Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Coyuntura

Modificación de la Ley Forestal pone en peligro nuestra Amazonía

Al cierre del año legislativo 2023, el pleno del Congreso aprobó, por insistencia, las modificaciones de los artículos 29 y 33 de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre debilitando la legislación ambiental, según varias organizaciones. En esta nota, el Gran Canciller de la PUCP y presidente de la Ceama, cardenal Pedro Barreto, y el fundador de la Clínica Jurídica Ambiental de la Facultad de Derecho, Mariano Castro, alertan del impacto de esta ley.

  • Texto:
    Eduardo Dávila
  • Fotos:
    Agencia Andina

Loreto. El departamento más grande del Perú. Dueño de una gama de verdes por todo su horizonte, hogar de miles de especies en flora y fauna, guardián de los secretos de las comunidades originarias.
Pronto, todo eso puede cambiar de manera agresiva por la deforestación.

Cerca de la localidad de Tierra Blanca, en el margen izquierdo del río Ucayali, en la provincia de Contamana, Loreto, las colonias menonitas enfrentan acusaciones contra los bosques y por hacer un uso indebido de tierras agrícolas. Entre los años 2017-2018 y 2022-2023, se deforestaron 3,881 hectáreas para cambiar el uso de la tierra con fines agropecuarios. La aplicación de modificaciones a la Ley Forestal y de Fauna Silvestre podría contribuir a regularizar la presunta «ilegalidad» asociada con esta deforestación.

En la provincia loretana de Ramón Castilla, se ha evidenciado, en los últimos cinco años, un aumento significativo en la deforestación por actividades agropecuarias –para el cultivo ilegal de coca– a lo largo del río Amazonas. Esta expansión ha afectado a comunidades nativas con títulos de propiedad y a aquellas en proceso de titulación. La modificación de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre podría regularizar la posesión de tierras obtenidas de manera irregular, abarcando zonas deforestadas que, a menudo, invaden territorios indígenas.

Ambos casos, citados por el especialista Mariano Castro Sánchez-Moreno, exviceministro de Gestión Ambiental y fundador de la Clínica Jurídica Ambiental de la Facultad de Derecho PUCP, ilustran el peligro que amenaza a nuestra Amazonía.

Luz verde a la deforestación entre gallos y medianoche

No estuvo en la agenda del Pleno del Congreso, programado para los días 13, 14 y 15 de diciembre; sin embargo, con mucha insistencia, se debatió el dictamen que buscaba modificar la Ley Forestal y de Fauna Silvestre. «Yo estoy convencido de que la ley que ha dictado esta modificación se ha dictaminado, yo diría, entre gallos y medianoche, muy rápidamente; hay intereses ahí muy claros», nos comenta el cardenal Pedro Barreto, S.J., Gran Canciller de la PUCP y presidente de la Conferencia Eclesial de la Amazonía (Ceama).

Fue la congresista fujimorista Nilza Chacón Trujillo quien presentó una reconsideración para modificar esta ley. Además de ello, la junta de portavoces aprobó esa reconsideración a último minuto. Con 70 votos a favor, 35 en contra y 5 abstenciones, se logró modificar los artículos 29 y 33 de la ley. Estas modificaciones facilitarán la deforestación mediante ajustes en la Clasificación de Tierras por su Capacidad de Uso Mayor (CTCUM). Es decir, posibilitan el cambio de uso de tierras sin necesidad de autorización de zonificación forestal, que antes era esencial para determinar las áreas aptas para actividades agropecuarias y preservar el patrimonio forestal.

Mariano Castro Sánchez-Moreno, también director de Unidos por los Bosques FCDS-Perú, nos dice: «Lo que hace esta ley es pretender regularizar las invasiones y las deforestaciones ilegales. Detrás de ella, hay intereses que van en contra del desarrollo sostenible de la Amazonía, en contra de los derechos de pueblos los indígenas y van a favor de actividades ilícitas». El cardenal Barreto agrega que «la modificación muestra que no hay principios ni valores en aquellos que incursionan en la deforestación. Y que esta ley facilita aún más esos signos de corrupción y de afectación a los derechos fundamentales de las personas, y también es una amenaza a la integridad de Estado».

Los puntos más polémicos

La enmienda a la Ley Forestal fomenta y autoriza la deforestación y degradación de los bosques. A la vez, pone en peligro los medios de vida de las familias agricultoras en la Amazonía. Asimismo, socava los derechos de los pueblos indígenas y de las comunidades locales.

Hay que desglosar estas modificaciones para saber los peligros que conllevan. Se elimina la necesidad de estudios técnicos para clasificar las tierras forestales, lo cual permite que, sin las debidas evaluaciones, las áreas se clasifiquen como tierras agropecuarias. Además, los bosques de producción permanente serán establecidos por resolución de Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midragri), y ya no por el Ministerio del Ambiente (Minam). Es decir, las empresas de cultivo se beneficiarán al poder formalizar la deforestación que ya se cometió sin un análisis de suelo.

