Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Comunidad PUCP

PUCP afianza relación con China en el marco de la conmemoración de 50 años de relaciones diplomáticas

Este 2021, se cumplen 50 años desde que Perú inició relaciones diplomáticas con China. Hoy en día, ambos países mantienen una sólida y estrecha relación, por lo que el gigante asiático es nuestro primer socio comercial en la comunidad internacional por sexto año consecutivo.

  • Texto:
    Daggiana Gómez Roncal
  • Ilustración:
    Jhafet Pianchachi

Más allá de ser una potencia económica, la PUCP ha visto en la relación con sus pares asiáticos un futuro brillante para sus alumnos. Por ello, a fines del año 2019, se fundó el proyecto Relaciones PUCP-Asia dentro del Vicerrectorado de Investigación al ver la necesidad de fortalecer las relaciones con importantes instituciones de este continente, como universidades y centros de investigación.

“Esta oficina tiene el objetivo de colaborar con el plan de internacionalización de nuestra Universidad, a través de  relaciones de intercambio y cooperación académica con instituciones de prestigio de ese continente”, afirma Rubén Tang, quien lidera el proyecto Relaciones PUCP-Asia.

El proyecto Relaciones PUCP-Asia tiene el objetivo de colaborar con el plan de internacionalización de nuestra Universidad, a través de relaciones de intercambio y cooperación académica con instituciones de prestigio de ese continente”.

Rubén Tang
Asesor del VRI en el proyecto relaciones PUCP-Asia

El tiempo le ha dado la razón. Este visionario proyecto apoya al incremento de los intercambios de profesores y alumnos, la realización de investigaciones conjuntas así como la publicación de libros y revistas en diversas áreas y la organización de eventos internacionales. 

Este es el caso del profesor Antonio Zapata, historiador egresado de nuestra Universidad y docente de la PUCP, que desde el 2018, gracias a su gran trayectoria, fue escogido como profesor visitante en China, donde ahora enseña, asesora e investiga. Así lleva nuestra cultura, nuestra historia y tradición al continente asiático.

El proyecto Relaciones PUCP-Asia

Pero eso no es todo, existen más beneficios que ofrece a la comunidad universitaria. “Tenemos la posibilidad de viajar a esos países para estancias cortas o largas, para realizar estudios de posgrado o doctorado, así como para realizar investigaciones con fondos proporcionados total o parcialmente por estas instituciones. Podríamos recibir también profesores de esas universidades. Además, la comunidad universitaria gozaría de las becas que anualmente ofrecen estos centros académicos”, agregó Tang. De esta forma se demuestra que estos programas permiten incrementar la excelencia del nivel de educación que brinda nuestra casa de estudios.

Emocionado, el profesor Tang nos contó los planes que tiene esta oficina para el futuro: espera convertirse con el tiempo en un verdadero puente para el conocimiento sobre los países asiáticos en temas vinculados a ciencias, ingeniería, humanidades, ciencias sociales, derecho, negocios, etc. De tal manera que se promueva y canalice, dentro de nuestra Universidad, la formación académica, investigación e innovación en temas multidisciplinarios vinculados a  estos países y ponerlos al servicio de la sociedad civil, yendo más allá del ámbito intelectual y universitario. 

“La región Asia-Pacífico es actualmente la más dinámica y relevante del mundo, donde China, en un tiempo cercano, se convertirá en la primera potencia económica mundial. Por ello, para nosotros, es sumamente importante fortalecer los vínculos comerciales, económicos, culturales y académicos con estos países, a fin de conocer las estrategias que utilizaron para su gran crecimiento, así como para el desarrollo especialmente en las áreas de ciencia, tecnología e innovación, donde China ha avanzado de manera significativa en los últimos años”, finalizó Rubén Tang, quien lleva años trabajando en mantener esta relación activa con los países de Asia. Incluso fundó y fue el primer director del Instituto Confucio- PUCP por 12 años.

Nos hemos adaptado a la virtualidad porque existe un gran interés en estudiar chino mandarín desde diferentes partes del país".

Maribel Temoche
Directora del Instituto Confucio PUCP

¿Cómo nos conecta el Instituto Confucio PUCP con China?

El Instituto Confucio-PUCP es un proyecto que llegó a Perú desde el Ministerio de Educación de China, y tiene como propósito difundir la lengua y la cultura china en todo el mundo. Busca construir una institución oficial en la enseñanza del chino mandarín. Hoy está bajo la dirección de Maribel Temoche.

