Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Retorno seguro

Aulas híbridas PUCP: empezaron los pilotos como parte de la preparación para actividades presenciales en el 2022-1

Desde fines de noviembre se vienen desarrollando, en modalidad piloto, clases de prueba en aulas híbridas. Esta valiosa herramienta puede ser parte de las actividades de un curso semipresencial y permite que los docentes brinden una experiencia de formación de calidad tanto a estudiantes que se encuentran de manera presencial como en remoto. Conoce su dinámica y las primeras lecciones que está dejando de cara al ciclo 2022-1.

En la mañana del 24 de noviembre, la profesora Dra. Cecilia Gaita dictó, en un salón del pabellón Mac Gregor, una clase del curso Cálculo Diferencial. La acompañaban 13 alumnos de manera presencial -todos con doble mascarilla o una KN95- y 42 estudiantes en modalidad remota que atendían a través de una cámara. Esta fue una de las clases realizadas en el marco del piloto de aulas híbridas PUCP que se viene desarrollando en nuestro campus. 

“Este piloto busca establecer los lineamientos para el uso de estas aulas y, a partir de las experiencias recogidas, proponer mejoras. La idea es que el aula híbrida sea un recurso que permita desarrollar a nuestros docentes los contenidos pedagógicos del curso en beneficio de los estudiantes, presenciales y remotos, y facilitar la interacción entre ambos grupos”, señala el Dr. Javier Pazos, director de nuestro Instituto de Docencia Universitaria (IDU).

La Mag. Claudia Zapata, directora de la Dirección de Asuntos Académicos (DAA), comenta que, desde hace algunos meses, se vienen probando los equipos tecnológicos. Posteriormente, tanto el IDU como PUCP Virtual modelaron un diseño pedagógico que une la parte tecnológica con una propuesta formativa de calidad, además de supervisar las diferentes clases piloto.

Aulas híbridas PUCP: una opción dentro de lo semipresencial

Si bien lo híbrido es una importante opción de implementación para las clases semipresenciales del 2022- 1, no es la única que se utilizará. “Consideramos que lo primero es el diseño pedagógico de los cursos. A partir de allí se eligen todas las herramientas que necesitas para ejecutarlo, una de ellas son las aulas híbridas”, manifiesta Zapata. “El uso de aulas híbridas va a depender de las circunstancias y necesidades de nuestra comunidad”, enfatiza Pazos.

El último lunes 29 de noviembre, todas las unidades académicas de nuestra Universidad enviaron una primera lista de sus cursos semipresenciales para el ciclo 2022-1. Zapata señala que el Vicerrectorado Académico apunta a difundir los cursos que tendrán algún tipo de presencialidad mucho antes de la matrícula 2022-1, entre ellos, aquellos que usarán la modalidad híbrida. “Tenemos que seguir manteniendo la calidad en la modalidad virtual y combinarla con las actividades presenciales”, menciona Zapata.

77 actividades presenciales

de 9 distintas unidades académicas se han completado o se vienen desarrollando durante el semestre 2021-2, para cursos que así lo requerían.

Tecnología para una formación presencial y remota

El aula híbrida donde dictó su curso la profesora Gaita es una de las 10 que tenemos instaladas en este momento. Cada una está equipada con una cámara de videoconferencia que transmite por Zoom, la cual tiene la capacidad de autorrastrear el movimiento del docente y fijar 2 zonas en la pizarra a fin de obtener una mejor visualización del contenido. 

«El docente puede hablar a los alumnos presentes y a los remotos al mismo tiempo”, menciona el Mag. Jorge Quiroz, intendente de la Oficina de Intendencia de Aulas. Los estudiantes a distancia podrán intervenir en el salón levantando la mano en la sesión de Zoom. Asimismo, oirán las participaciones de sus compañeros presenciales gracias al micrófono ambiental instalado. «Estamos tratando de garantizar que la experiencia de aprendizaje sea la misma para el alumno remoto y presencial”, menciona Pazos.

