Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Noticia

CCPUCP: 25 años sembrando cultura

Nuestro CCPUCP cumple 25 años brindando propuestas artísticas de calidad que generan reflexión y diálogo. Aquí, sus principales promotores cuentan su inicio, evolución y a qué apunta en el futuro. Además, te invitan a participar en el Encuentro Cultura y Ciudadanía.

  • Texto:
    Oscar García Meza

Desde hace 25 años, el Centro Cultural de la PUCP (CCPUCP) viene sembrando emociones, inquietudes y reflexiones en la sociedad. Gracias a la iniciativa del Ing. Hugo Sarabia, en ese momento rector de la PUCP, que luego continuaría su sucesor, el Dr. Salomón Lerner, se llevó a cabo un espacio que alberga expresiones artísticas, tanto nacionales como internacionales, de gran calidad.

La apuesta de nuestra casa de estudios por la cultura pasa por la importancia que esta tiene en la transmisión de valores y tradiciones. “En un país con debilidades en su educación formal, la cultura cuenta, también, con la responsabilidad de formar mejores personas”, enfatiza el Mag. Marco Mühletaler, actual director del CCPUCP. “La cultura nos permite colocarnos al costado de la realidad, reflexionar sobre ella y regresar con mayor calidad de vida”, resalta Edgar Saba, fundador y director de nuestro Centro Cultural por más de 20 años. “Lo primero que hicimos fue plantear la cultura como algo inherente al ser humano y parte connatural a su desarrollo”, señala por su parte Alicia Morales, quien dirigió el CCPUCP entre el 2015 y 2018.

Primeros retos y logros

A fines de 1993, Saba realizó un diseño de diez páginas de lo que podría ser un centro cultural, a pedido del entonces vicerrector, el Dr. Salomón Lerner. En febrero de 1994, el director y dramaturgo, que radicaba en España, recibió un fax donde le consultan si estaba dispuesto a fundar y dirigir esta nueva iniciativa. Las dudas de aceptar el cargo se disiparon cuando conversó, de casualidad, con el mandatario e intelectual checo Václav Havel, quien le comentó: “Si la cultura no fuese esencial para un pueblo, yo jamás hubiera asumido la presidencia”. Saba regresó a nuestro país a fin de ponerse al mando de esta tarea. Cuando le consultaron qué nombre ponerle, él enfatizó que debía llevar la firma de “La Católica”.

En una época en que los lugares para ver expresiones artísticas eran prácticamente inexistentes, se inauguró, el 23 de junio de 1994, el CCPUCP. Una de sus características consistió en producir o coproducir todo lo que se presentaba. “Estábamos inventando un espacio innovador, donde queríamos que lo presentado abriera el pensamiento y la imaginación, generara debate y enriqueciera el espíritu”, señala Morales, quien asumió el cargo de directora ejecutiva en 1995.

Quizás el presupuesto era estrecho, pero contrarrestaban las limitaciones con creatividad. “Nuestro principal reto era la búsqueda del rigor y la excelencia”, dice Morales. “No íbamos a hacerlo como amateurs”, enfatiza Saba.

De esta manera, el CCPUCP se vuelve un referente en la gestión cultural del país. “Mucho de lo que se hizo aquí ha sido una semilla para la gestación de políticas culturales”, señala Mühletaler. Un buen ejemplo de ello es el Festival de Cine de Lima, que nació en 1997 como Encuentro Latinoamericano de Cine. Aquello que empezó con dos salas y 20 películas tuvo en su última edición, la número 23, más de 60 sedes y 400 filmes, por lo que es ahora uno de los principales eventos cinematográficos de la región.

Próximos estrenos

En los últimos años, el CCPUCP se ha esforzado en acercar su propuesta a nuevos públicos. “Enfocarnos en la gente joven es permanecer en el tiempo”, dice Gabriela Zenteno, coordinadora de comunicaciones del CCPUCP. Tanto ella como Marco quedaron tan conmovidos después de ir por primera vez a sus instalaciones que decidieron dedicarse al campo cultural. Ese es el impacto que esperan tener en las nuevas generaciones.

Con un prestigio y posicionamiento ganados en el país y la región, el CCPUCP busca ahora expandirse. Su actual director señala que se está culminando la construcción de un espacio nuevo al costado del local actual. “El futuro de nuestro Centro Cultural pasa por seguir preocupándonos en realizar producciones y eventos de altos estándares de calidad e integrarnos cada vez más con la comunidad PUCP”, concluye Marco Mühletaler.

Un encuentro para la ciudadanía

El CCPUCP celebra sus 25 años con el encuentro Cultura y Ciudadanía, que se realizará el 14, 15 y 16 de noviembre. El evento contará con especialistas de diversas regiones de nuestro país y del exterior —entre ellos, Ángel Mestres, Bárbara Camps e Itzel Martínez—, quienes participarán en conversatorios y talleres sobre el papel de las artes plásticas, el teatro, el cine y la gestión cultural en el desarrollo de ciudadanía.
Asimismo, habrá interesantes cine fórums —sobre filmes, como Un cine en concreto y Resacca—, espacios de trabajo en red entre agentes de gestión cultural y talleres para niños. De esta manera, el CCPUCP nos invita a reflexionar sobre el impacto de la cultura en la mejora de nuestra calidad de vida. Para ver el programa completo, ingresa a www.centroculturalpucp.com/encuentro25ccpucp/

¡Cine gratis para la comunidad PUCP!

Como parte del festejo de sus bodas de plata, el CCPUCP invita a la comunidad PUCP a una función gratuita del aclamado documental La revolución y la tierra, de nuestro egresado Gonzalo Benavente. La proyección se realizará este miércoles 13 a las 9:30 p.m. en la Sala Azul de nuestro Centro Cultural. Puedes recoger tu entrada en el Espacio CCPUCP –ubicado en Ático, segundo piso de Tinkuy— el lunes 11 y martes 12, entre 12 y 5:30 p.m., presentando tu carné universitario o TI. Podrás disfrutar de canchita y bebida para ver la película.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.