Ir al contenido principal Ir al menú principal Ir al pie de página
Egresados que inspiran

Flor Mallqui y Andrés Carrero son los primeros doctores PUCP en Literatura Hispanoamericana e Historia

Con el fin de seguir creciendo en su vida profesional, Mallqui y Carrero apostaron por la Escuela de Posgrado PUCP. Conoce en esta nota sus trayectorias e intereses.

  • Texto:
    Daggiana Gómez

La excelencia académica que caracteriza y posiciona a nivel regional a los doctorados en Historia y en Literatura Hispanoamericana de la PUCP motivaron a Andrés Carrero y Flor Mallqui, respectivamente, a embarcarse en estas especializaciones. Luego de años de esfuerzo, ambos se convirtieron en los primeros graduados de estos programas y alcanzaron el grado de doctor. Conozcamos un poco más de sus trayectorias en esta nota.

Un camino internacional para explorar la literatura

Flor Mallqui eligió una vez más la Pontificia Universidad Católica del Perú para seguir un posgrado. Luego de hacer su maestría en el año 2009, en el 2019 inició el Doctorado en Literatura Hispanoamericana. Ella había estado esperando con ansias la reapertura de este programa. Así que cuando se abrió nuevamente este doctorado, lo hizo en cotutela con la Universidad Bordeaux Montaigne en Francia, donde ya había empezado a estudiar.

“Mi experiencia fue gratificante, porque yo ya había trabajado con mi asesora Francesca Denegri, ahora directora de este doctorado. Además, la PUCP ofrece diferentes ayudas. Para realizar la cotutela con la universidad en Francia, me dieron la beca Paul Rivet de la Dirección Académica de Relaciones Institucionales. Me permitió realizar tres estancias en Francia: dos en Bordeaux y una en París. Pude revisar documentación en diversos archivos en Francia”, recuerda con satisfacción la ahora doctora en Literatura.

También tuvo acceso al Programa de Apoyo a la Investigación para Estudiantes de Posgrado (PAIP) en el 2019. Este le permitió invertir horas laborales en la investigación y en el proceso de escritura. Además, Mallqui reconoce que decidió optar por el doctorado de doble grado, ya que conocía el trabajo de los docentes y la exhaustividad de las investigaciones que se realizan. Afirma que la gran red de bibliotecas con la que cuenta la PUCP influyó también en su elección.

“Mi tesis de maestría se centró en el análisis de la novela Herencia, de Clorinda Matto de Turner. Por eso, continué con sus textos en el doctorado, como Viaje de Recreo. Indagué si había otros relatos de viajes de peruanos publicados durante el siglo XIX e inicios del XX”, explica sobre su investigación. Mallqui encontró que había muchos textos de este tipo y que hacía falta un estudio que viera de manera integral las diferentes representaciones de estos escritores. Es ahí donde nació el corpus de su tesis doctoral “Imaginando el Viejo Mundo desde la periferia: las representaciones de Francia y España en los relatos de viajes trasatlánticos publicados entre 1845 y 1909”, el cual obtuvo nota sobresaliente.

Desde su experiencia, Flor recomienda empalmar la maestría con el doctorado, aprovechando los recursos que brinda la PUCP para realizar el posgrado. Asimismo, sugiere aprovechar la malla curricular del Doctorado en Historia, y agradece que se le permitió retroalimentar su investigación al exponer sus avances ante profesores y alumnos del doctorado.

“Este grado me permitirá postular a una plaza permanente. Además, estoy yendo por un año a Francia, a la Universidad Bordeaux Montaigne, para trabajar como lectora, a enseñar español y cultura latinoamericana. Será una experiencia formativa con la que podré seguir investigando temas que me interesan y cuyas fuentes bibliográficas pueda encontrar en la Universidad Nacional de Francia. Pero mi deseo es regresar a la PUCP y seguir trabajando como docente”.

Flor Mallqui, doctora PUCP en Literatura Hispanoamericana

Un académico colombiano con historia en el Perú

El ahora doctor en Historia por la PUCP, Andrés Carrero, ejerció como profesor de Derecho tras obtener el grado de magíster en Sociología por la Universidad del Valle en Cali. Después de unos años decidió ser testigo de la historia de su país, trabajando en el proyecto de paz que se hizo entre el gobierno del entonces presidente colombiano Juan Manuel Santos y las FARC, la guerrilla más fuerte y más antigua de América Latina.

Convencido de que debía tener un doctorado e investigar, decidió seguir creciendo profesionalmente y empezó a buscar un doctorado en Historia. Postuló a cinco programas. “Opté por el de la PUCP porque yo ya había conocido y viajado a Perú, y me gustó mucho como lugar para vivir. Además gané la beca Huiracocha, la cual fue determinante”, explica Carrero.

A lo largo de su carrera estudió los conflictos agrarios y tuvo una vinculación muy fuerte con movimientos campesinos. Eso le permitió, comenta, ir madurando el conocimiento alrededor de la región y considera que la maestría que hizo en Sociología fue determinante para hacer un análisis mucho más profundo sobre qué es el Estado. Su tesis se tituló “Tierra, colonización y conflictos en el Quindío (1870-1930): una historia regional del proceso formativo del Estado en Colombia”.

“Aunque tradicionalmente la manera en que la gente percibe la política de Estado se ha leído de arriba hacia abajo, hay otra lectura. Llegué a tres tipos de experiencias: la de aceptación, rechazo y negación. En mi tesis doctoral, trabajé los conflictos agrarios como unidad de análisis y cómo se transmiten. Me adentré explorando casos muy puntuales donde se desarrollaban conflictos agrarios entre empresarios, colonizadores o campesinos”, explica Carrero.

Tiene la certeza de que su investigación obtuvo conclusiones muy útiles para el caso actual de Colombia, pero también para el latinoamericano, en donde también se han querido aplicar reformas agrarias. Con esto, señala, el tema de la tierra se pone en discusión y se reconoce a muchos grupos que históricamente habían sido excluidos.

“El doctorado ha dado muchos aportes a mi vida. No solo por ser el primer alumno del Doctorado en Historia que se gradúa en la PUCP, sino por ser un doctor en un país como Colombia que tiene pocos profesionales con ese grado. Me ha servido para madurar como persona, como sujeto político, como actor social. El doctorado me va a permitir tener mejores ingresos y ahora trabajaré para vincularme a la academia porque es mi proyecto de vida”.

Andrés Carrero, doctor en Historia por la PUCP

Deja un comentario

Cancelar
  • Ingresa tus datos
Sobre los comentarios
Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.