Derecho, Posgrado
Entrevista

“El desprestigio de la justicia nos acompaña desde siempre”

Luis Pásara Pazos, doctor en derecho e investigador de los sistemas de justicia en México, Guatemala, Argentina, Chile, Ecuador y Perú, conversó con nosotros sobre la deslegitimación y crisis del sistema de justicia en el Perú.

Autor: Andrea Burga Villanueva|Fotos: Roberto Rojas
Luis Pásara

Luis Pásara

Doctor en Derecho por la PUCP

Usted afirma que alcanzar un estado de derecho no requiere únicamente una reforma de la administración de justicia, ¿Cómo explica esta afirmación?
El estado de derecho supone ciudadanos que piensan y se comportan de acuerdo con un conjunto de valores que en nuestros países son muy escasos. Nos parece normal coimear y ni siquiera nos damos cuenta. Estamos muy limitados para funcionar como un estado de derecho, porque formamos parte de un conjunto de relaciones sociales en las cuales las normas y el respeto a los demás no están presentes.

En un sistema de Estado débil, ¿es imposible realizar una reforma de esta naturaleza?
Es posible mejorar ciertas cosas, pero hay aspectos que no dependen de una reforma en el sistema de justicia. Por ejemplo, la ubicación de los juzgados hace que mucha gente tenga que recorrer largas distancias para llegar, y este es un problema que no puede resolver la justicia, porque necesitamos carreteras y transporte público. En el mismo nivel hay ejemplos más complicados. Una sociedad que es corrupta no puede esperar que su sistema de justicia sea transparente.

Usted menciona que la población conoce muy poco de la administración de justicia, ¿cómo puede ayudar a la reforma que las personas conozcan el funcionamiento del sistema?
Es clave. Y creo que debería aprenderse en el colegio. Hacemos que los chicos se pasen once años en la escuela y nunca se les dice la diferencia entre un juez y un fiscal o qué tiene que hacer si quiere denunciar. Primero, no se sabe que vivimos bajo un sistema de normas. Para que las leyes funcionen necesitan ser conocidas. Segundo, no se enseña derechos y deberes; y, tercero, al no enseñar, quedamos desarmados en manos de un abogado, no tenemos manera ni siquiera de evaluar la calidad del servicio que estamos recibiendo, que generalmente es malo. Por eso la educación es clave. Hemos hecho en el país varios intentos de reforma de la educación y se debería introducir cursos sobre el sistema de justicia.

¿Cuál es el papel de instituciones como la Policía o los Colegios de Abogados en la reforma?
En los casos penales, la Policía es el primer escalón de la justicia o injusticia, entonces su labor es clave. En el caso de los Colegios de Abogados, qué pasa cuando el cliente se da cuenta de que su abogado no defiende sus intereses y lo denuncia ante esta institución. Hace unos años, tras una investigación que hice en el Colegio de Abogados de Lima vi que no se sanciona a nadie y, si se hace, es de manera simbólica. Y podemos seguir. Todos ponen un poco o mucho para hacer que esto funcione. Todas las instituciones contribuyen activamente a esta situación de la cual de vez en cuando todas se escandalizan.

En su libro Una Reforma Imposible sostiene que los jueces no hacen revoluciones. ¿Cómo observa el desempeño de los jueces y fiscales que han sido tomados como agentes del cambio en el país?
En relación con las investigaciones preliminares de los fiscales, se han abierto una serie de procesos, pero vamos a ver si en los casos políticos más importantes los fiscales son capaces de presentar a los jueces pruebas suficientes para condenar. Ahí hay una serie de dificultades prácticas que pueden tener que ver con las limitaciones profesionales de los fiscales o con la falta de recursos. Por ejemplo, Barata ha entregado, según dicen, decenas o cientos de miles de correos electrónicos y documentos, hay que ver quién va a analizar eso. Luego vamos a ver si los jueces logran condenar. Ya vimos en el caso de los Petroaudios que se descubrió que una prueba era ilícita y no se condenó. De modo que cuando se dice que está ocurriendo un cambio, yo digo que esperemos un poquito, todavía no hemos visto toda la película.

¿Considera que la imagen que tenemos sobre la justicia ha cambiado con la actuación de los magistrados que investigan los casos de corrupción?
El desprestigio de la justicia nos acompaña desde siempre. Si miramos la literatura peruana, el tema de la justicia es de terror. En las encuestas, el nivel de aprobación está entre el 15 y 20 por ciento, y no creo que haya ocurrido una transformación de su imagen. Estamos en un momento en que la aprobación ha subido un poco, pero una cosa es la imagen que transmiten los titulares y otra es la experiencia directa, y todos tenemos un familiar que tiene un problema con la justicia que no logra resolver.

¿Cuál cree que sea el impacto de la decisión del Tribunal Constitucional sobre la disolución del Congreso?
La decisión no va a cambiar mucho el panorama político, porque quizá sea emitida tras las elecciones de enero, e incluso si fuera anunciada antes no podría paralizar las elecciones porque el Tribunal, cuando toma una decisión, no puede causar más daño que aquello que está tratando de remediar. Imagínese que en diciembre o a comienzos de enero el Tribunal diga que el presidente no tenía competencias para disolver el Congreso y en consecuencia manda a que se paralice el proceso, la que se arma es peor que en la que estamos ahora. El Tribunal podría decir que Vizcarra se excedió en sus competencias, pero no puede frenar el proceso electoral. Lo que diga el Tribunal, si fuera condenatorio, va a tener un efecto moral y, si aprueba la disolución, reforzaría el proceso.

El Perfil

Nombre: Luis Pásara

Grado académico: Doctor en Derecho

Trayectoria: Luis Pásara es abogado y doctor en Derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú, donde fue profesor entre 1967 y 1976. Realizó estudios de post grado en la Universidad de Wisconsin. En 1977 fundó el Centro de Estudios de Derecho y Sociedad (CEDYS), en Lima, del que fue director e investigador durante diez años.

¿Para que nos visitó?

Evento: módulo de nueve horas para los alumnos del programa titulado "La justicia latinoamericana: problemas y reformas"

Organizadores: Doctorado en Derecho