Ciencias e Ingeniería
Noticia

Instrumentación sísmica: Prevenir no debería ser una obligación sino una iniciativa

El Dr. Rubén Boroschek, PhD en Ingeniería Estructural y Sismo en la Universidad de California Bekerley, y profesor de la Universidad de Chile, explica la importancia de la instrumentación sísmica en las edificaciones para ahorrar costos, prevenir desastres. Boroschek estuvo en la PUCP dando una ponencia en el Seminario Internacional de Estructuras de Acero y el Desarrollo Nacional.

Autor: Solange Avila | Fotos: Roberto Rojas

Cuando no sabemos si una edificación fue afectada severamente por un sismo u otro fenómeno se realizan evacuaciones y se paraliza la industria o los sistemas, lo cual resulta muy costoso y peligroso. Es por ello que el Dr. Boroschek considera importante conocer la evolución de la estructura que está siendo afectada a través de la instrumentación sísmica. Gracias al empleo de instrumentos de registro se puede entender realmente lo que está pasando con una edificación, si se está comportando como se esperaba desde el diseño. De esta manera, se pueden realizar medidas correctivas cuando todavía resulta barato en relación a los costos de paralización.

El especialista chileno reafirma la necesidad del “cambio de cultura” para comprender la importancia de medir y observar el comportamiento de las construcciones a tiempo real. La acogida de la instrumentación de edificaciones en Chile está empezando por varias decisiones importantes. Por ejemplo, todas las represas de agua y de mineras, las empresas contaminantes y de alto riesgo como las petroquímicas y el reactor nuclear deben instrumentarse debido al impacto que pueden tener sobre los habitantes y el entorno cuando se dañan, garantizándoles seguridad.

La necesidad de evitar evacuaciones

Boroschek explica que para los dueños de las edificaciones resulta muy conveniente hacer mantenimiento preventivo, pues permite responder rápidamente cuando ocurre un temblor. Resulta muy útil determinar que no es necesario evacuar de un edificio cuando, por ejemplo, construcciones de gran altura se mantienen intactas y tienen muchas personas en su interior. Dependiendo de la información ofrecida por la instrumentación, se determinará los daños de las estructuras y si es necesario o no la evacuación de las mismas.

“La instrumentación es imprescindible en hospitales, ya que pedir que se evacúe por un terremoto sin saber si hay daño o no puede costar muchas vidas y no tiene sentido. Evacuar siempre será una decisión personal, pero es indispensable que todos podamos estar informados sobre la realidad objetiva que se registran los instrumentos”, explica Boroschek. Además revela que dotar a un edificio de instrumentación sísmica y mantenerlo no es tan caro ni complejo, refiriendo a un costo de 1500 o 2000 dólares anuales en lugar de perder toda la inversión.

Invertir en seguridad para ahorrar

Además de la instrumentación sísmica, Boroschek sugiere que se puede mejorar las estructuras colocando protección adicional: aisladores sísmicos, que implica cortar la estructura y montarla sobre goma; o disipadores sísmicos que impiden que se mueva mucho. De tal manera que se protege la edificación, los contenidos, la inversión y el funcionamiento. Se mantiene la estabilidad de toda la estructura y se puede reducir sus deformaciones y aceleraciones en un 80%, convirtiéndose en un sistema muy efectivo y eficiente. Por otro lado, el doctor añade que el acero es un material muy útil y apropiado para las construcciones antisísmicas, pues no tiene ningún inconveniente y a veces genera un aporte, al poder tener geometrías y formas más flexibles que lo que se puede lograr con el hormigón.

“En Perú ya hay estructuras con aislamiento, tal vez no son de uso muy común pero la tendencia es que los propietarios quieran proteger su inversión además de la vida. La norma de diseño sísmico obliga que el edificio no mate gente aunque se destruya por completo, pero los inversionistas además quieren que el edificio y la inversión no se pierdan, superando las exigencias de la norma. Ese es el gran cambio que Perú está teniendo”, explica Boroschek. La ley no exige proteger la inversión ni la operación, es el dueño el que decide invertir para proteger su inversión, lo que resulta muy conveniente por el bajo costo de la instrumentación y las mejoras en las estructuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.

3 comentarios