“Este proyecto se inauguró en el 2019 en la Universidad Católica. Fuimos el primer Instituto Confucio inaugurado en el Perú, luego se inauguraron otros tres en el país. Existen más de 500 Institutos Confucio en el mundo. El instituto va de la mano con el convenio de cooperación para la fundación y la administración del instituto con la Universidad de Estudios Internacionales de Shanghái, que manda profesores chinos para el Perú. El instituto empezó a brindar el curso de chino regular solo con 70 alumnos. Fuimos creciendo progresivamente. A partir del 2019, con la pandemia, y la oportunidad de recibir clases de manera remota, el instituto ha crecido bastante”, contó la directora.

La llegada de la COVID-19 al país, para ellos, también fue un reto, pero al mismo tiempo una oportunidad para crecer y adaptarse a una nueva realidad. Esta institución garantiza una enseñanza del idioma oficial, pues los maestros cuentan con certificados internacionales.

“Este año hemos crecido un 80% de alumnos en relación con la matrícula del año pasado. De los 1,000 y 2,000 estudiantes que teníamos por año, hemos llegado a recibir 4,300 alumnos. Nos hemos adaptado a la virtualidad porque existe un gran interés por estudiar chino mandarín desde diferentes partes del país. Desde niños, convivir con un profesor oriental, que nos cuente cómo es su país, también les permite desarrollar una aceptación y tolerancia a otras culturas, algo que nos hace mejores ciudadanos”, afirmó Temoche.  

En julio del 2020, el Instituto Confucio PUCP obtuvo la certificación de calidad ISO 9001:2015 en los ámbitos de enseñanza del idioma chino mandarín y de las actividades de difusión de la cultura china. Ofrecen también becas a sus alumnos y público en general para que disfruten de un campamento de verano en Shanghái con el fin de que se introduzcan al idioma en el mismo país. También brindan becas de un semestre o un año para estudiar la carrera de enseñanza del chino mandarín en el mismo gigante asiático. Ahora vienen trabajando en la implementación de un programa de chino mandarín online para el próximo año, diferente al no presencial. Se trata de un programa mucho más flexible a través de una plataforma para que se acomode a los horarios de las personas.

“Vivimos en un mundo globalizado y sumamente competitivo y las personas han visto que para sobresalir no solo tienes que saber un segundo idioma, que es el inglés, el más comercial, sino también aprender un tercer idioma como el chino mandarín. Al aprender este idioma podemos aprovechar todas las oportunidades que nos brinda China para futuros profesionales, recién salidos de la educación secundaria. El gobierno asiático ofrece una serie de becas de grado y posgrados, donde el requisito base para postular es tener una certificación internacional en ese idioma, un beneficio que brinda nuestro instituto pues somos sede autorizada para brindar el examen de certificación HSK”, agregó la directora del Instituto Confucio.

Relaciones Perú-China

El vínculo entre ambas naciones se ha consolidado a lo largo de 50 años, una clara muestra de las buenas relaciones es el apoyo recibido por Perú de China para la lucha contra la pandemia de la COVID-19. Además, se suscribió un trato para la compra de vacunas de Sinopharm que fueron las primeras en llegar al país para salvaguardar la vida del personal de salud que continúa en primera línea de batalla contra la pandemia. 

Hay que tener presente también que nuestro país tiene mucha influencia del continente asiático y no solo hablamos de economía, a mediados del siglo XIX se registró la inmigración masiva de ciudadanos chinos. Cientos de miles de personas llegaron desde el país asiático para trabajar y quedarse, generando un aporte a nuestra cultura en diferentes ámbitos como las artes, la lingüística y las relaciones bilaterales. 

Creando un futuro común

Precisamente, para conmemorar los 50 años de relaciones diplomáticas entre Perú y China, a inicios de noviembre de este año, la Universidad Tsinghua y la PUCP organizaron el evento “Creando un futuro común”, un foro en el que conversaron en ambas lenguas sobre temas de interés común. El Dr. Eduardo Dargent, director de la Dirección Académica de Relaciones Institucionales PUCP, fue uno de los ponentes.  

“La relevancia de este evento es el esfuerzo que hace la Universidad para demostrar la importancia de mantener viva esta relación. Asimismo, de poner más atención a lo que sucede, lo que podemos aportar desde el conocimiento especializado de la Universidad sobre Asia-Pacífico, y en este caso en concreto de China, pero también en tener intercambios académicos en cuanto a temas de mutuo interés. El seminario tuvo mucho de esto: se vieron temas de relaciones comerciales, de medio ambiente, de comercio internacional en general, no solo bilateral, en la visión del futuro”, comentó sobre su experiencia el Dr. Dargent.

Para el también politólogo, tener aliados en China a nivel universitario es crucial, ya que se trata de un país en constante crecimiento que brinda aportes cada vez mayores a la academia y a la investigación, y en cuestión de calidad permite aprovechar el conocimiento que ya existe en la Universidad sobre Asia-Pacifico. “Nos servirá ver lo nuevo como una oportunidad de cambio y desarrollo”, finalizó.

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.