Quiroz afirma que antes del inicio del semestre 2022-1 se debería contar con 170 aulas híbridas, las cuales estarán distribuidas en pabellones como el complejo Mac Gregor, los Estudios Generales, pabellones Z y H, Derecho, Ciencias Sociales, Química, Educación y el Aulario. “Además, se está instalando una cámara web al 100% de las aulas estándares. De este modo, el profesor puede conectarse a Zoom y comunicarse con estudiantes a distancia”, comenta.

Tanto el IDU como PUCP Virtual modelaron un diseño pedagógico que une la parte tecnológica con una propuesta formativa de calidad, además de supervisar las diferentes clases piloto.

Primeras lecciones y ajustes a realizar

El piloto de aulas híbridas PUCP que venimos desarrollando viene dejando unas primeras y valiosas lecciones para el semestre 2022-1. “Se nota la importancia que debemos darles a la planificación y al diseño de actividades pedagógicas, así como al fomento de la participación activa de los estudiantes y la integración constante de los alumnos en remoto con aquellos que están en la semipresencialidad”, dice Pazos.

“Estamos viendo qué ajustes o recomendaciones son necesarios, por ejemplo, los docentes que requieren un mayor apoyo debido a las dinámicas que realizan o la preparación de los estudiantes antes de ir a estas actividades”, menciona Zapata.

Para el verano del 2022, el IDU llevará a cabo actividades de capacitación a los docentes que requieran emplear el aula híbrida. “La finalidad es contribuir a la consolidación del uso adecuado de este recurso como un coadyuvante al desarrollo de las actividades docentes desde el próximo año”, resalta Pazos.

Actividades presenciales durante el ciclo 2021- 2

En el presente semestre académico, 9 distintas unidades académicas de nuestra Universidad han completado o vienen desarrollando 77 actividades presenciales para cursos que así lo requerían. Se trataron especialmente de talleres y laboratorios, debido a que requieren la presencialidad para utilizar instrumentos y espacios determinados.

«Estas actividades nos han servido de piloto para saber qué necesitábamos para el 2022-1 y qué ajustes debíamos hacer. Los profesores han aprendido a plantear sus diseños pedagógicos en este contexto. Se cumplieron los protocolos de bioseguridad y las actividades funcionaron bastante bien”, señala la Mag. Zapata.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.
Melva Alegre

Con todo respeto deberían aprovechando que ya todos están vacunados aprovechar el excelente campus q tienen para que el 2022 sea presencial. No solo se trata de aprender sino de interactuar y para ello nada como la presencialidad. El tiempo lo dura, con especial atención no solo a las carreras que me están laboratorio, sino a las que son letras y ciencias sociales. El contacto es importante

Anibal Rozas

Excelente iniciativa de crear nuevas opciones para los alumnos, en el colegio de mis hijos están trabajando ya con este tema mas tiempo atrás y puedo darles el siguiente input: Los alumnos que asisten al aula tienen a la profesora muy estática enfocada en la cámara y con un rango de movimientos limitado, los alumnos desde sus casas a veces pierden el campo de visión, claro esta es corregible pero quizá una posibilidad sería que existan ambas opciones para los alumnos, es decir horarios presenciales y horarios virtuales.
Un abrazo

Diego Pajuelo

Es importante que, al menos, durante el año 2022 se implemente la modalidad híbrida, en tanto permite tener la cercanía del profesor con los estudiantes que tienen las posibilidades de ir a las clases presenciales, pero también permite la integración de aquellos que no cuentan con las posibilidades. Recordemos que la pandemia ha cambiado muchas cosas en la vida de todos nosotros, incluyendo lugares de domicilio, horas laborales, etc., y hay alumnos que tienen dificultades para asistir a clases durante ese periodo. Buena iniciativa.

Jimena

Excelente. Una gran oportunidad para desarrollar las competencias virtuales y presenciales.

Ingrid Vera

Por cuestiones sanitarias mantengan online o hibridas para el cuidado de nuestras familias y de nosotros mismos.