Psicología y educación, Universidad
Noticia

Sobre la huelga de maestros*

Ante las circunstancias por las que atraviesa la educación pública en nuestro país, estamos plenamente convencidos de que la educación es un pilar fundamental para el desarrollo humano y de que cada docente es un actor decisivo del proceso educativo.

En este sentido, resulta indispensable el compromiso del país con el desarrollo de la educación, mediante políticas que velen por la sustancial y progresiva mejora de la calidad profesional, así como por el reconocimiento social de quienes ejercen la docencia, lo que conlleva a asegurarles una superior calidad de vida; es decir, establecer remuneraciones justas y procurar mejores condiciones de trabajo.

Si bien observamos importantes esfuerzos del Estado por revalorar la carrera docente, urge un mayor compromiso con el desarrollo de la calidad del sector desde un enfoque integral. Esto, mediante programas de mejoramiento de condiciones laborales, infraestructura, equipamiento, alimentación, materiales educativos y otros factores coadyuvantes.

La tarea de revalorar la profesión docente solo será posible con una sólida formación profesional y humana, inicial y en servicio, y con una carrera pública basada en una meritocracia que reconozca el esfuerzo de cada docente tanto en su formación como en la investigación, en la gestión escolar y, sobre todo, en su desempeño en el aula con sus estudiantes, futuros ciudadanos y ciudadanas de nuestro país. Esto requiere procesos de formación y evaluación claros, diseñados con criterios técnicos, comunicados con transparencia y administrados teniendo como mira la continua mejora de la educación peruana.

El derecho a la educación básica y los beneficios asociados a la asistencia a la escuela de millones de estudiantes de nuestro país no deben verse perjudicados, y mucho menos se deben poner en riesgo el año escolar y la gobernabilidad del sector educación.

El compromiso con la educación de los estudiantes de nuestro país requiere que los docentes  acudan a sus aulas y que el gobierno instale un proceso de diálogo permanente con quienes representan al magisterio, a fin de trabajar juntos por una mejor educación.

*Artículo colectivo elaborado por profesores de la Facultad de Educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.

4 comentarios

ELVIS EDISON LORENZO ABAD

Un camino una idea. Solo eso se necesita.

Responder

eber carrillo yalan

Muy de acuerdo, el Minedu ha debido establecer un dialogo claro y sin entrampamientos y demoras como se evidencia a través de la prensa visual y escrita. La educación entre otros, son herramientas claves para el desarrollo, sin embargo la voluntad política deja mucho que desear. Con el debido respeto, las consecuencias se genera en ambas partes, por un lado un gobierno que no atiende los reclamos y por otro lado aquellos que pretenden eternizarse en un trabajo que necesita ser innovado.

Responder

Vilma Ccanto Zuñiga

Sustancial y básico empezar por evaluar a las facultades de educación, de mi propia experiencia. . . aún en un post grado que empecé en una universidad de prestigio, tachamos a nuestros profesores por la falta de conocimiento y un post grado que debía durar dos años duró cuatro, ya no quiero hablar de otros centros de estudios, donde forman mediocridad, y hay carencia de conocimiento y ciencia. La Carrera Magisterial? Con un sueldo miserable como continuar preparándose cuando lo bueno es caro?.
Consideró complejo el problema. Primero conciencia en los docentes de su labor. . . Trabajamos con seres humanos, tallamos su futuro, y si nos entregáramos con pasión a nuestra labor . . No hablaríamos de “ladrones” etc, etc. ser profesor.a es “enseñar ciencia y virtud” con entrega.

Responder

Iris Bracamonte

Para que cambie la educacion en el Peru se necesita primero que no se comercialice con ella y que tampoco se la politice.Los cambios de mentalidades regionales,departamentales,locales,deben estar basados en su realidad historica que mira con objetividad y desafio el presente con proyeccion al futuro,frente a la necesidad primordial de buscar nuevas potencialidades que vigoricen y refresquen la Etica de la educacion

Responder