Ciencias sociales y comunicaciones, Letras y humanidades
Noticia

¿De qué escribimos cuando escribimos de amor?

Acaso porque es un tema que afecta a todos los seres humanos, el amor ha sido abordado por la literatura desde sus inicios hasta la actualidad. A propósito del Día de San Valentín, aquí te mostramos ejemplos de obras que retratan distintos aspectos del proceso amoroso.

Autor: Oscar García Meza | Fotos: Solange Avila
¿De qué escribimos cuando escribimos de amor?

En la literatura se reflejan las inquietudes y preocupaciones de los seres humanos. Por eso no es de extrañar que, a lo largo de su historia, el amor sea uno de los tópicos más recurrentes. Podemos encontrarlo en obras clásicas -como La Ilíada y Romeo y Julieta– y también en novelas, cuentos y poemas contemporáneos. “En la narrativa, en general, este tema es central, bien como eje o punto de partida”, señala la Dra. Giovanna Pollarolo, directora de la Maestría en Escritura Creativa.

“El amor ha sido retratado desde distintos puntos de vista y, muchas veces, responde a un contexto histórico”, señala la Mag. Daniela Ramírez, docente y gestora de la Maestría en Escritura Creativa. Por ejemplo, el Poema XV de Pablo Neruda –que contiene el famoso verso “Me gustas cuando callas”- la Dra. Pollarolo lo interpreta, actualmente, como un hombre que pone a la amada en un pedestal pero no le concede agencia. “La adora por su silencio, como si fuera un objeto”, enfatiza.

Obras de amor

En El Banquete de Platón, Aristófanes cuenta que hace mucho tiempo existían unos seres que tenían los dos sexos. Al ver su perfección, los dioses los separaron. De ahí nace la idea de que vamos por el mundo buscando esa parte que nos falta, popularizado con la expresión “la media naranja”. “Eso se aprecia en Madame Bovary, de Gustave Flaubert, donde la protagonista deposita su ilusión de tener una vida plena en el encuentro de un amor que le dé aquello que siente le hace falta”, menciona Pollarolo.

A diferencia de Bovary, el personaje de Ana Karenina –de la novela homónima de Tolstói- no buscaba el amor. “El flechazo sucede de casualidad, cuando llega a la estación del ferrocarril y ve a Vronski”, dice Pollarolo, anotando que en esta obra vemos una representación del amor a primera vista. “(…) Ella volvió también la cabeza. Sus brillantes ojos pardos, sombreados por espesas pestañas, se detuvieron en él con amistosa atención”, narra Tolstói.

La sensación de estar enamorado se aprecia claramente en Vida nueva, de Dante Alighieri. “El enamoramiento llega a ocupar todos los aspectos de la existencia del autor, fluctuando sus emociones desde la felicidad absoluta al ver a su amada hasta la tristeza extrema cuando se entera de que ella falleció”, comenta Ramírez. Lo curioso es que el poeta italiano nunca fue pareja de Beatriz. En la misma línea, el personaje de Ricardo Somocurcio, de la novela Travesuras de la niña mala de Mario Vargas Llosa, vive enamorado de una misteriosa mujer que aparece y desaparece de su vida, y con la cual no puede sostener una relación estable.

Pero ¿qué sucede cuando el sentimiento amoroso no es recíproco? Sobre ese sufrimiento escribió Goethe en Las penas del joven Werther. “Narra las desventuras del personaje principal, quien al no ser correspondido termina por suicidarse”, sostiene Ramírez. Pollarolo añade que en Égloga 1, Garcilaso de la Vega transmite el dolor frente a la frialdad e indiferencia de su amada Galatea.

No es muy común encontrar poemas que celebren el amor, mas sí el desamor. Sobre este tema, Pollarolo recomienda leer a Vasko Popa y Juan Gonzalo Rose, quien en Égloga tarda dice:

Me he acostumbrado a ti
como la luz del mundo a las ventanas
Obscurece y no llegas
Será para mañana.

La propia directora de la Maestría en Escritura Creativa cuenta con un poemario sobre la ruptura, llamado La ceremonia del adiós, al igual que nuestra docente del D.A. de Humanidades Rocío Silva Santisteban, quien hace lo propio en su libro Turbulencia. Por último, Ramírez recomienda leer la novela El pasado, de Alan Pauls, que muestra cómo las relaciones de pareja siguen persiguiéndonos incluso después de concluidas.

(Re)léelos en nuestra Biblioteca Central. Puedes prestarte estos títulos Madame Bovary – Gustave Flaubert PQ 2246.M2 FR Ana Karenina – León Tolstoi PG 3367.S5 A6 1991 Vida nueva – Dante Alighieri PQ 4318.58 V58 2010 Travesuras de la niña mala – Mario Vargas Llosa PQ 8498.V28 T7 2009 Poesía – Juan Gonzalo Rose PQ 8497.R84Z6 1990 Turbulencia – Rocío Silva Santisteban PQ 8498.S57 T La ceremonia del adiós PQ 8498.P75 C El pasado – Alan Pauls PQ 7798.26.A87 P1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.

1 comentarios

Jhon

La mejor universidad del Perú incentivando a la lectura,,…

Responder