Psicología y educación, Responsabilidad Social
Noticia

Facultad de Educación PUCP apoya voluntariado del Minedu

Docentes y estudiantes de la Facultad de Educación participan en el voluntariado Vacaciones Reútiles, iniciativa organizada por el Minedu que busca nivelar las competencias básicas de los alumnos de escuelas públicas a nivel nacional.

Autor: Gabriela Pérez | Fotos: Ilustración: Gabriela Pérez
Facultad de Educación PUCP apoya voluntariado del Minedu

La educación fue uno de los sectores más afectados por la pandemia a nivel nacional: miles de estudiantes de primaria y secundaria perdieron el año o no lograron concluir sus estudios de manera satisfactoria.

En respuesta a esta situación, el Ministerio de Educación (Minedu) ha creado la iniciativa Vacaciones Reútiles, cuyo objetivo es brindar acompañamiento a niñas y niños de escuelas públicas en un programa de nivelación durante las vacaciones de verano (enero-febrero). Diez docentes y 29 estudiantes de nuestra Facultad de Educación se han sumado a este voluntariado.

“Somos conscientes del reto que implica este voluntariado; sin embargo, confiamos en que la voluntad puede más y, por ello, nos ponemos a disposición de los chicos. Nuestro compromiso es avanzar juntos y desarrollar, durante estos meses, experiencias de aprendizaje autónomo”, señala la Dra. Verónica Castillo, docente de nuestro Departamento de Educación.

Desarrollo del programa

Para llevar a cabo este proyecto, el Minedu desarrolló una carpeta de recuperación por grado, la cual busca que los estudiantes puedan avanzar en el desarrollo de competencias básicas.

Por otro lado, los voluntarios involucrados en el proyecto están divididos en dos categorías: monitores (docentes y egresados) y estudiantes. Cada equipo de estudiantes está liderado por un monitor, quien se encarga de velar y guiar su labor con los escolares.

La Dra. Augusta Valle, docente del Departamento de Educación, estuvo a cargo de las primeras coordinaciones de nuestra Universidad con el Minedu. “Convocamos a los docentes, egresados y estudiantes de la Facultad de Educación que quisieran participar. La respuesta fue muy buena: logramos formar diez grupos de trabajo para el desarrollo del programa”, explica.

“Para todos nosotros, esta es una experiencia nueva, retadora, que nos interpela y replantea nuestra acción educadora, pero que también nos permite aprender, crecer y mejorar», cuenta la Mag. Aurea Bolaños, otra de nuestras docentes que participa en el voluntariado. Servir al país en este contexto, sin embargo, es parte de su vocación como educadora. “Un aspecto que he procurado realizar a lo largo de mi vida personal y profesional es que las responsabilidades que asumo contribuyan, de alguna manera, con la mejora de la educación pública. Este voluntariado es una nueva oportunidad para ello», señala.

Voces de estudiantes voluntarias

Antes de contactarme con las familias y los dos niños (niño y niña) de la comunidad awajún, tuve reuniones con las autoridades escolares del plantel. Esto fue favorable, ya que pude familiarizarme con el contexto de la comunidad y sus dificultades. Frente a ello, asumí estos retos con mucho compromiso y vocación; he creado materiales para enviar por WhatsApp y he hecho un gran esfuerzo para que las llamadas permitan que los niños se motiven y sigan aprendiendo».

Nicole Ames

Muchos creen que cuando estudiamos en la universidad, solamente abarcamos colegios particulares, pero la realidad es otra. En la escuela pública, hay una gran necesidad y nosotros, como educadores, tenemos un gran compromiso. Debemos asegurarnos de que todos los estudiantes reciban la misma calidad educativa sin importar la zona en la que residan».

Favia Sánchez

Estamos conociendo las carencias y necesidades del lugar que se nos ha asignado, por lo que tratamos de dar lo mejor para aportar al proceso de aprendizaje de los chicos, el cual se vio gravemente afectado por el inicio de la pandemia el año pasado. Espero que los niños que tengo a cargo puedan comprender y reflexionar sobre sus metas a lo largo de este programa».

Paola Palacios

Enseñanza remota

La región designada como área de trabajo para nuestros voluntarios es el departamento de Amazonas, específicamente la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) correspondiente a la zona de Bagua.

“Se nos asignaron 54 estudiantes de primero y segundo grado de primaria, y 4 de cuarto año de secundaria. Todos ellos estarán a cargo de grupos pequeños de estudiantes voluntarios, algunos de ellos miembros de la comunidad awajún”, explica la Lic. Sobeida López, docente del Departamento de Educación y coordinadora actual del equipo.

“Estamos conociendo las carencias y necesidades del lugar que se nos ha asignado, por lo que tratamos de dar lo mejor para aportar al proceso de aprendizaje de los chicos», cuenta Paola Palacios, estudiante de Educación y voluntaria del proyecto. La Mag. Yesemia Arashiro, docente de nuestra Universidad, concuerda: “Cada uno está dando lo mejor de sí. Mi compromiso es asegurar el derecho a la educación de los niños de comunidades nativas del Amazonas”.

Empezar temprano

El grupo de voluntarios de la PUCP es uno de los primeros en iniciar con el programa, pues todas las coordinaciones con el Minedu y las autoridades educativas locales se dieron con diligencia. A pesar de que existieron algunas dificultades técnicas y burocráticas en el camino, estas se pudieron solucionar a tiempo.

La coordinación con los padres de familia de los estudiantes se realizó también de manera oportuna y se lograron definir los canales por los cuales se realizarán las actividades con los escolares. De esta forma, se estableció que los voluntarios se contactaran con los niños y niñas dos veces por semana, por vía telefónica y WhatsApp.

He creado materiales para enviar por WhatsApp y he hecho un esfuerzo para que las llamadas permitan que los niños se motiven y sigan aprendiendo”, cuenta nuestra estudiante Nicole Ames.

Como se ha mencionado, la iniciativa y el trabajo de nuestras estudiantes, egresadas y docentes busca mitigar el impacto negativo que la pandemia ha tenido en la educación en todo el país. “Como educadores, tenemos un gran compromiso. Debemos asegurarnos de que todos los estudiantes reciban la misma calidad educativa sin importar la zona en la que residan”, señala, finalmente, nuestra estudiante Favia Sánchez. 

¿Quieres conocer más de esta carrera?

Si te gustó esta nota, quizá te interese conocer más sobre las especialidades de Educación Inicial, Educación Primaria y Educación Secundaria. Desde estas profesiones, se puede generar oportunidades de aprendizaje que desarrollen el inmenso potencial de niños, niñas y adolescentes, lo que les permitirá aprender mediante sus propios intereses y estilos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.