28 de enero del 2016

Los retos en el sector educación para el siguiente gobierno

Asegurar una educación escolar de calidad es fundamental para progresar como sociedad. La doctora Carmen Coloma, decana de la Facultad de Educación, hace un balance sobre los avances cumplidos en los últimos cinco años y nos da luces sobre los retos que debemos superar en los próximos.

¿Cómo sería el país si todos tuviéramos una buena educación escolar? Conseguir niños y niñas bien educados es uno de los primeros pasos para progresar como sociedad. El cambio comienza a vislumbrarse: 4.1% del PBI es actualmente invertido en el sector educación, contamos con becas que apoyan la educación superior y los maestros son capacitados en carrera docente. Sin embargo, los problemas endémicos del sector siguen presentes. Según el Proyecto Educativo Nacional al 2021, la educación aún no es universal ni de calidad asegurada. Asimismo, el aprendizaje tiende a reproducir prácticas rutinarias y mecánicas, y los maestros se encuentran desmotivados e incrédulos con respecto a que un cambio real pueda llevarse a los salones de clase.

¿Cuál es el panorama actual? Para la doctora Carmen Coloma, decana de la Facultad de Educación, aún hay mucho camino que recorrer en la ‘regionalización’ de los planes de estudio. “Reconocemos que el actual ministro ha hecho un gran esfuerzo para mejorar la calidad educativa, pero creo que es importante la descentralización”, sugiere. Coloma explica que se han dictado normativas educativas a nivel nacional, las cuales muchas veces no se adaptan adecuadamente a las particularidades de cada región. “Hay que hacer diagnósticos específicos para ver cuáles son las necesidades en cada región”, agrega.

Coloma destaca además que hay una falta de articulación estatal desde el ministerio hacia las escuelas y que se presentan incluso contradicciones en las funciones de ciertas instituciones supervisoras. “Encontramos que las UGEL muchas veces trabajan de manera independiente de lo que propone la región o la municipalidad. Tenemos que ver cómo trabajar conjuntamente”, expresa.

Mayor atención al niño menor de tres años

Coloma destaca también otro reto que el Ministerio de Educación debe afrontar: asegurar un buen cuidado y atención a los niños entre 0 y 3 años. La decana de Educación explica que si bien existen varios programas dirigidos a este público, estos se encuentran dispersos en varios ministerios, lo cual genera que no sean tan eficientes como podrían ser si se trabajaran en conjunto. “Todos los estudios revelan que, desde un punto de vista nutricional y psicológico, esta etapa es la base más importante de la persona. No podemos postergar su cuidado o apelar solo al juego como medio de desarrollo. Es cierto, el juego es una estrategia importante para el aprendizaje y el desarrollo, pero tiene que haber un personal especializado que ayude a que estos niños tengan lo necesario para desarrollarse como personas”, afirma. En este sentido, la doctora Coloma instó a que se prioricen la contratación y formación de especialistas en la primera infancia. “Se debe tener en cuenta que muchas veces estos niños no cuentan con una adecuada alimentación y las madres se encuentran trabajando, por lo que se quedan solos”, finaliza.

Calificar (5 votes, average: 5,00 out of 5)
SUCEDE EN:
Facultad de Educación

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO