Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Comunidad PUCP

Ollas comunes de Lima trabajan con las cocinas mejoradas de la PUCP

El Grupo de Apoyo al Sector Rural PUCP diseñó las cocinas mejoradas para contribuir con las ollas comunes de Lima.
Estas cocinas evitan que el humo de la cocción de los alimentos sea respirado directamente por las personas que se encargan de cocinar.
Las personas a cargo de las ollas comunes fueron capacitadas para el uso de estas cocinas.
Al momento se han implementado 13 cocinas mejoradas.
También se ha ofrecido capacitación para que las mismas comunidades construyan sus cocinas mejoradas.

El Grupo de Apoyo al Sector Rural de la PUCP diseñó las cocinas mejoradas con el fin de contribuir con la calidad de vida de las personas que cocinan en espacios improvisados y sufren enfermedades respiratorias debido a la exposición a gases tóxicos. Ya se han instalado 13 cocinas mejoradas.

  • Texto:
    Daggiana Gómez Roncal

La llegada de la pandemia al Perú desató el incremento de la pobreza, donde el hambre es la principal necesidad que afrontan las familias de escasos recursos económicos. Desde entonces, en Lima y otras partes del país, la alimentación de muchos peruanos depende de las ollas comunes.

Como estrategia de sobrevivencia, se organizaron y crearon más ollas comunes, encabezadas por madres de familia que buscan los insumos y cocinan -no precisamente en las mejores condiciones- para ofrecer alimentación a los miembros de su comunidad, en especial a sus hijos. Solo en la capital, existen más de 2,150 ollas comunales. 

Buscando soluciones, investigadores del Grupo de Apoyo al Sector Rural PUCP descubrieron problemáticas en estos espacios en los que se prepara de 60 a 150 raciones diarias. Más del 40% de estas personas cocinaban, ante los altos costos del gas, con leña en lugares improvisados para atender la emergencia. Solo el 20% de estas ollas comunes cuenta con un lugar propio. Lamentablemente, el consumo de leña trae consigo enfermedades respiratorias y visuales.

“En las zonas periurbanas suelen cocinar con leña. Al ver que esta no abunda, las personas consiguen tablas, palos y cualquier cosa que sea útil. Lamentablemente, este tipo de materiales genera un humo dañino con gases tóxicos que ponen en peligro la salud de las personas expuestas”, agregó Fernando Carpio, investigador del Grupo de Apoyo al Sector Rural PUCP y encargado del proyecto Cocinas Mejoradas. 

Las cocinas mejoradas tienen dos hornillas de 120×60 cm. El humo es expulsado por la chimenea que tiene incorporada y así se evita que las personas que cocinan lo respiren directamente.

Manos a la olla

“Nosotros solo hacíamos cocinas para familias, pero asumimos el reto de la mano del Voluntariado Francés. Empezamos a diseñar cocinas más grandes ya que alimentan a toda una comunidad. Ellos necesitaban que los gases de combustión salieran por otro conducto para que las personas que cocinan no los absorben al respirar, para eso están las chimeneas que tienen las cocinas mejoradas. La primera se instaló en Manchay, ‘La Olla Común Perla de los Andes’ fue inaugurada con una rica pachamanca”, recuerda con orgullo Boris Soria, investigador del Grupo de Apoyo al Sector Rural PUCP

También transferimos el conocimiento y la nueva tecnología a los maestros o albañiles de la zona. Damos capacitación y hacemos 2 o 3 muestras de cocinas para que ellos puedan solucionar problemas técnicos y puedan replicarlas".

Fernando Carpio
Investigador del Grupo de Apoyo al Sector Rural PUCP

El equipo de investigación diseñó de manera conjunta con la Red de Ollas Comunales dos modelos de cocina mejorada: Cocina Comunal Fija y Cocina Modular Móvil. A la fecha, se han implementado un total de 13 cocinas comunales en diferentes distritos de Lima, que brindan a diario en promedio más 1,300 porciones de comida. 

“Con el Voluntariado Francés, en Manchay, se han instalado 5 cocinas mejoradas; con la fundación Oli, se han puesto 7 cocinas y una en San Juan de Lurigancho. Estamos trabajando por zonas como puntos focales para que las demás personas puedan también aprender de estas nuevas tecnologías”, explicó Fernando Carpio.

Las personas encargadas de las ollas comunes necesitaban que los gases de combustión salgan por otro conducto para que no sean absorbidos absorben al respirar, para eso están las chimeneas que tienen las cocinas mejoradas".

Boris Soria
Investigador del Grupo de Apoyo al Sector Rural PUCP

Una solución sostenible 

Lo que busca conseguir el Grupo de Apoyo al Sector Rural es el consumo eficiente de leña, brindar un diseño ergonómico para la comodidad de las personas que cocinan, producir cocinas de fácil implementación y evitar enfermedades respiratorias al eliminar los gases de combustión en la cocción. 

“No solo brindamos las cocinas, también transferimos el conocimiento y la nueva tecnología a los maestros o albañiles de la zona. Damos capacitación y hacemos 2 o 3 muestras de cocinas para que ellos puedan solucionar problemas técnicos y puedan replicarlas. Así no dependen de nadie y es una solución sostenible”, precisa Carpio.  

Desde el año 2008, estas cocinas fueron creadas e implementadas como parte de un proyecto integral para mejorar la calidad de vida en viviendas altoandinas. Según la revista América Renovable, editada por el Grupo PUCP, al año mueren más de 500 personas y se reportan más de 20 mil casos de enfermedades respiratorias debido a la inhalación del humo por cocinar a fuego abierto y el frío.

“Las cocinas familiares que hacíamos eran pequeñas, de una hornilla de 30×30 para ollas de 40 centímetros como máximo. Estas cocinas son de dos hornillas, tienen 120×60 cm. Para que sean de mayor eficiencia, hemos tenido que agrandar la cámara de combustión para que entre más leña y la cocción sea más rápida”, cuenta Boris.

Este proyecto demuestra cómo el trabajo de la Universidad, con apoyo de investigadores y de la sociedad civil organizada, tiene efectos positivos y palpables en nuestra comunidad. El Grupo de Apoyo al Sector Rural espera formar nuevas alianzas con fundaciones o entidades públicas o privadas para llevar esta solución sostenible a más peruanos. 

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.