Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Noticia

Proyecto COIL: aprendizaje colaborativo

Cuatro estudiantes de la Facultad de Gestión y Alta Dirección se encuentran participando en el Proyecto COIL, el cual reúne a alumnos de importantes universidades de Latinoamérica para fomentar el aprendizaje y la investigación colaborativa.

  • Texto:
    Gabriela Pérez
  • Fotografía:
    Ilustración: Gabriela Pérez

COIL (Collaborative Online International Learning) es una metodología utilizada globalmente para el aprendizaje colaborativo entre distintas redes de estudiantes, que busca compartir conocimientos para la elaboración de investigaciones y proyectos a través de un entorno virtual.

Cuatro estudiantes de la Facultad de Gestión y Alta Dirección de nuestra Universidad son parte de un proyecto piloto organizado por cuatro importantes casas de estudios latinoamericanas: Universidad de Valparaíso (Chile), Universidad de Monterrey (México), Universidad EAFIT (Colombia) y la PUCP representando a nuestro país. El docente Mag. Miguel Córdova es el encargado de guiar a nuestros estudiantes durante el desarrollo del proyecto, él nos comentó que en cada universidad se han seleccionado cuatro estudiantes de carreras afines a la gestión y administración, quienes son asesorados por un profesor.

“Este semestre nosotros, los docentes, estamos realizando este proyecto a manera de piloto y cada universidad está trabajando con cuatro estudiantes. Son un total de dieciséis alumnos, los cuales se han formado en cuatro grupos que incluyen un estudiante de cada nacionalidad por equipo, para lograr la integración académica y cultural”, explicó Córdova.
Los estudiantes que están participando de este piloto son Ruth Powosino, Christell Almanza, Carlos Nole y Sindy López, alumnos de los últimos ciclos de la especialidad.

Sobre el proyecto

Esta iniciativa tiene la duración de un mes y empezó el pasado 15 de abril. El objetivo académico del proyecto es realizar, por medio de esta metodología colaborativa, un trabajo de investigación sobre la guerra comercial entre EE.UU. y China, y la repercusión que este suceso tuvo en los países que conforman la Alianza del Pacífico que, casualmente, son los que se encuentran participando en el proyecto. “Este proyecto consta de tres hitos. Primero, los chicos deben realizar un video en el cual se presenten y cuenten un poco acerca de ellos, por ejemplo, sus intereses. Esto como una forma de romper el hielo y lograr que se conozcan e integren mejor entre ellos”, comentó el docente.

Después de esta primera fase, en la que los jóvenes tienen la oportunidad de compartir sobre ellos, deben empezar a trabajar en el informe final del tema propuesto para la investigación mencionada líneas arriba. “En medio del desarrollo del informe, tenemos algunas actividades. Por ejemplo, los grupos van a reunirse con nosotros de manera online, vía Zoom, para conversar, conocerlos y poder orientarlos”, señaló el profesor Córdova.

Para el segundo hito, ellos tienen que presentar un avance con la información recopilada en función del país que les fue asignado, pues cada grupo se encargará de analizar uno diferente. Córdova precisó que, si bien es la misma temática a trabajar para todos los equipos, los resultados y hallazgos de la investigación serán distintos. Finalmente, los grupos realizarán una presentación formal de los resultados, frente a los cuatro docentes, y un informe escrito.

Aprendizaje y cultura

Si bien antes se mencionó que existe un objetivo académico, esta metodología no contempla solamente enriquecer a los estudiantes en ese plano, sino que busca también la integración cultural y el desarrollo de habilidades blandas. Por esta razón, los docentes decidieron que los grupos debían ser conformados por jóvenes de diferentes nacionalidades y especialidades, con el fin de que compartan sus distintas perspectivas y formas de ver el mundo.

“Una de las grandes ventajas de este tipo de programas es que los estudiantes desarrollan y maduran habilidades blandas, como el trabajo en equipo, liderazgo y entendimiento intercultural. El reto, y a la vez la oportunidad, está en la posibilidad de trabajar con compañeros de edad similar, carreras afines, pero de diferentes culturas. Para ello, deben aprender a comunicarse y entenderse”, expresó Córdova.

En este sentido, los estudiantes están utilizando múltiples plataformas virtuales que van desde aplicaciones para videoconferencia hasta mensajería instantánea.

Futura implementación

Al principio de la nota comentamos que este proyecto era un piloto. Esto se debe a que los docentes planean implementar la metodología y la dinámica de los grupos de distintos países para un momento específico dentro de sus cursos en sus respectivas universidades. Es decir, será parte de una nota. Córdova explicó que cada docente le asignará un peso al proyecto, el cual no tiene que ser el mismo en todos los casos, pues cada profesor decidirá cuánto porcentaje del curso representa el trabajo colaborativo que realicen.

Esta prueba, realizada con 16 alumnos, no tiene ninguna calificación en sí, debido a que la intención de los docentes es tener una retroalimentación por parte de los alumnos participantes, para poder mejorar su estructura y preparar su implementación el próximo ciclo.

Testimonios

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.