17 de febrero del 2017

¿Fenómeno El Niño o calentamiento global?

Este verano, la temperatura alcanzó picos a los que los limeños no estamos acostumbrados. La Dra. María Elena López, directora de la Maestría en Física de la PUCP, nos explica los motivos.

El verano 2017 ha presentado situaciones extrañas: las altas temperaturas obligan, más que nunca, al uso de bloqueadores, asimismo, se han disparado las ventas de ventiladores. Los limeños, poco acostumbrados a este calor, nos preguntamos ¿se debe al Fenómeno El Niño o al calentamiento global?

La Dra. María Elena López, directora de la Maestría en Física de la PUCP, considera que es producto del calentamiento global. “Todos los días el planeta absorbe radiación, principalmente del sol y radiación cósmica, y el sistema propio del planeta evacúa, durante la noche, el calor residual que no necesita. La temperatura media del planeta debería ser de 14 °C en una época normal, pero ahora nos aproximamos a los 15 °C. La temperatura del mar también está unos grados más arriba de lo normal. A la mayoría le puede parecer que no es nada, pero en realidad es muchísimo. Esto significa que la Tierra está recibiendo más radiación de la que puede evacuar y que está guardando radiación que no necesita”, explica.

“El Fenómeno El Niño es un episodio en el que se juntan dos corrientes de distintas temperaturas y, aunque esto genera un cambio en el clima, en esta ocasión no se puede culpar a este fenómeno”, señala. Sobre el cambio climático, la profesora López dice: “Hay dos grandes teorías sobre el cambio climático: una que dice que se debe a la mala praxis del hombre; y otra que dice que no, que la Tierra, a lo largo de su evolución, ha sufrido épocas de calentamiento y de glaciaciones, y que ahora estamos saliendo de una época de glaciación y vamos a entrar a una de calentamiento. Me inclino por una teoría mixta, pues hay factores, como la contaminación de las fábricas o el alto uso de residuos, que contaminan el ambiente y los mares, pero también hay estudios que dicen que la Ttierra está recibiendo más radiación de la que debería recibir. ¿De dónde proviene? No sabemos, pues no es solar”.

Los factores externos, entonces, no son los mejores para reducir el impacto del calentamiento global. La mano del hombre, sin embargo, también hace lo suyo. Como ejemplo, María Elena López menciona el trabajo que se ha hecho en el norte con el proyecto especial Chavimochic. “Es cierto que el proyecto de irrigación favorece a la población, pero para eso se ha manipulado a la naturaleza, se han creado nuevos microclimas en la zona que originalmente es desértica. Proyectos similares hay en toda la costa norte y eso generará otros cambios en los climas locales”, explica.

La profesora López recuerda que la mejor manera de contribuir a que los efectos del calentamiento global no sean más graves es cuidar el medioambiente. “Siempre nos lo repiten, pero no está de más recordar la importancia de no generar más basura de la necesaria, de reciclar, de no contaminar el mar”, dice. Y, a la vez, recomienda tomar las medidas necesarias para proteger la piel: usar bloqueador y no exponerse mucho al sol.

Calificar (11 votes, average: 4,00 out of 5)
SUCEDE EN:
Maestría en Física

BLOGS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO