Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Orgullo PUCP

Ingeniera PUCP Rosa María Rojas fomenta la inclusión de las mujeres en la minería

Nuestra exitosa egresada de Ingeniería de Minas, quien obtuvo el Outstanding Young Professional Award 2018 de la SME en Estados Unidos, busca que haya igualdad de oportunidades de estudio y laborales para las mujeres en su industria. Para ello, colabora con distintas organizaciones y próximamente publicará el ebook “Memorias de Ingenieras de Minas (Perú)».

  • Texto:
    Oscar García Meza
  • Fotografía:
    Héctor Jara

A sus 36 años, la Mag. Rosa María Rojas cuenta que tuvo que invertir tiempo y esfuerzo en formar su carácter y crear mecanismos que le permitan navegar en el ambiente de la industria minera, el cual, lamentablemente, es hostil en muchas ocasiones.

“Como mujeres, enfrentamos abiertamente que nos subordinen. Por ejemplo, dudan constantemente de nuestros conocimientos técnicos, capacidad o experiencia”, señala Rojas. Una de las graves consecuencias de estos prejuicios es que las mujeres mineras acceden a menos oportunidades de trabajo, ascensos laborales, mentorías, entre otros aspectos.

Lo más importante es usar nuestra plataforma y posición privilegiada de influencia para visibilizar y empoderar a otras mujeres».

Por ello, uno de los objetivos de la carrera y de la vida de Rosa María Rojas es que haya una auténtica igualdad de género en el sector de la minería. Y es consciente de que para que esa misión llegue a buen puerto es clave conectarse, apoyarse y ser solidarias entre colegas. “Lo más importante es usar nuestra plataforma y posición privilegiada de influencia para visibilizar y empoderar a otras mujeres, especialmente a las más vulnerables que no conocen sus derechos y soportan conductas inapropiadas”, recalca.

Rosa María Rojas fue la primera mujer sudamericana en recibir, en el 2018, el Outstanding Young Professional Award, otorgado por la Sociedad de Minería, Metalurgia y Exploraciones (SME) de Estados Unidos.

Inspiradora formación

En su promoción del 2007-2 de la Especialidad de Ingeniería de Minas en la PUCP, Rosa María fue la única mujer egresada. Comenta que tuvo profesores y profesoras que fueron sus modelos a seguir, quienes le inspiraron a mantenerse en la carrera. “Me entusiasmaba tener la oportunidad de formar parte de una labor tan importante y básica para nuestra sociedad global, aunque muchas veces no sea reconocida y valorada”, manifiesta.

Me entusiasmaba tener la oportunidad de formar parte de una labor tan importante y básica para nuestra sociedad global, aunque muchas veces no sea reconocida y valorada».

Rojas señala que la formación recibida en nuestra Universidad fue un importante primer peldaño para insertarse exitosamente en la industria minera. Incluso, en su época en la PUCP, pudo asistir, junto con sus compañeros, a la conferencia anual de la Sociedad de Minería, Metalurgia y Exploraciones (SME) de Estados Unidos y, posteriormente, fundar el primer SME Student Chapter en Perú.

Al egresar, uno de los puestos de trabajo que tuvo, y donde venció los prejuicios, fue la Minera Escondida en Chile  -considerada la mina de cobre más grande del mundo-, donde fue la única mujer supervisora de operaciones de minas en el 2009. “La considero una experiencia muy retadora y a la vez de mucho crecimiento personal, donde fortalecí mi carácter”, afirma.

Al egresar uno de los puestos de trabajo que tuvo, y donde venció los prejuicios, fue la Minera Escondida en Chile -considerada la mina de cobre más grande del mundo- donde fue la única mujer supervisora de operaciones de minas en el 2009.

Pionera sudamericana

En el 2018, Rojas recibió el Outstanding Young Professional Award, otorgado por la SME de Estados Unidos. Era la primera vez que un profesional sudamericano obtenía este importante galardón, el cual distingue a aquellos que han realizado un aporte importante a la industria minera.

Para Rosa María, el premio significó no solo un reconocimiento al esfuerzo que había hecho desde sus años de formación en la PUCP hasta su trabajo en las minas, sino sobre todo un aliciente para continuar trabajando en su misión de visibilizar el rol de los profesionales de su rubro, especialmente las mujeres mineras, y promover el desarrollo sostenible de la industria a la que se dedica.

Agente de cambio

En el 2011, empezó una maestría en la Universidad de Arizona, Estados Unidos, donde se especializó en análisis y minería de datos e inteligencia del negocio aplicada a mejorar la gestión de operaciones. Actualmente, Rojas es catedrática y gerente de los programas ejecutivos en esta universidad.

A la par, viene promoviendo la igualdad de género con su labor en las organizaciones Women in Mining Arizona, la SME, el Programa Mentoring del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú y la Red de Ingenieras de Minas del Perú. “Todos podemos ser un agente de cambio para alcanzar la igualdad de oportunidades, un merecido respeto y un ambiente laboral inclusivo en la industria minera global”, sostiene.

También, con egresadas de Ingeniería de Minas de nuestra Universidad, ha formado el grupo “Rompiendo Barreras PUCP”. “Nos sentimos comprometidas a forjar estos grupos de soporte, donde podamos intercambiar experiencias, y aportar a nuestro desarrollo profesional y personal de manera conjunta. Asimismo, educamos a la comunidad en estos temas”, dice.

Precisamente, con este grupo publicará, en unos dos meses, el ebook Memorias de ingenieras de minas (Perú), el cual tratará de compartir sus experiencias como ingenieras de minas en nuestro país, visibilizar las oportunidades de mejora a nivel de cultura minera, empoderar a las mujeres, y generar sororidad y empatía. Rompiendo Barreras PUCP planea colgar el libro electrónico en diversas fuentes públicas y en la página de Facebook que acaba de crear.

Gracias a la labor de personas como Rosa María, en los últimos años, ha habido avances en cuanto a las oportunidades de estudio y laborales para las ingenieras de minas en Perú. Ella aconseja a las jóvenes que quieran seguir esta profesión que no hagan caso a aquellos que les digan que no pueden. “Formen su ‘tribu’ desde la universidad, con la que puedan compartir y superar momentos difíciles. Es decir, colegas que entiendan lo que están pasando y empaticen con ustedes. Y no vean a otras como su competencia. Más bien formen relaciones de amistad verdaderas con personas de ambos géneros”, resalta.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.