Opinión

Singapur: entre la COVID-19 y la educación

Dr. Edison Tabra

Dr. Edison Tabra

Docente del Departamento de Derecho

Pertenezco a una generación que padeció los efectos del terrorismo y la crisis de los noventa. En ese entonces, nuestra economía no era de las mejores, y las oportunidades de crecimiento y superación profesional eran bajas. Una de las puertas de salida que teníamos era aplicar por una beca de estudios en el extranjero. Como muchos, obtuve una beca para estudiar un máster y, luego, un doctorado en España. Durante mi época de doctorando, fui testigo de la importancia que tiene la internacionalización en el fortalecimiento institucional de toda universidad. Ayuda al intercambio de conocimientos y experiencia entre sus docentes, y también, para mí la parte más importante, enriquece su cultura y valores que permiten mejorar la calidad de su enseñanza.

Fui testigo de la importancia que tiene la internacionalización en el fortalecimiento institucional de toda universidad. Ayuda al intercambio de conocimientos y experiencia entre sus docentes, y también enriquece su cultura y valores que permiten mejorar la calidad de su enseñanza».

Como profesor de la PUCP, conocer la cultura y las normas de convivencia de los países se convirtió en una constante. La exigencia de la docencia nos obliga a realizar estancias de investigación en el extranjero, lo cual permite actualizar conocimientos y trasladarlos a nuestros estudiantes. En anteriores ocasiones, ya había realizado investigaciones en universidades de Europa y Sudamérica, pero no en Asia. Esta posibilidad se presentó este 2020, cuando, por invitación del profesor Dan Puchniak, realicé una estancia de investigación en el EW Barker Centre for Law & Business, reconocido centro de investigación adscrito a la Escuela de Derecho de la National University of Singapur (NUS).

Conocer la universidad, su funcionamiento académico y conversar con sus docentes fue sumamente enriquecedor. El desenvolverse en un idioma diferente fue un reto interesante de superar y asimilar. La estancia coincidió con las primeras medidas de gestión que adoptó su gobierno cuando se reportaron los primeros casos de COVID-19 en dicho país, mientras en el nuestro aún se consideraba como un “simple resfrío”. Medidas como la detección temprana de contagiados, distribución de mascarillas a la población, rastreo y aislamiento a las personas contagiadas, entre otras, ayudaron a que los casos no se incrementen exponencialmente en un país que posee una notable presencia china.

Mi estancia coincidió con las primeras medidas de gestión que adoptó su gobierno cuando se reportaron los primeros casos de COVID-19. Medidas como la detección temprana de contagiados, distribución de mascarillas a la población, rastreo y aislamiento a las personas contagiadas, entre otras, ayudaron a que los casos no se incrementen exponencialmente».

La estancia en Singapur fue impresionante y aleccionadora. Sobre todo, porque la población, la gran mayoría, tiene alto grado de cumplimiento de las medidas gubernamentales y una intolerancia a los actos de corrupción. En el tiempo que estuve en dicho país (febrero), los medios de comunicación no reportaron alguna denuncia sobre mal uso de las ayudas económicas que el gobierno otorgó a las empresas y a los ciudadanos para afrontar la crisis.

Otro aspecto relevante fue la cultura de la meritocracia en el país. El sector privado y la administración pública han asimilado la idea de que la productividad y la rentabilidad se logra a partir de escoger al correcto personal y al cumplimiento de sus objetivos. Esto, sin duda, va acompañado por una preocupación por la educación y salud. No es extraño que, en el último Ranking QS 2021, la NUS se encuentre en el puesto 11 por encima de reconocidas universidades de EE.UU. y Europa.

La población tiene alto grado de cumplimiento de las medidas gubernamentales y una intolerancia a los actos de corrupción. En el tiempo que estuve en dicho país (febrero), los medios de comunicación no reportaron alguna denuncia sobre mal uso de las ayudas económicas que el gobierno otorgó a las empresas y a los ciudadanos para afrontar la crisis».

Lo dicho no significa que el país sea perfecto. La inmigración laboral es un problema. Pero estos se relacionan con asuntos propios ligados a su desarrollo. La experiencia de Singapur nos enseña que la práctica de una cultura de cumplimiento de las normas, la meritocracia, el apoyo a la educación y el combate contra la corrupción puede ser la vía que contribuya con el crecimiento de nuestro país. Para la universidad, en especial, para la PUCP, la experiencia singapurense nos demuestra la importancia que la educación y la internacionalización docente y estudiantil tienen en la calidad universitaria.

*El autor desea agradecer el apoyo que recibió del Departamento Académico de Derecho PUCP para realizar la estancia en la National University of Singapur (NUS).