Las empresas de cultivo se beneficiarán al poder formalizar la deforestación que ya se cometió sin un análisis de suelo.

Por otro lado, la modificación de la ley afecta a los pueblos indígenas u originarios. Recordemos que estos territorios ancestrales son amenazados por grupos dedicados a actividades ilícitas que usurpan o los despojan de sus tierras. Con respecto a este tema, Mariano Castro comenta: «Ya se tienen registrados, lamentablemente, varios crímenes contra personas defensoras de derechos de pueblos indígenas y derechos ambientales. Con este mayor caos, donde se pretende regularizar invasiones de tierras, se van a incrementar los riesgos y actividades ilegales que invaden territorios y causa deforestación». Al mismo tiempo, la modificación quebranta el derecho a la consulta previa, libre e informada de los pueblos indígenas u originarios, según han denunciado desde la Plataforma de Pueblos Indígenas para enfrentar el Cambio Climático (PPICC).

La modificación quebranta el derecho a la consulta previa, libre e informada de los pueblos indígenas u originarios.

¿Qué podemos hacer?

El pasado 11 de enero, en El Peruano, se publicó la norma que modifica esta Ley Forestal y de Fauna Silvestre (a pesar de que tenía dos consideraciones en el sistema digital de Congreso). Frente a ello, varias organizaciones como Profonanpe, la Defensoría del Pueblo, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Perú, y varias otras organizaciones ambientales, han manifestado su desacuerdo con la modificación de la ley, ya que rompe con compromisos bilaterales e internacionales que nuestro país tiene. Al mismo tiempo, la Conferencia Eclesial de la Amazonía (Ceama) ha presentado un comunicado donde califica que la modificación es un retroceso significativo. Parte de este pronunciamiento destaca:

«La Conferencia Eclesial de la Amazonía (Ceama) considera de suma importancia recordar los compromisos asumidos por las máximas autoridades políticas del Gobierno peruano durante la IV Reunión de Presidentes de los Estados Parte en el Tratado de Cooperación Amazónica en agosto de 2023. En esa reunión, a través de la declaración de Belém, el gobierno peruano se comprometió a impulsar acciones contra la deforestación para evitar que la Amazonía llegue a un punto de no retorno, mediante la lucha contra la tala ilegal«.

Pronunciamiento de la Ceama sobre la Ley N°31973

A su vez, recientemente un relator especial sobre los derechos de los pueblos indígenas experto de la ONU advierte sobre la amenaza de esta ley.

«Yo creo que la posición de la Iglesia, y de toda institución católica como la PUCP, es la de ponerse en esta actitud fundamental de denuncia de estos atropellos graves a los derechos humanos y al maltrato de la naturaleza, porque la Amazonía es el corazón del mundo, el corazón de la humanidad», dice el cardenal Barreto, recordando la encíclica del papa Francisco, Laudato Sí, donde nos habla de la «casa común».

Por su parte, Mariano Castro comenta que la PUCP puede ayudar «realizando acciones tanto de investigación, promoción y asistencia, desde diversas áreas, sobre la Amazonía y sobre la importancia que tienen los bosques para el bienestar social. Ese esfuerzo es importante y creo que el principal llamado es a redoblar esfuerzos para que podamos impulsar un diálogo sobre el cambio y tránsito hacia una economía y un desarrollo sostenible en la Amazonía».

Deja un comentario

Cancelar
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.
Kristel

Definitivamente, es un atentado a todos los pueruanos y al mundos en general, los pulmones del planeta los pulmones de nuestro Perú esta ciendo estirpado por poderes e intereses de empresas que no sienten juicio de lo que esto puede conllevar, y lo peor de todo es que los «padres y madres» de la patria vendieron su alma por intereses economicos, sin pensar en una mañana para la humanidad.
Me parte el corazon ver que mi planeta esta ciendo destrosado, pero decepciona ver y saber que nadie defiende la naturaleza d emi pais, Perú y sus bosques no merecen ser acecinados.

Kristel

🌿 Preservemos nuestros bosques, preservemos nuestro hogar. 🌎

Estoy profundamente preocupado por la situación ambiental en Perú y en el mundo. La deforestación y la degradación ambiental están afectando nuestra biodiversidad, clima y calidad de vida.

Roy

El caso de los menonitas son invasiones en zonas de difícil acceso por parte de personas extranjeras, el estado o mejor dicho las personas que en este momento están en el gobierno «no lo ven», además, forman su empresa o asociación con todos los formalismos de la ley para comercializar los productos de estas invasiones cumpliendo las leyes peruanas.
Así transcurre el tie po hasta hoy y ya son empresas de gran actividad comercial lejos de impuestos, exigencias, alcances de gobiernos locales y toda la libertad del mundo, que tanto así, nadie puede ingresar en esas grandes o miles de hectáreas invadidas y deforestadas

Marith Rios

Es muy importante que todos los seres humanos cuidemos de la naturaleza. Leamos los libros de Stefano Mancuso, nos ayuda a sensibilizarnos y a cuidar más de los jardines los bosques y todo aquello que ayude a oxigenar el ambiente.