Coronavirus,Economía
Video

5 aspectos económicos claves de cara al bicentenario

Las necesarias medidas tomadas debido a la pandemia han afectado fuertemente nuestra economía. Aquí, el Dr. Waldo Mendoza, docente del Dpto. de Economía, señala cómo será el panorama económico para los ciudadanos, las empresas y el Estado, así como la ardua tarea de recuperación que nos corresponde realizar a todos de cara a los 200 años de la nación.

Autor: Oscar García Meza

1. El 2020 será el peor año desde la Guerra con Chile

La economía peruana está recibiendo dos golpes muy duros. Uno procedente de la economía internacional, de la cual es muy dependiente. La caída del PBI mundial este año, estimada entre 6% y 7%, significará que nuestro mercado para exportaciones se reducirá y el precio de lo que exportamos caerá. Por otro lado, sufrimos el golpe de la cuarentena, la cual tuvimos que hacer debido a que nuestro sistema sanitario es muy frágil.

2. Las familias deberán reconstituir su patrimonio

Cuando el PBI cae, aumentan el desempleo y la pobreza. Lamentablemente, eso es lo que sucederá este año. En ese sentido, para los ciudadanos de a pie, en promedio, los ingresos se deteriorarán. Las familias han gastado su CTS y AFP, y se endeudaron. En los siguientes años, y en cuanto puedan hacerlo, deberán buscar elevar su patrimonio, ya sea pagando deudas o ahorrando.

3. Las empresas tendrán que pagar sus deudas

Han dejado de vender y contrajeron deudas. Durante el bicentenario, tendrán que pagarlas para reconstituir su patrimonio. Aquellas empresas vinculadas con alimentación y construcción podrán recuperarse con cierta rapidez. Sin embargo, algunas relacionadas con el turismo y transporte quebrarán. Asimismo, en los meses que vienen, no está claro que el proceso de apertura económica continúe linealmente, pues mientras la población no esté inmunizada puede suceder un rebrote de la pandemia.

4. Al Gobierno le toca reconstruir sus finanzas públicas

Cuando vino el incendio, el Perú tenía el agua para intentar sofocarlo. En este siglo, hemos sido el país que más ha crecido, uno de los que más redujo la pobreza, el de inflación más baja y con una de las finanzas públicas más sólidas. La reacción peruana de brindar bonos, créditos y apoyo a las empresas fue formidable; sin embargo, terminó siendo insuficiente para el tamaño del problema. El próximo año ya no tendremos esa liquidez. Toca recuperar la fortaleza fiscal y esa es una tarea dura que nos corresponde a todos los peruanos.

5. En el bicentenario, tendremos que reconstruir nuestra economía

El 2021 también va a ser complicado, porque las grandes crisis no se van rápidamente. Habrá una recuperación pero será lenta y va a requerir la participación de todos nosotros. Se necesita mucha solidaridad en esta coyuntura. La tarea del año del bicentenario será reconstruir la economía de las familias, empresas y Estado. Esperemos que, después de todo eso, el Perú sea el país que ha sido en las últimas tres décadas.