Opinión

El liderazgo de Thanos

Percy Marquina

Percy Marquina

Director General de CENTRUM PUCP

Thanos fracasó, pero nos deja lecciones que usted puede analizar para evitar cometer los mismos errores".

Ilustración: Gabriel Alayza

Tras salir de la sala donde se proyectaba Avengers Endgame, mientras escuchaba los comentarios de personas que acababan de ver la película, reflexioné sobre la derrota de Thanos y el triunfo de los héroes. Si bien este se debió a los esfuerzos conjuntos y la estrategia de los vengadores, considero que la verdadera derrota de Thanos se debió a su pobre estilo de liderazgo. Se me ocurre que la orden oscura, organización dirigida por Thanos para ejecutar su estrategia de eliminar a la mitad de la población, nos enseña cómo no debería operar una organización. Tomemos como ejemplo tres actitudes con las que el titán loco aseguraba la desintegración de su organización una vez que él fuese derrotado:

No tener tolerancia para los errores: durante la película vemos cómo Thanos tortura a miembros de su equipo con el fin de obtener información o para enviar un mensaje de las consecuencias de ocultarle información. En diversas ocasiones, miembros de la organización, como Ebony Maw, resaltaban el castigo que recibirían si fallaran en conseguir las piedras para él. Bajo este ambiente de cero tolerancia, Thanos solo conseguía formar una cultura débil en donde la retroalimentación y la creatividad estaban reprimidas. Peor aún, peligraba en crear miembros poco comprometidos, como Nébula, quien eventualmente se vio agobiada por el clima organizacional.

Miopía para diseñar estrategias organizacionales: Thanos, al enterarse de que su plan fallaría en el futuro, no consideró otra alternativa para el problema de recursos limitados en las poblaciones, sino que decidió enfocar todos los recursos de su organización en revertir su futuro fracaso. En esta transición, evidenciamos cómo Thanos solo había pensando en un plan y una estrategia para conseguir su misión. Esta falta de flexibilidad se transforma en incapacidad para adaptarse a las situaciones, error que ha llevado a varias empresas, como Blockbuster o Kodak que se mantuvieron en su estrategia a pesar del inminente éxito de la tecnología digital, a experimentar grandes pérdidas e incluso su salida del mercado.

Desarrollar la organización concentrándose en miembros específicos en vez de equipos: Thanos confesó que su línea de sucesión se concentraba solo en su hija, Gamora, a la cual había entrenado para el cargo. Thanos, al centralizar el poder en sí mismo y en Gamora, quien se separa de la organización destruyendo así el único plan de sucesión de la orden oscura, aseguraba cómo el trabajo de más de un lustro por alcanzar su objetivo se desvanecería como polvo con la muerte del mismo.

En resumen, el objetivo de Thanos no se vería logrado por el fracaso de una estructura organizacional atribuida a un estilo de liderazgo errado y arcaico. A pesar de ello, muchas organizaciones, al presente, cometen alguno de estos errores en diferentes medidas. Thanos fracasó, pero nos deja lecciones que usted puede analizar para evitar cometer los mismos errores.