“El vínculo de la PUCP con el Vaticano está presente y está fuerte”

El doctor Marcial Rubio nos cuenta los detalles de su visita al Vaticano.

¿Cómo se produce esta invitación a Roma?

El entonces arzobispo, Gerhard Ludwig Müller, presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe (la antigua inquisición) fue creado cardenal y tuvo la gentileza de invitarme a la ceremonia como rector de la PUCP. A propósito de esto hemos tenido unas entrevistas con algunas personas destacadas de Vaticano: el mismo cardenal Müller; el cardenal Zenon Grocholewski, que es el presidente de la Congregación para la Educación Católica, que se encarga de las universidades católicas; y con el padre Adolfo Nicolás, general de los jesuitas, que es una persona muy cercana a nosotros porque la Compañía de Jesús trabaja en la Universidad.

¿Cómo han sido las conversaciones en estas reuniones?

Les he manifestado que somos una universidad católica, una comunidad predominantemente católica; que creemos en la libertad de conciencia y dentro de ella nos toca hacer una labor pastoral de difusión de conocimiento de la fe católica. Hemos conversado de que tenemos algunos problemas que queremos regularizar. Tenemos reuniones por lo menos una vez al año y hemos visto formas de solucionarlos. Si bien es difícil, creo que podemos encontrar formas de solución. En todo caso hay una buena voluntad para hacerlo en el Vaticano.

¿Cuál es la impresión que tienen los cardenales Müller y Grocholewski sobre la universidad?

Conocen la universidad porque tienen información y hubo una visita apostólica hace dos años. Ellos consideran que es una muy buena universidad, una comunidad católica que puede tener una buena relación con la Iglesia. Hay algunos problemas legales pero hoy día tenemos un papa que dice que no hay que burocratizar a la Iglesia, sino cumplir la finalidad propiamente católica que es la difusión del mensaje cristiano y ganar almas al cielo con respeto de la independencia de cada uno. En eso estamos y el Santo Padre y nosotros tenemos una relación muy cercana. Estamos tratando de construir una posición común.

¿Cuál es el ambiente que se vive en Vaticano con el nuevo Papa?

Hay una efervescencia del catolicismo. El Papa Francisco tiene un año de haber sido elegido y está cubriendo la Iglesia con un mensaje renovado y esperanzador. Eso se nota en la Plaza de San Pedro. Francisco se pasea en el papamóvil, todos lo quieren ver, tocar y es una sensación de un cristianismo renovado y que avanza.

El Papa ha mostrado una gran apertura a la Teología de la Liberación…

La Teología de la Liberación, que ha llevado adelante Gustavo Gutiérrez como uno de los grandes pioneros, es una teología plenamente católica. Ha habido sectores conservadores que han tratado de desmerecerla y ponerlo a él al margen de la Iglesia. Esto nunca ha sido así formalmente. Hay documentos de la Congregación para la Doctrina de la Fe (cuando el papa Benedicto XVI era todavía cardenal Ratzinger). Él dice que la Teología de la Liberación y el padre Gutiérrez son plenamente católicos. Eso ha sido discutido y contestado por gente que tiene una visión distinta de las cosas.

Y el padre Gutiérrez ha sido recibido en Vaticano…

He estado el martes pasado en el Vaticano, con el cardenal Óscar Rodríguez Maradiaga, que es el presidente del grupo de ocho cardenales que está reformando la Iglesia, con el cardenal Müller, que es el presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, y con el padre Gutiérrez. Ellos tres han hablado de un libro en común: Povera per i poveri. La missione della Chiesa (Pobre y para los pobres. La misión de la Iglesia) donde escriben Müller y Gutiérrez y el prólogo es del Papa Francisco. Esta es una manifestación de que Gustavo Gutiérrez estuvo y está dentro de la Iglesia Católica. Eso es un orgullo para nosotros. Cuando el padre Lombardi, que es el vocero de Vaticano presentó a los tres que hablaban (Rodríguez Maradiaga, Müller y Gutiérrez), dijo lo que los une es que los dos cardenales son doctores Honoris Causa de la PUCP y el padre Gutiérrez es profesor. Allí ellos han tenido un diálogo fructífero para la iglesia.

Algunos sectores hablan sobre una “universidad rebelde”, pero el hecho de que usted haya sido invitado por Vaticano en su calidad de rector de la PUCP significa que el vínculo está vigente.

El vínculo de la PUCP con el Vaticano está presente y está fuerte. Yo he sido recibido como rector de esta universidad y trabajo para acercar a la universidad a la jerarquía de la Iglesia y ellos trabajan para acercar a la jerarquía de la Iglesia a la Universidad. Puedo decir que la relación de la Universidad con el Vaticano es buena. Eso hará a la larga que esto se solucione.

 

En la foto: Padre Gabriel Ignacio Rodríguez, S.J.; doctor Marcial Rubio, rector de la PUCP; Adolfo Nicolás, S.J., padre general de los jesuitas; padre Gustavo Gutiérrez y padre Benjamín Crespo, S.J.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombres:

Correo:

Mensaje:

NOTA: Los comentarios pasan por un proceso de moderación que toma hasta 48 horas en días útiles. Son bienvenidos todos los comentarios siempre y cuando mantengan el respeto hacia los demás. No serán aprobados los comentarios difamatorios, con insultos o palabras altisonantes, con enlaces publicitarios o a páginas que no aporten al tema, así como los comentarios que hablen de otros temas.