se ha dedicado a orientar a los futuros magísteres en la investigación a través de los cursos Seminario de tesis 1 y 2.

Pero eso no es todo, la docente de la Sección de Ingeniería Informática se especializa en biociencia y biotecnología, y colabora con laboratorios internacionales. En el año 2018, el proyecto sobre proteínas repetidas del que forma parte ganó financiamiento para estudiar sus estructuras durante 4 años. Este último estudio busca identificar las proteínas y clasificarlas. 

“Yo soy ingeniera informática, pero el camino no es recto. Pasé por ciencias de la computación, y cambié mi rumbo a biociencia y biotecnología para terminar siendo bioinformática. Las proteínas tienen estructuras, si las ves en 3D, pero también son datos. Tienen información que puede ser analizada desde el punto informático. En mi doctorado hallé un método que me permitió predecir cierta información sobre proteínas repetidas que tienen características completamente diferentes. Este aporte puede servir para algo más grande: otras investigaciones y aplicaciones médicas ”, explica. 

Felicitamos a la Dra. Layla Hirsh por este reconocimiento que destaca su productiva trayectoria científica, y compartimos un consejo que la investigadora deja a las niñas y adolescentes que quieren desarrollarse en la ciencia: “A las jóvenes les diría que sí se puede. Yo creo en la igualdad, cualquier persona puede ser lo que quiera ser, sin importar el género. Si piensas que es lo tuyo, nada te detiene. Hoy en día hay más oportunidades, hay becas especiales para mujeres en ciencia, aprovechemos eso. Ni las carreras ni los estereotipos marcan tu camino”.

 

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.