25 de noviembre del 2015

Schydlowsky: Prepublicación de tabla de mortalidad no implicaba su aprobación

Conversamos con el doctor Daniel Schydlowsky, ex jefe de la Superintendencia de Banca y Seguros, sobre las AFP. Él estuvo en la PUCP en la conferencia ¿Qué hacer con el Sistema Nacional de Pensiones y Seguridad Social? organizada por la Facultad de Ciencias Sociales.

Tras su renuncia como jefe de la SBS, Schydlowsky sostiene que las críticas hacia la institución que dirigía tienen causas que en muchos de los casos escapan a su control. El ejemplo más cercano, mediático y polémico –pero no único- fue la prepublicación de las tablas de mortalidad. Este hecho generó debates tan enconados que finalmente se optó por anular la propuesta. Las principales críticas apuntaban a que no se conocía el sustento teórico que respaldara el incremento en la esperanza de vida, y que no se tomaban en cuenta las estadísticas disponibles en el INEI.

Asimismo, producto de este incremento etario, los afiliados recibirían una pensión menor. Se argumentaba que las AFP perdían dinero al entregar una pensión  más alta de lo que correspondería, a pesar de que esta apenas supera los 1000 soles. “Yo creo que se suscitó tanta polémica porque la gente se sorprendió de ver que este grupo poblacional vive más. No es algo que uno ve habitualmente, resulta que un grupo de peruanos viven en promedio entre 87 y 90 años, sorprende. Uno tiene una idea de promedios y una idea de país pobre. Claro, pero este es un subgrupo que tiende a vivir más, porque se alimentan bien, tienen buena educación y buena salud”, responde Schydlowsky.

Él explica que no existían precedentes para anticipar un debate sobre las tablas de mortalidad. “La última vez que se publicó una tabla en el 2010 nadie le dio importancia, la expectativa era que esto no pasara a mayores. El tema de la tabla de mortalidad hasta los 110 años ya había sido discutido, se suponía que eso ya había sido digerido, pero no fue así”, expresa.

El Dr. Schydlowsky, además, asegura que la prepublicación de las tablas de mortalidad no implicaba necesariamente su aprobación. “No ha habido marchas y contramarchas, simplemente se prepublicaron las tablas. Este mecanismo rutinario sirve justamente para recibir comentarios. Lo que alguna gente manifestó es que se estaba implementando la tabla, lo cual no es así”.

Problemas de comunicación

¿Por qué se entendió una idea equivocada? “No nos entendieron”, “nos malinterpretaron” son las respuestas que se han dado en estos casos. En efecto, los impasses comunicacionales son frecuentes a la hora de transmitir datos duros. “Nosotros publicamos bastante información detallada. El desafío es justamente que el usuario no se ahogue en el exceso de información”, afirma.

¿Qué esfuerzos se deberían de hacer al respecto? ¿Elaborar una estrategia de comunicación? ¿Priorizar la información precisa y directa en la página web de la SBS? ¿Cómo hacemos para que los malos entendidos no vuelvan a pasar? “Es casi imposible”, argumenta Schydlowsky. “Hay que hacer más esfuerzos. Uno aprende de los errores pasados. Hubo problema con las comisiones, todo el mundo dijo “no lo han explicado bien”, ok, ¿la próxima cómo hacemos? Hemos incrementado la conciencia, la necesidad y habilidad de comunicar, la previsión de cosas. Seguimos siendo imperfectos, pero es una condición humana, cada vez se va mejorando”.

Calificar (No Ratings Yet)
SUCEDE EN:
Facultad de Ciencias Sociales

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO